Síguenos en redes

Historia

Moisés

Publicado

en

Biografía de Moisés
Foto: Jörg Bittner Unna / CC BY 3.0

Biografía de Moisés

Moisés es una figura fundamental dentro de las creencias del Cristianismo, el Judaísmo, el Islam y otras religiones. En sus Libros Sagrados, el hebreo se constituye como un personaje polifacético: libertador, profeta y líder espiritual. La historia de Moisés se encuentra, sólo con pequeñas diferencias, en el Antiguo Testamento bíblico, en la Torá y en el Corán. A él se le debe la liberación del pueblo hebreo, o israelita, y el posterior éxodo del mismo en busca de la Tierra prometida. Amram y Jocabed fueron sus padres; Miriam y Aarón, sus hermanos. El nombre del profeta, en las lenguas egipcias y hebreas, significa: «entregado por las aguas» o «salvado por las aguas». Después de Jesucristo, Moisés es el ser humano que más cerca ha estado de la presencia de Dios. Se cree que vivió entre el Siglo XIV a. C. y el siglo XII a. C. No obstante, es imposible comprobar su existencia, no hay evidencia histórica de él. Todo se resume a una cuestión de fe. En el Antiguo Testamento, la vida de Moisés se cuenta en los últimos cuatro libros del llamado Pentateuco, es decir, en Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio; la Biblia lo refiere en infinidad de ocasiones.

En Egipto, el faraón, tras ver el crecimiento de sus esclavos hebreos, ordenó matar a los hijos varones de ellos. Hay quienes afirman que ese faraón fue Ramsés II, pero en los libros no hay referencias explícitas. La madre de Moisés, para evitar su muerte, lo puso en una canasta previamente arreglada y lo dejó correr por el río Nilo. La hija del faraón encontró al bebé y ordenó que una nodriza hebrea lo cuidara, ella era su misma madre, quien «ya grande, se lo entregó a la hija del faraón, la cual lo adoptó como hijo suyo y lo llamó Moisés, pues dijo: “yo lo saqué del agua”» (Éxodo, 2:10). Su infancia es relativamente desconocida. Cuando era un mayor, Moisés mató a un egipcio que lastimaba a un hebreo. Tuvo que irse a una región llamada Madián, donde se casó con Séfora y tuvo un hijo llamado Gerson. Allí fue pastor. Un día, en el monte Horeb, vio una zarza en llamas que no se consumía, una representación de Dios, que: «añadió: “yo soy el Dios de tus antepasados. Soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob». (Éxodo, 3:6). La voz le ordenó que fuera a Egipto, por su pueblo, para llevarlo a una tierra hermosa y buena, la Tierra prometida.

Moisés regresó a Egipto y convenció a los israelitas de lo sucedido. Tras una serie de encuentros, en donde Moisés hacía milagros bajo a gracia de Dios para convencer al faraón, aquel se niega a liberar al pueblo hebreo; según el Éxodo (7:7), el profeta tenía 80 años cuando intentó hablar con el faraón. Entonces Dios envió las 10 plagas contra Egipto. Por fin, el faraón les permitió irse; según el Éxodo (12: 40), el pueblo permaneció 430 años en Egipto. Caminaron hasta el Mar Rojo. El faraón decidió volver a esclavizarlos. Y salió a perseguirlos. «Entonces el señor le dijo a Moisés: “¿Por qué me pides ayuda? ¡Ordena a los israelitas que sigan adelante! Y tú, levanta tu bastón, extiende tu brazo y parte el mar en dos, para que los israelitas lo crucen en seco”» (Éxodo, 14:15-16). Cuando iban a cruzar los egipcios, Dios cerró el mar, ahogándolos. Los hebreos siguieron su peregrinaje. Pero por momentos perdían la fe.

En la travesía, Moisés solucionaba los pleitos de los israelitas con la ayuda de Dios. Era evidente la necesidad de ciertas leyes. Tras tres meses de haber salido de Egipto, llegaron al Sinaí y Dios le habló a su pueblo: les entregó los 10 mandamientos y otras leyes o normas de comportamiento. Los mandamientos fueron escritos por el mismo Dios, en dos tablas de piedra; durante seis días Moisés los esperó en la cima del Sinaí. Luego fue cubierto por una nube y esperó otros cuarenta días y cuarenta noches. Dios le ordenó cómo construir el Arca de la Alianza, donde se pondrán los mandamientos. También entregó las instrucciones para la construcción de un santuario, las vestimentas de los sacerdotes, las ofrendas diarias y el altar del mismo. El santuario sería llamado la «Tienda de encuentro». Pero, en ausencia de Moisés, Aarón y los hebreos crearon un becerro de oro y comenzaron a adorarlo. Moisés, en su enojo, dejó caer las dos tablas. La «ira de Dios» se desató: fueron asesinados quienes adoraron al becerro. Moisés le pidió perdón. El pueblo hebreo continuó el camino hacia la Tierra prometida. Antes de partir, se volvieron a escribir los mandamientos y se construyó el santuario móvil. Una nube, durante el día, y un fuego, durante la noche, representaban la compañía de Dios sobre su pueblo; ellos se posaban sobre el santuario.

Una vez salieron del Sinaí, los hebreos comenzaron a criticar a Moisés. Por orden de Dios, el profeta envió exploradores a la Tierra prometida. Ellos vieron la belleza del lugar y la fuerza de los pueblos que allá viven. Por esto último, el pueblo dudó de poder conseguir las tierras, incluso pensaron que no eran tan buenas; el pueblo tuvo miedo, renegó y perdió la fe, hasta se habló de regresar a Egipto. Josué y Caleb dijeron que la tierra era excelente y podrían conquistarla, fueron los únicos con fe. Entonces Dios condenó al pueblo hebreo a pasar cuarenta años sin entrar a la Tierra prometida: «Ustedes estuvieron cuarenta días explorando el país; pues también estarán cuarenta años pagando su castigo: un año por cada día. Así sabrán lo que es ponerse en contra de mí» (Números, 14:34). En una ocasión, Dios le dijo a Moisés que le ordenara a una roca darles agua. Moisés se adjudicó la consecución del líquido. El Señor, molesto, lo castigó severamente, prohibiéndole la entrada a la Tierra prometida. Durante esos cuarenta años hubo guerras y confrontaciones con otros pueblos.

La fecha se cumplió y Dios nombró a Josué, hijo de Num, como el sucesor de Moisés; el pueblo cruzó el río Jordán con él al mando. Moisés subió al Monte de Nebo y se le permitió ver la Tierra prometida: «Este es el país que yo juré a Abraham, Isaac y Jacob que daría a sus descendientes. He querido que lo veas con tus propios ojos, aunque no vas a entrar en él» (Deuteronomio, 34:4). El profeta murió a los ciento veinte años de edad. En el Libro Sagrado se afirma que: «Sin embargo, nunca más hubo en Israel otro profeta como Moisés, con quien el señor hablara cara a cara» (Deuteronomio 34:10).

 

Artículos recomendados

Ciencias

Aristóteles

Publicado

en

Biografía de Aristóteles
Dominio público

Biografía de Aristóteles

(384 a.C.  –  322 a.C) Aristóteles fue un filósofo y científico griego nacido en la colonia de Estagira (actualmente Stavros), Macedonia 384 a.C. Fue un polímata: filósofo, lógico, biólogo y científico de la Antigua Grecia. Uno de los discípulos más brillantes de Platón. Sus ideas ejercieron mucha influencia sobre la historia intelectual de occidente por más de dos milenios, tiempo durante el cual se ha considerado como el pensador más decisivo de la historia, ejemplo del hombre sabio, fundador de la lógica y quién sentó las bases del método científico.

Hijo de Nicómaco, médico del rey Amintas III de Macedonia. En el año 375 a.C. su padre murió y su tutor Proxeno de Atarneo lo envió a la ciudad de Atenas con el fin de estudiar en la Academia de Platón, donde permaneció casi 20 años. Cuando Platón muere en el año 347 a.C. Aristóteles viajó a Atarneo, invitado por su amigo y protector Hermidas quien era gobernador de esa ciudad, allí permaneció casi tres años, se casó con Pythias de este hogar nació una niña y la llamaron igual que su madre. Después de forma ilegal se unió con Hepylis de esta unión nació Nicómaco, pero siempre en él permaneció el recuerdo de su primera esposa.

“Hasta ahora había considerado a Linneo y Cuvier como dioses, pero sólo son niños comparados con Aristóteles” Charles Darwin.

Tras la muerte de su amigo asesinado, viajó a la ciudad de Mitilene (Grecia) en la isla de Lesbos, continuó con sus investigaciones junto con Teofrasto nativo de Lesbos, enfocándose a la biología marina y zoología.

En el año 343 a.C. el Rey Filipo II de Macedonia llamó a Aristóteles para que fuera tutor de su hijo Alejandro Magno. Él viajó entonces al Imperio Macedonio y permaneció allí dos años, ejerciendo como maestro de Alejandro Magno.

En el año 335 a.C. viajó a Atenas donde fundó su propia escuela llamada “El Liceo”, muchas de las clases eran públicas y gratuitas. A lo largo de su vida reunió una grandiosa biblioteca al igual que seguidores e investigadores conocidos, la mayoría de los trabajos que se conservan de él, son de esta época.

Su vida se desarrolló en muchos campos de la filosofía entre otras y fue considerado una de las mentes más brillantes de la historia de la humanidad clásica.

Aristóteles discípulo de Platón en la academia de Atenas, construyó un sistema filosófico propio sometiendo a crítica la teoría de las ideas de su maestro. Razón por la cual hace cuatro críticas fundamentales a la teoría de las formas de Platón:

  • Critica a los dos mundos: Para Aristóteles es uno solo; admitir dos mundos complica la explicación innecesariamente, reduplicando las realidades.
  • Platón no da una explicación racional al hablar de dos mundos, se limita a Mitos y Metáforas cuando debería aclarar conceptualmente sus propuestas.
  • No existe una relación clara de casualidad del mundo ideal respecto del mundo sensible. No explica con las idas su causa de las cosas sensibles y mutables. No argumenta que de una idea se derive un objeto.
  • Argumento del tercer hombre: Según Platón, la semejanza entre dos cosas se explica porque ambas participan en la misma idea. Según Aristóteles, se precisa un tercero para explicar la semejanza entre dos cosas, un cuarto para explicar las tres y así sucesivamente. Es una regresión al infinito, por lo tanto, no se explica nada.

 

¿Cuál es el pensamiento de Aristóteles?

Aristóteles fue un pensador con espíritu, su pensamiento buscó fundamentar el conocimiento humano en la experiencia. Una de sus primeras preocupaciones fue encontrar la explicación racional para el mundo que lo rodeaba.

Aristóteles entiende el cambio y el movimiento como: El paso de lo que está en potencia a estar en acto, por la acción de las causas.

Escribió más o menos 200 tratados sobre una enorme variedad de temas de los cuales solo han llegado 31, entre ellos: ética, filosofía política, física, retorica, astronomía, metafísica, biología y lógica. Es reconocido como el Padre Fundador de la Lógica y la Biología. Aristóteles transformó muchas áreas del conocimiento que abarcó.

En el año 323 a.C. después de la muerte de Alejandro, Aristóteles viajó a Calcis (Capital de la isla de Eubea en Grecia) donde murió al año siguiente (322 a. C.), a la edad de 62 años de muerte natural, causada por una úlcera estomacal.

Entre las principales obras están:

  • Lógica: Organon, De las Categorías, De la Interpretación, Primeros Analíticos (dos   libros), Segundos Analíticos (dos libros), Tópicos (ocho libros), Refutación de los Sofismas.
  • Retórica:   Poética (tres libros), Metafísica (catorce libros).
  • Física y Biología: Física (ocho libros), Del Cielo (cuatro libros), De la generación y la Corrupción (dos libros), Historia de los animales (diez libros) y De las Partes de los animales (cuatro libros).
  • Ética: Ética a Eudemo (cuatro libros) y Ética a Nicómaco (dos libros).
  • Política: Política (ocho libros) y Constitución de Atenas.

Uno de los aspectos más importantes relacionado con Aristóteles ha sido lo relativo a la autenticidad y cronología de sus obras.

 

Dos preguntas clave: ¿Por qué? Y ¿Para qué?

Aristóteles partía de una teoría, él afirmaba que para poder explicar cualquier fenómeno natural debía responder cuatro cuestiones que afectaban tanto a sus causas como a sus conclusiones. Se encargó de explicar su teoría al compararlo con un proceso de escultura, de acuerdo a este ejemplo la primera de estas causas (porqué) sería de causa material (a), es decir, la materia de la cual estaba hecha la escultura, en su ejemplo: mármol.

La segunda de las causas corresponde a la causa formal (b), es decir, el modelo de la estatua, en su ejemplo: la figura femenina.

La tercera razón era la denominada causa eficiente (c), es decir, la que suministra los medios para que se produzcan los cambios necesarios de manera que la materia se convierta en el modelo; en su ejemplo: el escultor.

Por último, la causa final (d), es decir, el propósito para el cual se había creado.

 

Aristóteles y su amor por los animales

Aristóteles dibujo y clasificó más de 400 especies, a él se le debe el término “animales”, y sentó las bases de la zoogeografía y la ecología con sus obras: De las partes de los animales y De la generación de animales.

Recibía con gran simpatía las especies de flora y fauna que le hacía llegar su alumno Alejandro Magno.

“El hombre está siempre dispuesto a negar todo aquello que no comprende” Aristóteles

 

Infografía de Aristóteles

Descargar infografía de Aristóteles

 

Artículos recomendados

 

Referencias

  • Casa Editorial El Tiempo., (2005). Aristóteles: El pensador lógico que clasificó los saberes. Libro de biografías CEET. Bogota DC. Colombia.
  • Lledó, E., (1979). Arsitóteles. Universitas: Gran enciclopedia del saber (Tomo V: El Pensamiento). Salvat Editores. Barcelona, España.
  • Enciclopedia Online (diciembre 5, 2018). Teoría del arte. Recuperado de: https://enciclopediaonline.com/es/teoria-del-arte/
Continúa leyendo

Historia

Historia del telégrafo

Publicado

en

Historia del telégrafo

Historia del telégrafo

El telégrafo, dispositivo que utiliza señalas eléctricas para la transmisión de mensajes, fue el primer medio de comunicación de gran rapidez a larga distancia. Uno de los inventos más revolucionarios del siglo XIX,  fue inventado por Samuel F.B. Morse, el creador del código Morse en 1837. El mismo Morse se encargó de instalar las primeras líneas telegráficas en los Estados Unidos. Antes de la creación del telégrafo eléctrico, de Morse, existieron otros tipos de telégrafos como el telégrafo óptico de Claude Chappe o el telégrafo electrostático de Samuel Soemmering. Estos telégrafos y los aportes otros científicos, como Antoine Nollet y Alessandro Volta, fueron la base para el desarrollo de la telegrafía en el siglo XIX. Con el tiempo, este invento, sería reemplazado por el teléfono.

Antecedentes y primeros modelos

Aunque se suele dar su autoría a un solo hombre, Samuel F. B Morse, la invención del telégrafo fue realmente el resultado de una cadena de aportes realizados por varios científicos e investigadores. El primero, y quizás menos conocido, fue el aporte del científico y religioso francés Antoine Nollet, que en el año de 1746 llevó a cabo un experimento con 200 monjes conectados entre sí con alambres de hierro. Cuando estuvo todo dispuesto, el científico descargó una batería de botella de leyden y al ver reacciones de los monjes,  pudo comprobar la rapidez con la que se propaga la electricidad.

Más adelante, en el año de 1800,  Alessandro Volta inventaba la pila voltaica, dispositivo que reemplazó la botella de Leyden y se convirtió en la nueva fuente de energía artificial. Unos años antes, en 1794,  Claude Chappe había inventado el telégrafo óptico. Sin embargo, este era un dispositivo poco practico, utilizaba un alfabeto basado en la teoría de los semáforos y dependía totalmente de la linea de visión. Por lo que fue remplazado rápidamente.

En 1809 apareció en Baviera telégrafo electrostático, inventado por Samuel Soemmering. Este tenia 35 cables con electrodos conectados al agua y el mensaje viajaba largas distancias gracias al gas producido por electrólisisLa historia de las comunicaciones cambio cuando el científico británico William Sturgeon  presentó el electroimán en 1825. Tres años después, Harrison Dyar creaba el primer telégrafo de origen estadounidense.

Le siguieron los telégrafos de Pavel Schilling, basados en el modelo de Soemmering, y  el de Gauss y Weber, quienes en 1833 instalaron una línea telegráfica entre la universidad y el Observatorio de Góttingen. El primer telégrafo eléctrico conocido fue inventado en 1836  por el científico estadounidense David Alter. Y aunque este probó su funcionalidad, el científico decidió no seguir con su desarrollo. Un año después aparecían los telégrafos de Cooke y Wheatstone y de Morse.

El telégrafo eléctrico de Morse.

Mientras impartía clases en la Universidad de Nueva York en 1837, Samuel Morse, quien era pintor y fotógrafo, consiguió crear el primer telégrafo. Además, creó el alfabeto usado para las trasmisiones  también conocido como Código Morse. El sistema era simple, usando el electroimán de Sturgeon, el telégrafo de morse  producía códigos en una tira de papel. El mensaje viajaba grandes distancias, para luego ser interpretado por una persona versada en el código.

El 6 de enero de  1838 se hizo la primera demostración pública, pero no fue hasta cinco años después de que el gobierno de los Estados Unidos, le otorgó 30,000 dólares para construir la primera línea telegráfica experimental de Washington a Baltimore.  La trasmisión del primer mensaje se hizo el 1 de mayo de 1844 y el mensaje era “Lo que Dios ha creado”.

El telégrafo sigue evolucionando

El telégrafo no dejó de evolucionar con el paso de los años, pues desde su primera trasmisión y con el apoyo de varios fondos privados, Morse y sus asociados consiguieron extender la linea telegráfica. Llegó hasta a Filadelfia y Nueva York. Al mismo tiempo otras empresas telegráficas comenzaron a surgir en el Este, Sur y Medio Oeste, con lo que la comunicación telegráfica se extendió a todo el país.  En 1851 comenzaron a funcionar los despachos por telégrafo, mientras que en 1861 aparecía la linea transcontinental de Western Union. Con el tiempo, surgieron los operadores Morse, quienes escuchaban el código en vez de leerlo en el papel; en 1900 fue inventado el sistema telegráfico Creed,  con el que el código era convertido a  texto

Los avances siguieron con la creación de la multiplexación, sistema que permitía trasmitir ocho mensajes simultáneamente por un mismo cable. Más tarde fue introducido el varipolex, permitiendo la trasmisión de 72 mensajes simultáneos en un solo cable. Asimismo, apareció el  teleprinter (1925) y  los dispositivos de facsímil automáticos.

Hasta el año de 1877, toda la comunicación rápida y a distancia dependdel telégrafo. Ese año, fue desarrollada tecnología la rival que a la larga lo reemplazo: el teléfono.

Continúa leyendo

Historia

Pfizer

Publicado

en

Historia de Pfizer

Historia de Pfizer

Pfizer, Inc (anteriormente Charles Pfizer and Company) es una empresa farmacéutica de origen estadounidense fundada por los primos Charles Pfizer y Charles Erhart en 1849. En sus inicios la compañía fabricaba ácido cítrico y vitaminas y en 1945, se convirtió en el primer productor de la penicilina. Su primer medicamento, la terramicina, vio la luz en 1950, seguido de una amplia expansión. La compañía llegó  a países como España, Colombia y Perú, alcanzando el éxito entre los años 80 y 90, gracias a la comercialización del Besitrán, Norvas, Zitromax y el Viagra. Para el año 2000, Pfizer se convirtió en una de las farmacéuticas más exitosas y conocidas a nivel mundial, luego de la incorporación de Warner Lambert.  Pfizer sería la primera de varias compañías en desarrollar una vacuna efectiva para el tratamiento del Covid-19.

Inicios

La historia de Pfizer se remonta hasta mediados del siglo XIX, cuando los primos de origen alemán Charles Pfizer, un químico, y Charles Erhart, pastelero, deciden fundar su propia compañía en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Su primera apuesta fue un medicamento antiparasitario con olor almendras. Durante la Guerra Civil estadounidense, la empresa supo aprovechar la demanda de analgésicos y desinfectantes, convirtiéndose en pionera en la producción de acido tartico y duplicando sus ingresos en la década de 1860.

Para 1880 la compañía comienza la fabricación del ácido cítrico, principalmente utilizado en refrescos, y años después desarrolla una nueva y exitosa fórmula. Esto tras la escasez del citrato de calcio provocado por la Primera Guerra Mundial.

En 1936 incursiona en la producción y comercialización de vitaminas.

La compañía supo aprovechar otro momento histórico, cuando se dedicó a la fabricación masiva de la penicilina durante de la Segunda Guerra Mundial. Su primer medicamento, el antibiótico terramicina vio la luz en 1950, facilitando la expansión de la compañía. Para 1952 nace Pfizer España, seguido de Pfizer Colombia, Perú… entre otros países. La compañía creó sedes tanto en Latinoamérica, como en Europa, al tiempo que incursionaba en el rubro de los medicamentos para animales.

Estabilidad, éxitos y vanguardia

Durante las décadas de 1980 y 1990, la compañía experimentó un crecimiento sostenido gracias al descubrimiento y la comercialización de varias drogas. Comenzando con el antinflamatorio Feldene. Feldene se convirtió en el antiinflamatorio de prescripción más vendido en el mundo en 1982. Más tarde vinieron los exitosos Besitrán, Norvas y Zitromax, seguido del anticolesterol Lipitor y el Viagra. Este último, lanzado en 1998, para tratar la disfunción eréctil, es posiblemente el medicamento más conocido de la farmacéutica, junto al antidepresivo Xanax.

El grupo también ofrece medicamentos para tratar el cáncer, así como las enfermedades cardiovasculares y neurológicas. Algunos de sus mayores éxitos son los tratamientos Xtandi e Ibrance para el cáncer, el anticoagulante Eliquis, la vacuna Prevnar 13 y los productos para la artritis reumatoide Enbrel y Xeljanz.

A comienzos del siglo XXI, Pfizer se convirtió en la farmacéutica con mas valor y de más rápido crecimiento a nivel mundial gracias a la incorporación de Warner Lambert y Pharmacia. Con Warner Lambert llegaron a la compañía los medicamentos Cardyl, Zarator y Viracept. Mientras que con Pharmacia, la farmacéutica se abrió espacio en el área de la endocrinología y oftalmología desarrollando nuevos medicamentos. En 2009 se unió a Pfizer la farmacéutica Wyeth.

Actualmente la compañía emplea a más de 80.000 personas en todo el mundo y vende sus productos en más de 120 países. Pfizer salió a Bolsa en 1942, tiene un valor actual de más de 210 mil millones de dólares y es uno de los líderes en farmacia a nivel mundial.

En 2019 anunció su fusión con el grupo farmacéutico Mylan.

Pfizer y la vacuna contra covid-19

En marzo de 2020, mientras la pandemia del covid-19 se propagaba por todo el mundo, la farmacéutica se asoció con BioNTech para desarrollar una vacuna. Rápidamente, en abril, comenzaron las primeras pruebas, que dieron como resultado a la primera vacuna frente a la pandemia. En julio iniciaron los ensayos clínicos con el Tozinamerán, administrada en dos dosis a más de 40 mil participantes y una vez probada su efectividad comenzó el tratamiento en diferentes países.  Los primeros países en aprobar el uso de la vacuna fueron Estados Unidos y Reino Unido. A la fecha la vacuna, sigue siendo pionera en el tratamiento contra el covid, junto a la vacuna de Oxford, AstraZeneca.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad