José Moreno Carbonero

Biografía de José Moreno Carbonero
Dominio Público
Información personal
Nombre CompletoJosé Moreno Carbonero
Nacimientomarzo 28, 1860
Ocupación Pintor
Fallecimientoabril 15, 1942
NacionalidadEspañola
PadresRosario Carbonero Romero y José Moreno Delgado

Biografía de José Moreno Carbonero

José Moreno Carbonero (28 de marzo de 1860 – 15 de abril de 1942) Pintor español, considerado el último gran pintor de historia del siglo XIX. Cultivo la pintura histórica y el retrato y fue profesor de dibujo natural en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Inició su formación en la Escuela malacitana de San Telmo y luego acudió al taller de Jean-Léon Gérôme y Raimundo de Madrazo en París. Vivió en África, Roma y Francia y realizó algunas colaboraciones con Antonio Muñoz Degrain y Alejandro Ferrant. Entre sus obras más famosas están: La entrada de Roger de Flor en Constantinopla, Una aventura del Quijote y La conversión del duque de Gandía.

Primeros años

Nació en Málaga, el 28 de marzo de 1860, hijo de Rosario Carbonero Romero y José Moreno Delgado. Desde muy pequeño se inició en el dibujo, aprendiendo primero a solas y luego con Bernardo Ferrándiz en la Escuela de Bellas Artes de Málaga. Pronto se distinguió por su talento, con tan sólo doce años recibió la medalla de oro en la Exposición Regional de Málaga. Apoyado por los marqueses de Paniega, en 1875, se trasladó a París para continuar allí sus estudios.

Asistió a los talleres de historia Jean-Léon Gérôme (pintor de historia) y Raimundo de Madrazo (retratista) y llamó la atención de marchante de arte Adolphe Goupil, quien no dudo en presentarlo ante el barón Rothschild. Bajo su, vigilancia Moreno ejecutaría varios cuadros de formato pequeño con un acabado exquisito.

José Moreno Carbonero: Trayectoria y obra

Conocido por su talento, en Francia, Moreno iniciaría su famosa serie de cuadros sobre el Quijote. En 1876 obtuvo la tercera medalla en la Exposición Nacional con la Casa de campo a la antigua

y dos años después ganó la segunda medalla con Una aventura del Quijote. Tras cinco años de aprendizaje en Francia, regreso a España y en 1881, se mudó a Roma como pensionado. Una vez instalado en Roma, Moreno, se da a conocer con una exposición en el palacio de la princesa Ratazzi. Con esto se le abrieron las puertas de la alta sociedad romana, por lo que los encargos nunca le faltaron.

Conversión del duque de Gandía

Fiel a su patria, en los siguientes años, continuaría enviando sus cuadros a las Exposiciones Nacionales. Ese mismo año consiguió la medalla de oro con El Príncipe Carlos de Viana (1881) y en 1884, ganó finalmente la primera medalla con La conversión del duque de Gandía. El éxito de este cuadro se extendió también a las exposiciones de carácter internacional, como las de Viena, Múnich, Chicago y el Vaticano. En esta última además de recibir la medalla de oro, el mismísimo papa León XIII, compró uno de los bocetos del cuadro. Este se encuentra actualmente en exhibición en el Museo de Letrán.

Al terminar su estancia en Roma, se instaló en Madrid, donde residió el resto de sus días, siendo considerado uno de los más grandes pintores de España. Fue nombrado catedrático Dibujo del Natural en la Escuela Superior de Bellas Arte y académico en la Academia de bellas Artes de San Fernando, a la cual ingreso en 1898.

Moreno obtuvo numerosos galardones y honores a lo largo de su carrera como la orden de la Corona de Italia, la orden de la Estrella Polar de Suecia y la de San Miguel de Baviera. Asimismo, recibió la Gran Cruz de Alfonso XII

, las medallas de Alfonso XIII y fue socio honorario de los Círculos de Bellas Artes de Granada, Sevilla y Madrid.

De su obra se destacan El Príncipe D. Carlos de Viana, La Conversión del duque de Gandía, su colaboración con Alejandro Ferrant y Antonio Muñoz Degrain titulada El sermón de la montaña (ubicada en la iglesia de San Francisco el Grande), La entrada de Roger de Flor en Constantinopla y la serie de cuadros sobre el Quijote. También son suyos los retratos a personajes como Martínez Campos, Francisco Silvela y Marcelino Menéndez Pelayo. Como retratista de la familia real, llego a pintar a Alfonso XII, Alfonso XIII y la reina María Cristina de Habsburgo-Lorena.

Otras obras suyas son: La venta del Sevillano, El encuentro del rucio, Montero con perros, Desembarco de Alhucemas, Ruinas de un templo, El Sombrero de Tres Picos y La Casa de Pilatos.

Muerte

José Moreno Carbonero falleció el 15 de abril de 1942 en Madrid.

To Top