Inicio » Biografía » Músicos » Piotr Ilich Chaikovski

Biografía de Piotr Ilich Chaikovski

Piotr Ilich Chaikovski (7 de mayo de 1840 – 6 de noviembre de 1893) Compositor ruso, autor de las obras más famosas de la música clásica (El lago de los cisnes, cascanueces, la bella durmiente…). Estudió música y Derecho y tuvo como maestros a Nikolái Zaremba y Anton Rubinstein. Tras trabajar por varios años en el ministerio de Justicia, se dedicó por completo a la música. Fue maestro de armonía en el Conservatorio de Moscú. Su excepcional obra musical es un reflejo de su personalidad. Sobresalen sus óperas Eugenio Oneguín (1878) y La dama de picas (1890) y sus sinfonías No. 6, No.4 y Manfredo.

Primeros años

Nació en Votkinsk, el 7 de mayo de 1840. Hijo de Fiódor Chaikovski y Alexandra Andreyevna d’Assier. Su padre era director de una fábrica minera y su madre una culta mujer amante de la música. En su casa solían organizarse grandes conciertos, por lo que desde pequeño se sintió inclinado hacia la música. Comenzó a tomar lecciones de piano con la maestra del pueblo, María Pálchikova a los cinco y ya a los ocho leía música al igual que ella.

En 1850 inició sus estudios en el Instituto Tecnológico de San Petersburgo, del cual su padre era director. Ali cursó Derecho mientras se formaba como músico en el conservatorio. Asistió de manera asidua a la ópera y al teatro y estuvo en contacto con las tendencias y los movimientos artísticos de la época. Un mes después de la muerte de su madre, en 1854, publicó su primera pieza, Un Vals.

Trayectoria y obra

Tras graduarse en la Escuela de Jurisprudencia en mayo de 1859, comenzó a ejercer en el Ministerio de Justicia. Al mismo tiempo tomaría clases de teoría musical con Nikolái Zaremba en la Sociedad Musical Rusa. Ingresó luego al Conservatorio de San Petersburgo, donde tuvo como maestro al pianista ruso Anton Rubinstein.

Una vez diplomado en 1865, dio clases de composición y armonía en el Conservatorio de Moscú. Allí conoció al dramaturgo Alexandr Nikoláievich Ostrovski, quien escribiría el guion de su primera ópera, El voivoda (1868). A este periodo pertenecen también las óperas Undina (1869), Oprichnik (1870) y Vakula el herrero (1870); los conciertos para piano en si bemol (1875); su famosa obertura Romeo y Julieta (1869); y sus sinfonías No.1 (Sueños de invierno), No.2 (Pequeña Rusia) y No. 3 (Polaca).

En 1876, mientras trabajaba como docente conoció Nadiezhda von Mekk, una viuda adinerada que se convertirá en su mecenas. Gracias al dinero que esta le daba anualmente, Chaikovski pudo dedicarse por completo a la composición. No obstante, 14 años después esta se vio obligada a suspender su apoyo, algo que Chaikovski nunca le perdono. Durante esos años en los que Von Mekk lo apoyo, Chaikovski escribiría las óperas Eugenio Oneguín (1878), La doncella de Orleans (1879), Mazepa (1884), Cherevichki (1887) y La hechicera (1887).

También pertenecen a este periodo El lago de los cisnes (1876) y La bella durmiente (1889), así como los conciertos para violín en re mayor y las composiciones para orquesta, Marcha eslava, Sinfonía No. 4, Obertura 1812, Serenata para cuerdas y Manfredo opus 58. Otras piezas destacadas son Hamlet (1885) y Sinfonía No.5 (1888).

Entre finales de los ochentas y comienzos de los noventas realizó una serie de giras por Europa y América, las cuales tuvieron mucho éxito. En sus últimos años compuso su famosa opera La dama de picas (1890), el ballet El cascanueces (1891) y su Sinfonía No. 6 opus 74, también conocida como Patetica (1893).

Chaikovski falleció el 6 de noviembre de 1893, en San Petersburgo, poco después del estreno de Patetica. La causa de su muerte se atribuyó a la cólera, sin embargo, muchos estudiosos afirman que el músico se suicidó, pues iba a ser enjuiciado por su tendencia sexual.

Vida personal

Chaikovski estuvo casado por un breve periodo- en 1877- con Antonina Miliukova, una estudiante de música que le confesó su amor a través de una carta. Según comento el propio Chaikovski, había repudiado la unión y huido del lecho nupcial poco después.

En ese entonces existían numerosos rumores sobre su orientación sexual, los cuales Chaikovski intento acallar con su boda. Chaikovski se sentía atraído por los hombres, incluso tuvo varios romances con alumnos y otros mozos. Aunque muchos estudiosos han dado a conocer las relaciones que tuvo y su preferencia sexual, esta una sigue siendo tema de discusión.