Síguenos en redes

Políticos

Rigoberta Menchú

Publicado

en

Biografía de Rigoberta Menchú
Foto: Jen / CC BY-SA 2.0

Biografía de Rigoberta Menchú

Rigoberta Menchú (9 de enero de 1959) líder indígena y política del Frente Amplio de Guatemala. Nació en villa de Uspantán, Quiché, Guatemala. Su padre, Vicente Menchú Pérez y su madre Juana Tum Kótoja, fueron dos indígenas muy respetados en su comunidad. Su padre fue un campesino indígena que luchó por la defensa de las tierras y los derechos de su pueblo y su madre era una indígena partera tradicional. Rigoberta experimentó las injusticias, discriminación, la miseria, y la explotación que vivía su comunidad y en general la mayoría de las comunidades indígenas de su país.

A los cinco años envés de ir a una escuela, solo había una y quedaba lejos de su casa, tuvo que ayudar a sus padres trabajando en una finca de café, en condiciones tan pésimas que ocasionaron la muerte de hermanos y varios amigos suyos. En cierto momento la comunidad sufrió graves episodios de represión por parte de terratenientes y miembros del ejército de Guatemala que pretendían apaciguar los levantamientos y protestas indígenas. Menchú siendo una niña empezó a cuestionar todo lo que veía, sufría y alcanzaba a comprender. Lo anterior fue clave para su proyecto de vida futura.

Otro evento que marcó su vida fue cuando uno de sus hermanos, siendo un adolescente, fue secuestrado y obligado a trabajar para los terratenientes que empleaban escuadrones a sueldo para arrebatar las tierras a los indígenas. En suma, su padre, murió con un grupo de treinta y ocho campesinos que se encerraron en la embajada de España en un acto de protesta, la policía incendió la embajada con los indígenas que estaban en su interior. Pocos meses después, su madre fue secuestrada, torturada y asesinada por grupos paramilitares.

Así que, cuando llegó a la juventud empezó a ser parte activa de las luchas reivindicativas de los pueblos indígenas y campesinos lo que le valió persecución política y el exilio. En 1978, fundó junto a otros colegas el CUC (Comité de Unidad Campesina) y también la RUOG (Representación Unitaria de la Oposición Guatemalteca), la que dirigió hasta 1992. Cuando estalló la Guerra civil de Guatemala (1962 – 1996), fue un momento muy tenso para ella y su pueblo, porque con el paso del tiempo los hechos violentos y las muertes de su gente iban en aumento. Definitivamente las dictaduras cometieron las más grandes atrocidades intentando sofocar la rebelión.

Las aldeas fueron destruidas, miles de campesinos e indígenas fueron asesinados, principalmente. Al igual que sindicalistas y estudiantes, numerosos periodistas que se encontraban en favor de las comunidades, connotados intelectuales y políticos, religiosos y religiosas. La situación llevó a que muchos indígenas y simpatizantes se unieron a las guerrillas guatemaltecas, entre ellas dos hermanas de Rigoberta. Pero, ella prefirió tomar el camino de la paz, la diplomacia y el dialogo.  En tal sentido, inició una campaña de denuncia del régimen guatemalteco y de la sistemática violación de los derechos humanos que afectaban las comunidades indígenas.

Menchú adoptó la ideología de la «teología de la liberación», muy popular en ese momento; ella misma personificaba el sufrimiento de su pueblo con notable dignidad e inteligencia, también se preocupó por denunciar la situación de la mujer indígena en Hispanoamérica. Claramente, lo anterior hizo que fuera blanco de críticas y de amenazas por parte de la dictadura de su país. La lidera indígena se vio obligada a exiliarse en México, donde en 1983, gracias a la admiración que muchos le tenían, se publicó su autobiografía, titulada Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia.

En este libro se relata su historia personal y la de su comunidad indígena. El libro fue publicado por la antropóloga Elizabeth Burgos; aquí también se narran aspectos reveladores acerca de las costumbres y tradiciones practicadas por los quichés. Menchú dio varias reflexiones sobre el proceso de transculturación al que han estado sometidos los pueblos indígenas.

Lo que se destaca de esta mujer, es que a pesar de su condición de opresión y de ser una mujer indígena golpeada por los flagelos de la discriminación, la injusticia y la miseria, entre otros. Rigoberta Menchú logró que su voz fuera escuchada en el mundo y consiguió ser escuchada en las Naciones Unidas. En 1988 regresó a Guatemala, con protección internacional, para continuar denunciando las injusticias. Sin embargo, la detuvieron en el aeropuerto y la obligaron a abandonar el país. Regresó nuevamente en 1991 como invitada a un congreso que reunió diversas comunidades indígenas de América.

La labor de Rigoberta Menchú fue reconocida con el premio Nobel de la Paz en 1992, esta decisión tuvo el respaldo de Desmond Tutu, Adolfo Pérez Esquivel y otras personalidades. Ese momento importante para el mundo y para su vida, y su comunidad coincidieron con los actos oficiales del quinto centenario del descubrimiento de América. Menchú expresó que esta celebración no debe ser celebrada sino recordada como un suceso histórico de dimensiones trágicas para los indios americanos. Fue la segunda guatemalteca y la primera mujer guatemalteca en recibir el galardón de la academia sueca. Con la dotación económica del premio, Rigoberta Menchú abrió, primero en México y luego en Guatemala, la fundación que lleva su nombre.

Gracias a su trabajo pudo ser mediadora en el proceso de paz entre el Gobierno y la guerrilla iniciado en los años posteriores, que culminó en el año 1996 con la firma de los acuerdos de paz. Después de la desmovilización del Ejército y de la guerrilla, trabajó activamente en la reinserción de los exiliados de la guerra a sus lugares de origen. En 1998 realizó la publicación de su libro titulado La nieta de los mayas, libro que es una herramienta para comprender la idiosincrasia indígena guatemalteca; ese mismo año fue galardonada con el premio Príncipe de Asturias.

En 2003 trabajo con la industria farmacéutica mexicana como presidenta de la compañía Salud para Todos, con la motivación de proveer medicinas genéricas a bajos precios. Sin embargo, su participación en este proyecto terminó en 2008. Simultáneamente, apoyó la labor y de la fundación Comparte. Que se enfoca en la educación, de miles de niños, teniendo como base la Cultura de Paz y la defensa de los derechos de los niños.  También promovió el decreto número 19-2003 que promulgó la Ley de Idiomas Nacionales, se reconoce a los 23 idiomas vernáculos guatemaltecos como «idiomas nacionales» con lo cual se autorizó la utilización de los idiomas en los diversos espacios de la sociedad.

Biografía

Manuel de Guirior

Publicado

en

Biografía de Manuel de Guirior
Dominio Público

Biografía de Manuel de Guirior

José Manuel de Guírior Portal de Huarte, marqués de Guirior (21 de marzo de 1708  25 de noviembre de 1788) fue un militar y administrador colonial español, que ejerció como virrey de Nueva Granada (1772-76) y del Perú (1776-80). Nacido en una familia de origen noble, en su juventud  ingresó a la Orden de San Juan de Jerusalén, y en 1720 vistió el hábito de caballero. Comenzó carrera en la Armada como alférez de navío (1733), y tras distinguirse en varios combates alcanzó el grado de Jefe de escuadra (1769). Durante la década 1770 fue ascendido a administrador colonial, siendo primero virrey de Nueva Granada y luego del Perú.  Como virrey, apoyó la modernización y reforma de las colonias. Vuelto a España, en 1876 recibió el marquesado de Guirior.

Bio

Guirior nació en 1708 en Aoiz, España, en el seno de una familia noble. Sus padres fueron José Carlos de Guírior y María Josefa Portal de Huarte. Desde muy temprana edad recibió un buena educación; en su juventud ingresó a la Orden de San Juan de Jerusalén, donde en 1720 vistió el hábito de caballero.  En 1733 inició la carrera militar como  alférez de navío en la Armada. Pasado un tiempo a ascendió a teniente de fragata, teniente de navío, capitán de fragata y capitán de navío. Alcanzó  el  grado de Jefe de escuadra en 1769, luego de distinguirse en varias batallas, incluida la Guerra de los Siete Años (1756-1763) contra Inglaterra y la lucha contra los piratas berberiscos en el Mediterráneo.

Virrey de Nueva Granada

En el año 1772 fue nombrado virrey de Nueva Granada. Siendo un hombre de gran inteligencia, su mandato se distinguió por su labor en pro de la economía y la cultura colonial. Apoyó la expedición científica encargada del estudio de la flora del virreinato, compuesta por Hipólito Ruiz López, José Antonio Pavón y el científico francés Joseph Dombey, y emprendió una reforma en cuanto a la administración. Ordenó, por ejemplo, un censo de Bogotá e impulsó la economía mediante la extensión de cultivos lucrativos, como el de la caña de azúcar, el algodón y tabaco. También fomento la artesanía, congeló impuestos y redujo los derechos sobre la harina, para competir con los precios de la harina de importación.

En lo que respecta a la educación, Guirior solicitó la creación de una Universidad pública en Santafé de Bogotá. El proyecto no  fructifico pero si logró la apertura de nuevas cátedras en los colegios del  Rosario y San Bartolomé e inauguró la primera biblioteca real de la capital. Guirior también revitalizó el funcionamiento de varias misiones e incluyó criterios humanitarios para sometimiento de nativos, si bien tuvo que sofocar varias revueltas.

Virrey del Perú

Nombrado teniente general en 1774, al año siguiente se convirtió en virrey del Perú, cargo que comenzó a ejercer a partir en 1776. Entonces tuvo  de nuevo la oportunidad de apoyar la expedición de  José Antonio Pavón e Hipólito Ruiz, quienes proseguían sus estudios, esta vez en el Perú. Fruto de de esta expedición nació la gran obra “La flora peruana y chilena”.

Guirior resultó ser un trabajador incansable en sus esfuerzos para impulsar la economía colonial. Al igual que en la Nueva Granada, en Perú,  estimuló el desarrollo de la agricultura, el comercio y la artesanía a través de medidas liberalizadoras, como la disminución de los tramites aduaneros o el fomentó la explotación minera, especialmente en la zona de Huancavelica. Esto le permitió incrementar considerablemente la producción de mercurio, indispensable para la refinación de la plata obtenida en las minas peruanas. En Perú,  tuvo de sofocar también varias revueltas indígenas, como las de Arequipa y Cuzco dirigidas por Lorenzo Farfán y Bernardo Tambaeso, a quienes consiguió ejecutar. Hubo de reforzar las defensas costeras ante la amenaza permanente de Gran Bretaña, enfrentada  entonces con España.

También se esforzó para que la expulsión de las ordenes jesuitas no afectara la economía y/o la educación en la colonia. Llenó el vacío redistribuyendo las propiedades y las funciones vacantes entre diversos colectivos y misiones. Así, los franciscanos quedaron a cargo de la educación. Cabe destacar que durante su mandato el virreinato del Perú se dividió dando vida al virreinato de Río de la Plata.

Últimos años

Su oposición a la política económica emprendida por el visitador de las indias José Antonio Areche, resultó en su destitución en el año 1780. De regreso en España, en 1786 le fue otorgado el Marquesado de Guirior.

Guírior falleció en Madrid el 25 de noviembre de 1788.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Juan de Sámano

Publicado

en

Biografía de Juan de Sámano

Biografía de Juan de Sámano

Juan José Francisco de Sámano y Uribarri de Rebollar y Mazorra  (1753 –  1821) fue un político y militar español, último virrey efectivo del Virreinato de la Nueva Granada. Nacido en un familia con una larga tradición militar, fue profesor de matemáticas en la Academia Militar. En el año 1780 fue enviado a las Indias sirviendo, primero en Puerto Rico, luego en Cuba y por último en Cartagena de Indias, como teniente. A su regresó a Europa alcanzó el grado de capitán y en 1794 fue destinado nuevamente a Nueva Granada. Fue testigo de las revueltas por el grito de independencia (1810). Después de la intervención de Morillo, en 1817 se convirtió en virrey.

Bio

Sámano nació en Selaya, Santander,  hijo de Agustín de Sámano y Clara de Uribarri Mazorra. Pertenecía a una familia con larga tradición en la milicia. Para el año 1771, ya era cadete.  Como subteniente, enseñó Matemáticas durante cinco años en la Academia Militar de Barcelona. Estuvo de guarnición en varios lugares de España, destacándose  en algunas acciones de armas.

En 1780 le trasladaron a las Indias, sirviendo primero en Puerto Rico, luego en Cuba y, finalmente en Cartagena, ya teniente. Cinco años después, regresó a España(1785) y fue comandante al mando de las tropas en la guerra contra Francia. Durante uno de los combates resulto herido en ambos muslos.

A petición propia, en 1794 fue nuevamente destinado a Nueva Granada. Unos años después, se inició en la administración colonial al ser nombrado gobernador de Riohacha (1806).

Independencia y reconquista

En 1809 llegó Santafé ofreciéndose como voluntario al virrey Amar para luchar contra los rebeldes independentistas. Participó desde 1811 en la reconquista, siendo coronel jefe de un regimiento de Infantería. Para el año 1813 consiguió arrebatar Popayán a los rebeldes, proclamando allí mismo la Constitución de 1812. Luego de varias batallas contra el ejército republicano, consiguió derrotar a Antonio Nariño primero en Palacé y Calibío (1814) y luego en la Cuchilla del Tambo (1816).

Ascendido a mariscal, el general Morillo le entregó el mando de la capital como comandante general de la Nueva Granada. Como tal, el 23 de octubre de 1816, llegó a la capital  y estableció tres tribunales: el Consejo Permanente de Guerra (que dictaba sentencias de muerte), el Consejo de Purificación (que juzgaba a insurgentes no merecedores de la pena capital) y  la Junta de Secuestros.

Entre los rebeldes ejecutados se encontraban Camilo Torres, Joaquín Camacho,  Policarpa Salavarrieta, José María Carbonell, Liborio Mejía, Jorge Tadeo Lozano y otros precursores de la independencia colombiana.

Virrey

En agosto 1817, Sámano recibió el nombramiento de virrey, gobernador, capitán general y presidente de la audiencia del Virreinato de Nueva Granada.  Se convirtió pues el último virrey efectivo de la Nueva Granada. Al asumir fundó la Academia de Medicina en Santa Fe, sin embargo la audiencia envió quejas en contra suya a la Corte en Madrid.

Ante el triunfo de Simón Bolívar en 1819, huyó precipitadamente a Jamaica. Más tarde dimitió  y se quedó a vivir en Panamá.

Muerte

Sámano falleció en Panamá en 1821, abrumado por las enfermedades y esperando el permiso para regresar a España.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

José I Bonaparte

Publicado

en

Biografía de José I Bonaparte
José I Bonaparte , vía picryl.com

Biografía de José I Bonaparte

José I Bonaparte (7 de enero de 1768 – 28 de julio de 1844) político, diplomático y abogado francés que ejerció como rey de España entre 1808 y 1812. Hijo primogénito de Carlos María de Bonaparte, y por ende hermano del emperador Napoleón I,  estudió derecho y se dedicó al comercio. Durante las guerras napoleónicas, su hermano lo nombró Rey de Nápoles y luego, en 1808, rey de España, a donde se trasladó inmediatamente. Su reinado fue, sin embargo, de corta duración.  Después de la caída de Napoleón en 1815,  se hizo llamar Comte de Survilliers y emigró a los Estados Unidos.

Bio

Bonaparte nació en Corte (Córcega) en 1768. Hijo de Carlos María de Bonaparte y Letizia Ramolino; fue hermano mayor de Napoleón. En el año de su nacimiento, Córcega fue invadida por Francia. Su padre quien era originalmente seguidor del patriota Pasquale Paoli,  pronto se convirtió en partidario del gobierno francés.

José se educó como abogado. En ese cargo y como político y diplomático, sirvió en el Consejo de los Quinientos  (Cinq-Cents) y fue embajador de Francia en Roma. En septiembre de 1800, como Ministro Plenipotenciario, firmó un tratado de amistad y comercio entre Francia y los Estados Unidos,  junto con Charles Pierre Claret de Fleurieu y Pierre Louis Roederer. Para 1795, Bonaparte era parte del Consejo de los Quinientos. Cuatro más tarde,  utilizó este cargo para ayudar a Napoleón a derrocar al Directorio.

Como recompensa, a principios del siglo XIX, su hermano, el emperador Napoleón, le obsequio un  castillo. Luego del estallido de la guerra entre Francia y Austria en 1805,  Napoleón le ordenó trasladarse a Roma para despojar a Fernando IV de Nápoles de su trono. En un principio, Fernando había acordado un tratado de neutralidad con Napoleón respecto a la guerra, pero luego de unos días declaró su apoyo a Austria, lo que provoco el ataque del emperador.

Rey de Nápoles y Sicilia

Al terminar la invasión, en marzo de 1806, Napoleón nombró a José rey de Nápoles y Sicilia. La llegada de José a Nápoles fue calurosamente recibida con aplausos. Estaba ansioso por ser un monarca muy querido por sus súbditos, por lo que buscó ganarse el favor de las élites locales manteniendo en sus puestos a la gran mayoría de los que habían ocupado cargos bajo los Borbones. Más tarde se embarcó en un ambicioso programa de reforma y regeneración, con el fin de elevar a Nápoles: suprimió las órdenes monásticas, nacionalizó sus propiedades y confiscó sus fondos para estabilizar las finanzas reales y abolió los privilegios e impuestos feudales, compensando a la nobleza con una indemnización, en forma de certificado, que podía ser canjeada a cambio de tierras nacionalizadas de la Iglesia.

 

Rey de España

José gobernó Nápoles por dos años antes de ser reemplazado por el esposo de su hermana, Joachim Murat. En agosto de 1808,  su hermano le nombró rey de España. José se trasladó a regañadientes, dejando Nápoles, donde era popular, y llegó a España, donde era extremadamente impopular. A su llegada a España, fue  objeto de fuertes críticas por parte de sus oponentes, quienes intentaron dañar su reputación llamándolo Pepe Botella, por un supuesto consumo excesivo de alcohol. Esta acusación se hizo eco en la historiografía española posterior, a pesar de que José era abstemio. Su llegada provocó una masiva revuelta española  y  el estallido de la Guerra Peninsular.

Apenas y tuvo tiempo de instalarse, pues tuvo que marcharse presuroso después de la derrota francesa en Bailén. Tras la intervención del propio Napoleón y su grueso ejército, pudo establecer su gobierno en la capital del reino. Sus medidas liberales e ilustradas tuvieron poco éxito ante la fuerte resistencia española.

Últimos años

Después de la batalla de los Arapiles, y frente al avance del duque de Wellington, José abandonó Madrid con una gran cantidad de riquezas,  de acuerdo con sus detractores, y se instaló en Vitoria, donde se enfrentó a Wellington y fue derrotado. El 13 de marzo de 1814, Fernando VII volvía a  España como Rey mientras José regresaba a Francia.

Después de la caída de Napoleón en 1815, vivió en Estados Unidos y se hizo llamar Comte de Survilliers. Pasó sus últimos años en Florencia, donde falleció el 28 de julio de 1844.

Fue padre de dos hijas, Zenaida y Carlota, junto a su esposa Julia Clary.

Artículos recomendados

 

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad