Historia

Miguel Rodríguez Orejuela

Biografía de Miguel Rodríguez Orejuela
http://www.dea.gov/pubs/history/1990-1994.html [Public domain], via Wikimedia Commons

Biografía de Miguel Rodríguez Orejuela

Miguel Ángel Rodríguez Orejuela (15 de agosto de 1943) narcotraficante apodado El Señor y cofundador del Cartel de Cali. Nació en Mariquita, Tolima. Se crió en el seno de una familia de ingresos modestos, su padre era pintor autodidacta y su madre se dedicaba al cuidado del hogar. Decidieron trasladarse a la ciudad de Cali, cuando Gilberto era un niño, para encontrar más oportunidades laborales.  Mientras estudiaba el bachillerato, su padre se ausenta del hogar. Su hermano Gilberto tuvo que dejar de estudiar para ayudar en los gastos familiares. Siempre tuvo una relación muy estrecha con Miguel.

Miguel comenzó a apreciar la vida delincuencial junto a su hermano Gilberto, estaban cansados de tener una vida económica limitada. Por ello, comenzaron a realizar pequeños actos delictivos en la ciudad de Cali. Posteriormente, los hermanos Rodríguez conformaron una peligrosa banda delincuencial que después sería conocida en la década de los 70 como Los Chemas, a esta banda se unió José Santacruz. Está banda paso del asalto de camiones de carga al secuestro y la extorsión. Fueron acusados del secuestro de dos extranjeros, luego de ese momento se desplegó una lista interminable de delitos. A finales de la década de los 70 había realizado varias inversiones económicas en el equipo de fútbol América de Cali, siendo responsable de la consecución de varios títulos, definitivamente Miguel era casi el dueño del club americano.

Los Chemas se disolvieron para dar paso a una organización mucho más poderosa y visionaria: el Cartel de Cali; organización ilegal que poco a poco adquirió mayor fuerza en el Valle del Cauca; su organización controlaba una cadena de boticas en todo el país, llamada Drogas La Rebaja, además de una red de emisoras de radio, El Grupo Radial Colombiano, un laboratorio farmacéutico y un banco en Panamá y otro en Colombia. En 10 años, El Cartel era la organización ilegal con mayor incidencia en el tráfico de cocaína hacia EE.UU., importaban la pasta de coca desde Perú y Bolivia, siendo los responsables del 80% de la droga que arribo a tierras norteamericanas.

Cuando su hermano Gilberto estuvo detenido en España en 1984 por la creación de una red para la distribución de cocaína en Europa, le fue incautada una gran suma de dinero en efectivo, además de varios bienes a su nombre. La justicia norteamericana solicitó al gobierno español la extradición de Rodríguez y Ochoa. Pero, las autoridades de Colombia, también solicitaron que los detenidos fueran remitidos al país. Gracias a Miguel quien se movió en las altas esferas políticas de la sociedad logró traer de regreso a su hermano. Claramente Miguel tuvo que realizar varios sobornos y amenazas.

Entre tanto, el cartel de Cali quedó bajo su mandato, y fue considerado como el mayor traficante de cocaína hacia EE.UU., y responsable del 80% de la droga que llegaba a ese país. Por estos tiempos la guerra entre el cartel de la ciudad de Cali y Medellín era notable, el anhelo de adquirir el control de las rutas y el mercado de las drogas, llevaron a un enfrentamiento de carácter genocida. Al contrario de Pablo Escobar, Miguel Rodríguez Orejuela y sus socios optaron por el soborno y la infiltración, y muy pocas veces al asesinato. Es sabido que Miguel Rodríguez, participó activamente en la guerra contra Escobar.

Tras la muerte del narcotraficante Pablo Escobar, Rodríguez Orejuela se propuso controlar el mercado mundial de la cocaína, para lo cual organizó una eficiente red operativa con bastantes influencias y nexos con los funcionarios de las altas esferas políticas de Colombia. En 1993, el gobierno del presidente Ernesto Samper, al cual se le acusó de haber recibido donaciones del Cartel de Cali, escándalo conocido como el proceso 8.000, pone sus ojos en la búsqueda de los hermanos Rodríguez y del Cartel de Cali en general. Las autoridades comenzaron a realizar un detallado y minucioso seguimiento primero a Gilberto; por medio, de sus familiares y posibles amantes, pero esto no dio resultado.

Entonces el presidente Samper decide reforzar el Bloque de Búsqueda con miembros de la Policía y comandos élite con el fin de desarticular los carteles de la droga, que ya estaba funcionando de manera tímida. Posteriormente, el Bloque de Búsqueda y el Comando Especial Conjunto CEC da con el paradero del contador y de Gilberto Rodríguez, llegaron a su casa que contenía objetos carísimos. Los investigadores requisaron el inmueble, donde encontraron dólares, dos millones de pesos en efectivo, un radio de comunicación y algunos documentos claves para su captura. Entonces, fue sentenciado el 9 de junio de 1995 a quince años de prisión, al final terminó pagando siete años por confesión y buena conducta.

Rodríguez Orejuela fue arrestado meses después el 6 de agosto de 1995 en el apartamento de una ex esposa en Cali, donde se encontraba escondido. Su arresto fue producto de la acusación de Jorge Salcedo, su jefe de seguridad, fue condenado en 1998 a más de 15 años de prisión que se redujeron por buena conducta. Se dice que el narcotraficante tuvo nexos con el expresidente argentino Mauricio Macri. Pero luego se dijo que la reunión entre Macri y El Señor fue para fijar la compra del arquero colombiano Oscar Córdoba, que jugaba en el América de Cali. Finalmente se pagó 1 millón de dólares por el pase.

De su vida privada se sabe que estuvo casado con Gladys Abadía. De esa unión, tuvo tres hijos. Sus hijos fueron dueños de Inversiones Ara, que financiaba millonarias cuentas a personajes que se hospedaban en un hotel de Cali. En 1978 estuvo casado con Fabiola Moreno Galindo, con quien también tuvo tres hijos. Años después tuvo una relación amorosa con la señorita Colombia Martha Lucia Echeverry.

A los 61 años, fue solicitado por la justicia de EEUU. Anteriormente estaba cumpliendo su pena en la cárcel de máxima seguridad de Palmira, Cómbita y La Modelo en la capital colombiana. En diciembre de 2003, una corte de Florida acusó a los Rodríguez Orejuela de obtener más de 2.000 millones de dólares de ganancias con el narcotráfico, incluso siguieron delinquiendo desde la prisión. En el año 2005 finalmente fue extraditado a Estados Unidos, donde fue acusado por tráfico de drogas y blanqueo de activos.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba