Escritores

Osvaldo Soriano

Biografía de Osvaldo Soriano
Créditos: Administración Nacional de la Seguridad Social Seguir / CC BY-SA 2.0

Biografía de Osvaldo Soriano

Osvaldo Soriano, nació en Mar del Plata, el 6 de enero de 1943. Fue un escritor y periodista, fue considerado uno de los autores argentinos más vendidos en su país entre las décadas de 1980 y 1990. Pero algunas de sus obras consiguieron expandirse hasta el mercado de otros países e incluso han sido tomadas para hacer adaptaciones en el cine.

Su infancia y adolescencia transcurrieron en su ciudad natal y en las provincias de San Luis Río Negro, Río Cuarto y Cipolletti, cuyos paisajes sería retratados en su obra literaria y sus columnas periodísticas. Osvaldo Soriano era hijo de Eugenia Goñi y José Vicente Soriano Pito, quien un catalán inspector de Obras Sanitarias (la empresa encargada del servicio de agua potable en la Argentina), profesión que conllevó a que pasara junto a su familia una infancia errante, deambulando por pueblos de provincia tras las nuevas oportunidades laborales de su padre. ​

En el tercer año de sus estudios secundarios, decidió dejar de lado sus estudios. De manera que durante su adolescencia e inicio de juventud, se dedicó a diversos trabajos: embalando manzanas y de sereno en una metalúrgica, entre otros. Sin embargo, su gran pasión siempre fue el fútbol, motivo por el que jugó de forma amateur en diversos equipos.

A los diecinueve años se radicó en Tandil, donde vivió hasta cumplir los veintiséis. Comenzó su carrera en los Medios de comunicación en el diario “El Eco de Tandil”, donde escribía en la sección de deportes y redactaba columnas sobre algunos personajes famosos de la época. Así, ya un poco forjado en la redacción, se empleó en la revista “Primera Plana” y en el diario “La Opinión”.

“Las fotos son instantes de la vida que después no encajan en ninguna parte”. Osvaldo Soriano

En 1973, publicó la novela “Triste, solitario y final”, la cual es considerada como su mejor obra, motivo por el que hoy en día continúa reeditándose con gran éxito y acogida. Un año más tarde, en 1974, escribió junto a Aída Bortnik el guion de la película: “Una mujer”, la cual fue filmada en 1975

Tras el golpe militar de 1976, decidió partir de su natal Argentina y no retornó a este país hasta la llegada del gobierno democrático de Raúl Alfonsín. En el tiempo que pasó exiliado, vivió en México, Bruselas y París hasta regresar en 1984. Durante su instancia en Bruselas, conoció a Catherine Brucher, una enfermera procedente de Estrasburgo con quien contrajo matrimonio en 1978 y juntos se mudaron a París.

Posteriormente, en 1979, fundó junto a Julio Cortázar y Carlos Gabetta, la publicación mensual “Sin censura”, la cual estaba dedicada al análisis de la situación de los países latinoamericanos que en esa época se encontraban bajo regímenes dictatoriales.

Comenzó también por la misma época a colaborar con el Diario Il Manifesto (Italia), con el que continuó hasta su muerte. También participó, entre varios periódicos más, en Le Monde (Francia) y El País (España).

En 1980, Osvaldo Soriano publicó “Cuarteles de invierno”, la cual había sido escrita entre los años 1977 y 1978 y que en Italia fue considerada la mejor novela extranjera de 1981. Tres años más tarde, su novela “No habrá más penas ni olvido” fue llevada a la gran pantalla por el director Héctor Olivera, quien ganó el Oso de Plata por dicha película. ​Un año más tarde, llegó también al mundo del cine una adaptación de “Cuarteles de invierno” que fue dirigida por Lautaro Murúa.

En 1984, una vez terminado su exilio, se publica “Artistas, locos y criminales”, una recopilación de sus artículos redactados para “La Opinión” en la década de 1970. Así, sus libros comenzaron a ser de los más vendidos en toda Argentina, pese a que ante la Academia de la época no gozaba de una opinión muy favorable.

Dicho éxito se mantuvo vigente con sus siguientes libros a tal punto que era tan grande la proporción de venta de su obra que, en el año 1995, la editorial Norma decidió pagar 500.000 dólares por ella.

Desde 1987, formó parte de la redacción original del Diario “Página/12”, donde se mantuvo hasta su muerte. ​Un año después, publicó “Rebeldes soñadores y fugitivos”, segunda colección de artículos que recopilaba distintas notas escritas para la prensa europea durante sus años de exilio.

En 1989, nació su único hijo: Manuel, y publicó el cuento infantil “El Negro de París”. Un año después, apareció su novela “Una sombra ya pronto serás”, que también fue llevada al cine por Olivera en 1994. Así, tras publicar la novela “El ojo de la patria” (1992), apareció “Cuentos de los años felices”, única colección de cuentos donde no se incluyen artículos periodísticos.

En 1993, Osvaldo Soriano publicó su última novela: “La hora sin sombra”.

Ya en 1996, afectado por un cáncer de pulmón, publicó una última selección de artículos, cuentos y semblanzas: Piratas, fantasmas y dinosaurios. Falleció el 29 de enero de 1997 en Buenos Aires.

Ir arriba