Nabucodonosor II

Biografía de Nabucodonosor II

Biografía de Nabucodonosor II

Nabucodonosor II (c. 630 – 562 a.C.) Rey de Babilonia. Durante su gobierno el Imperio neobabilónico alcanzó el esplendor. Fue conocido como el constructor y restaurador por la cantidad de proyectos fueron llevados a cabo en su reinado, entre estos la construcción de los jardines colgantes y el zigurat que ha sido identificado con la Torre de Babel (de la Biblia).

Vida

Hijo del general caldeo Nabopolasar, quien las tras la muerte del rey de Asiria, Asurbanipal fundo el imperio neobabilonico, Nabucodonosor iniciaría su carrera desde muy joven. En el 605 a.C, mientras su padre aún vivía, Nabucodonosor consiguió asegurar el dominio del imperio sobre los territorios egipcios ganando la batalla de Karkemish. Ese mismo año accedió al trono, sucediendo a su padre.

Gobierno

Tras llegar al poder, Nabucodonosor, se dedicó por completo a extender y consolidar el imperio. Emprendió una serie de campañas militares hacia el oeste y aseguro el reino contrayendo matrimonio con Amuhia, la hija del rey Medo. Gracias a esto evito una potencial amenaza a su poderío. Se concentro desde entonce en Siria, Judá y Egipto. Intento conquistar Egipto en el 601 y ocupó Jerusalén en el 587; deportando entonces a miles de judíos a Babilonia.

Durante el alzamiento del 586, Nabucodonosor, mandaría a destruir la ciudad y su templo. Deportando nuevamente a miles de judíos. Esta práctica pasaría a la historia con el de nombre de “cautiverio babilónico”.  Continuando con sus campañas hacia el oeste, en el 589, Nabucodonosor trataría de extender el territorio del imperio atacando Palestina y Judá. Posteriormente conseguirá su última victoria al anexionar los territorios del Tiro en el 573.

A partir de entonces se dedicaría al engrandecimiento del imperio. Construyo alrededor de la capital una gran muralla, la cual fue adornada con los famosos jardines colgantes. Reconstruyo varias edificaciones, reparó los puentes y canales y construyó el inmenso zigurat que ha sido identificado con la Torre de Babel de la Biblia. También amplio las vías de acceso a la capital y construyo unas puertas monumentales que la protegían de cualquier amenaza. Cultivo además las artes y otros conocimientos, llevando así al imperio a su máximo esplendor.

La muerte del rey en el año 562 a.C desencadeno una serie de luchas internas por el poder que terminaron con la llegada al trono Nabonides, el último rey de Babilonia,  en el 556 a.C. El imperio caería en el 539 a.C, ante Ciro el Grande, siendo entonces anexionado al imperio persa.

To Top

#FrenarLaCurva