Síguenos en redes

Ciencias

Megalodon carcharodon

Historia de Megalodon carcharodon
By Dinosaur Zoo [CC BY-SA 3.0 ], from Wikimedia Commons

Historia del Megalodon carcharodon

Megalodon carcharodon. Criatura prehistórica similar al tiburón. Algunos expertos aseguran que existió hace 1,6 millones a 5 millones de años, existió en el Oligoceno tardío hasta el final del Plioceno, no es un dato preciso. Pero, hay varias polémicas que rechazan esta afirmación y aseguran que lo más probable es que exista. Es necesario afirmar que la información sobre esta criatura es inexacta. Ahora bien, las dimensiones del animal oscilan entre los 60 o 70 pies de largo. Algunos científicos han sugerido que llegó a los 80 pies, con lo anterior podemos afirmar que era más grande que los dinosaurios terrestres. Se han notificado varios avistamientos de tiburones gigantes durante varias décadas, muchos lo asocian con los megalodones.

El Megalodon se alimentaba de carne, cazaba a otros animales en el océano, utilizaba su enorme cola o aletas para aturdir a sus presas y facilitar la caza. Se han estudiado varios fósiles del animal, según los análisis: los dientes miden 6 centímetros o más de largo y sus mandíbulas alrededor de 6 pies de ancho. La fuerza de la mandíbula era tan sorprendente que podía dar caza incluso a una ballena; su presa favorita pero más complicada de cazar. El naturalista australiano David Stead presenció la aparición de un tiburón gigante de color blanco, se dice que antes había aparecido y había causado terror en la población de Port Stephens; los pescadores habían dejado de hacer sus labores por temor. Pero los testimonios de los pescadores no fueron tomados en cuenta. Sin embargo, estos informes hacen de este misterio un área de interés para muchos criptozoólogos.

Las bases científicas, los hallazgos de fósiles y la falta de pruebas recientes de su existencia podría llevarnos a la conclusión de que realmente el megalodón está extinto. Pero falta mucho por investigar con respecto a los mares y océanos de nuestro planeta. Es más, existen más estudios sobre algunos planetas de la Vía Láctea que de las profundidades marinas. Aunque sabemos que es un pez, no se sabe a qué familia pertenece. Todas las pruebas apuntan a que forma parte de la familia de los Carcharodon, tiburones lamnidae, en la actualidad sólo sobrevive una especie: el tiburón blanco. De este modo se dice que el megalodon podría ser un antepasado directo del tiburón blanco.

Muchos de los científicos que han estudiado este animal se han basado en la forma y modo de vivir de los tiburones blancos para tratar de comprender como podría actuar y cuál era la anatomía de su antepasado. No obstante, otros aseguran que forma parte de los Carcharocles, tiburones extintos a los que pertenecería esta especie. Solo se ha hallado piezas dentarias del posible megalodón, la intención es encontrar piezas de vértebras. En la década de los noventa los biólogos marinos Patrick J. Schembri y Staphon Papson, que aseguraron que el megalodón podría medir hasta 25 metros y pesar 100 toneladas y su mordida fácilmente superaría los 182.000 Newton de fuerza: su mordida era mucho más fuerte que la del Tiranosaurio. Estas medidas lo convierten en el animal más grande de la Tierra.

Uno de los motivos para creer en su extinción es que la glaciación del Hemisferio Norte de la Tierra y las sucesivas Edades del Hielo del Pleistoceno, así que, los niveles de los mares descendieron debido a la congelación del agua. Como el tiburón habitaba en aguas cálidas esto generó la extinción del megalodón se cree que las difíciles condiciones para la procreación, la muerte precipitada de las crías y la escasez de alimento propició el fatídico desenlace. Agregado a ello, se dice que pudieron comerse unos a otros para poder sobrevivir. Aunque, hay teorías que aseguran que los megalodones sobrevivieron al enfriamiento de las aguas y se adaptaron con el tiempo. En las profundidades marinas todavía puede haber especies que sobreviven a pesar de que el ser humano no sea testigo de su existencia. Sucesos como la desaparición de grandes buques en Japón alimentan la idea de que quizá esta especie todavía ronda las profundidades del océano.

Advertisement

Escritores

Celebridades

Hostnew