Síguenos en redes

Políticos

José Canalejas

Publicado

en

José Canalejas
dominio público

Biografía de José Canalejas

José Canalejas (31 de julio de 1854 – 12 de noviembre de 1912) político y abogado. Nació en Ferrol, Cataluña, España. Su padre (José Canalejas y Casas) fue ingeniero de ferrocarriles y director del periódico El Eco Ferrolano. Su madre fue María del Amparo Méndez Romero. Desde su infancia se caracterizó por ser un muy inteligente. Aprendió el francés con gran soltura.

Publicó una pequeña obra llamada Luis o el joven emigrado. A la edad de once años usaba el sobrenombre El cantor de Mugardos, con este firmó sus trabajos como corresponsal político de prensa. Se trasladó con su familia a Madrid, y en octubre de 1867 ingresó al Instituto de San Isidro. Posteriormente, decidió estudiar leyes y filosofía en la Universidad Central de Madrid. En 1873 era auxiliar de cátedra, pero abandonó la enseñanza. Luego, ingresó en la compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Ciudad Real y a Badajoz, donde como abogado de la compañía participó en pleitos con otras empresas ferroviarias españolas.

En cuanto a la política, podemos afirmar que comenzó su carrera diplomática en el Partido Demócrata Progresista, al producirse la Restauración borbónica se incorporó al Partido Liberal de Sagasta. En un principio empezó siendo diputado, luego fue subsecretario de la Presidencia (1883), y de este modo, comenzó a obtener mejores cargos como el de ministro de Fomento, de Hacienda (1894-95) y de Agricultura, Industria y Comercio (1902); su labor en este fue importante porque impulsó la creación del Instituto del Trabajo.

Canalejas se opuso a las ideas izquierdista que defendía ideas democráticas y anticlericales. Lo anterior, lo expresó categóricamente luego de la Guerra de Cuba (1895-98), Cuba logró poner fin al dominio colonial español en las Antillas. Canalejas empezó sus ataques contra el líder y fundador del partido, cabeza de una corriente de carácter izquierdo.

En 1910 abolió la Contribución de Consumos, instituyó el servicio militar obligatorio y coartó la instalación de órdenes religiosas (conocida como la Ley del candado). La sociedad interpretaba que su ascenso al poder representaría otra oportunidad de afrontar la “revolución desde arriba” comandada por la corriente liberal, una labor ardua por los viejos problemas derivados del anticlericalismo, de la ineficacia administrativa, del regionalismo, de la incapacidad militar, de la lucha obrera y del conflicto marroquí.

Canalejas consiguió imponer su autoridad, y se dispuso a abordar los temas pendientes. Lo primero que hizo fue manifestar a la Santa Sede su idea de reducir por distintos ordenamientos el número de instituciones religiosas en el país español. Pero su encontró fuerte oposición tanto en círculos vaticanos como entre los clericales españoles, que llevaron a cabo una intensa campaña contra la política gubernamental en el verano de 1910. Ley del candado, prohibió durante dos años la instalación de nuevas órdenes y congregaciones religiosas si no contaban con autorización.

En cuanto a la política social: rechazó el impuesto de consumos y la nueva Ley de Reclutamiento Militar, que intentaba poner límites al sistema de redenciones a metálico, vinculaban estrechamente con el sentir popular. No obstante, las tensiones socio-laborales presentaron un recrudecimiento, principalmente en Asturias, Barcelona, Madrid, Valencia y Vizcaya. En materia de orden público, hubo de emplear la fuerza para reprimir el intento de sublevación republicana de 1911 y la huelga ferroviaria del año siguiente. Las reformas políticas que habían de transformar el régimen liberal que terminarían con el caciquismo y el fraude electoral nunca llegaron para asegurar una verdadera democracia.

Pretendió llevar a cabo algunas reformas como la prohibición del trabajo nocturno para el sector femenino y la limitación del horario laboral en las minas a nueve horas diarias en el sector textil, incluyendo el descanso los días domingos. Este proyecto no tuvo éxito, lo mismo le sucedió cuando trató de aplicar, un proyecto de expropiación de tierras cultivadas, fue bloqueado.

Canalejas demostró su regionalismo abordando reformas para la administración catalana, pero apenas si pudo avanzar haciendo frente a las maniobras dilatorias de sus colegas. En política exterior, con el rey Alfonso XIII en 1911 visitó Marruecos y ordenó la ocupación de Larache, Arcila y Alcazarquivir como respuesta a la ocupación francesa de Fez; las negociaciones que inició con los franceses conducirían, en el futuro, garantizaron el establecimiento de un protectorado conjunto en Marruecos.

Canalejas fue asesinado por un anarquista en las afueras de una librería en la Puerta del Sol. Su asesinato fue el 12 de noviembre de 1912, desde ese momento se desató una larga pugna por el liderazgo del Partido Liberal. Su cuerpo se derrumbaba junto a sus obras de reformas, a su visión regeneracionista, truncando definitivamente el objetivo de reconducir la nave de la Restauración.

Biografía

Robert S. McNamara

Publicado

en

Biografía de Robert S. McNamara

Biografía de Robert S. McNamara

Robert Strange McNamara (9 de junio de 1916 – 6 de julio de 2009) fue un ejecutivo de negocios y político estadounidense, que sirvió como Secretario de Defensa entre los años 1961 y 1968. Como octavo Secretario de Defensa de los Estados Unidos,  McNamara jugó un papel importante en la participación del país en la Guerra de Vietnam. En 1968 dejó el cargo para presidir el Banco Mundial hasta comienzos de los años 1980. Antes de ocupar la secretaria de Defensa, McNamara había sido profesor en Harvard y ejecutivo de la Ford.

Primeros años

McNamara nació en San Francisco, California, el 9 de junio de 1916. Hijo de Robert James McNamara, gerente de ventas, y de Clara Nell Strange, fue educado en las escuelas públicas de Piedmont. Desde joven  demostró ser un excelente estudiante, consiguiendo los promedios más altos en la Piedmont High School. Al terminar la secundaria,  McNamara continuó estudios  en la Universidad de California, en Berkeley,  donde estudió filosofía y economía.

Después de graduarse de la Universidad de California (1937), McNamara obtuvo un título de posgrado en la Escuela de Negocios de Harvard (1939). Ese mismo año,  aceptó un puesto en las oficinas de la firma  Price Waterhouse & Company y un año después se unió a la Facultad en Harvard como profesor asistente en administración empresas. Inhabilitado para el servicio durante la Segunda Guerra Mundial debido a un problema de visión, McNamara permaneció en Cambridge dictando cursos para oficiales de la Fuerza Aérea gracias a un acuerdo especial entre la Escuela de Negocios de Harvard y el Ejército de los Estados Unidos. Fue asesor especial de las Fuerzas Aéreas y desarrolló y supervisó sistemas logísticos para incursiones de bombarderos y sistemas estadísticos para monitorear  las tropas y sus suministros.

Los “Whiz Kids” y Ford

Terminada la guerra, McNamara tuvo la intención de regresar a Harvard, pero el Coronel Charles B. Thornton, le hizo propuesta más interesante. Thornton indujo McNamara a convertirse en uno de los nueve de especialistas de control estadístico que buscaban aplicar las habilidades desarrolladas durante el servicio al mundo empresarial. A finales de 1946, la Ford Motor Company contrató a estos nueve especialistas conocidos como “Whiz Kids” . Sus planes de negocios, incluida la institución de métodos estrictos de contabilidad y el desarrollo de modelos compactos y de lujo, tuvieron éxito, por lo que McNamara ascendió rápidamente en las filas corporativas. En 1960, McNamara  se convirtió en la primera persona ajena a la familia Ford en asumir la presidencia de la empresa.

Secretario de Defensa (1961-198)

Después de solo un mes como presidente de Ford, McNamara fue llamado por Kennedy para servir como Secretario de Defensa. En su nuevo cargo, McNamara obtuvo con éxito el control de las operaciones del Pentágono y la burocracia militar, alentó la modernización de las fuerzas armadas,  redujo costos al negarse a gastar dinero en sistemas de armas innecesarios u obsoletos y reestructuró los procedimientos presupuestarios. McNamara  estuvo entonces en el centro de una campaña para cambiar la estrategia militar de Estados Unidos, de la “represalia masiva” usada en los años de Eisenhower a una “respuesta flexible”, que enfatizaba las técnicas de contrainsurgencia y la capacidad  militar del país en un segundo ataque.

McNamara  y la Guerra de Vietnam

Durante la década de 1960, McNamara jugó un papel importante en la profundización de la participación militar de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.  En sus visitas a Vietnam del Sur en 1962, 1964 y 1966, McNamara expresó públicamente que pronto el  Frente de Liberación Nacional y sus aliados de Vietnam del Norte abandonarían su intento de derrocar el régimen de Saigón respaldado por los Estados Unidos. Rápidamente se convirtió en el principal portavoz del gobierno para las operaciones de la guerra y actuó como Pres. Adjunto principal de  Johnson en el enjuiciamiento de la guerra.

Para 1965, la opinión de McNamara sobre la guerra comenzó a cambiar. De cuestionar en privado el actuar militar estadounidense en Vietnam, McNamara pasó a hablar públicamente sobre la posibilidad de iniciar las negociaciones de paz en 1967. En secreto,  McNamara inició una investigación sobre el actuar estadounidense  en Vietnam (más tarde publicado como The Pentagon Papers), se opuso a los continuos bombardeos orquestados por Vietnam del Norte y esto le costo en últimas su influencia. Finalmente, insatisfecho con la dirección que tomaba la guerra en Vietnam y  ya en desacuerdo con Johnson,  McNamara renunció como secretario defensa a principios de 1968, momento en el que asumió la dirección del Banco Mundial.

Presidente del Banco Mundial

 

McNamara fue presidente del Banco Mundial durante 13 años,  entre 1968  y 1981. Bajo su dirección, el banco creció considerablemente convirtiéndose en la más importante fuente en asistencia internacional para el desarrollo en el mundo. Cuando asumió el cargo, el banco prestaba alrededor de $ 1.000 millones al día; para su retiro esa cifra había aumentado a $ 12.000 millones. Durante su mandato, McNamara mostró  una gran sensibilidad hacia las necesidades de las naciones del Tercer Mundo. Restableció relaciones de préstamo con Egipto e Indonesia y se hizo cargo personalmente de las negociaciones de membresía con la República Popular China, la cual se unió al banco en 1980.

También diversifico y amplio el número de empleados del banco. Entre 1968 y 1973 el personal profesional aumentó en un 125%. McNamara estuvo dispuesto a examinar nuevos enfoques para movilizar recursos para el desarrollo. En 1975 introdujo los préstamos de la “tercera ventana” e intentó crear una filial de energía separada para ayudar a los países en desarrollo a mejorar su posición energética, ante el crecimiento de la economía basada en el petróleo.

 

Últimos años

En 1981, McNamara se retiró del Banco Mundial pero permaneció activo en muchas otras organizaciones. Abordó temas como el hambre en el mundo, las relaciones Este-Oeste y otros asuntos de política. Con el tiempo se convirtió  un fuerte crítico de las armas nucleares. Sus documentos de política fueron publicados en dos volúmenes, y en su libro Blundering into Disaster: Surviving the First Century in a Nuclear Age (1986) analizó los riesgos de la guerra nuclear.

Fue, además, autor de un libro de memorias: In Retrospect: The Tragedy and Lessons of Vietnam, donde habla del clima político anticomunista de los 60 y los errores y suposiciones por parte de los militares que se combinaron para crear la debacle de Vietnam. En el documental  The Fog of War, de 2003, McNamara analizó su carrera en el Pentágono y los fracasos de Estados Unidos en Vietnam. Llegó ha admitir que su falta de comprensión sobre  la realidad de Vietnam y la política de Asia le costó vida  a casi 60 mil estadounidenses, además de los daños y perdidas dejados en aquel país.

 

McNamara murió el 6 de julio de 2009 en su casa de Washington, DC, a la edad de 93 años.

 

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Pisístrato

Publicado

en

Biografía de Pisístrato
Jean Auguste Dominique Ingres, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Pisístrato

Pisístrato ( h. 600 –  528/27 a. C) fue un tirano ateniense del siglo VI a.C, que gobernó Atenas entre los años 559 y 556 y del 546 al 527. Fue considerado en la Antigüedad uno de los siete sabios de Grecia. Jefe del partido de la Montaña, representó los intereses del pueblo frente a los intereses de los propietarios representados por el partido de la Llanura. En el año 561 simuló ser victima de un atentado para recibir el apoyo de un escolta armada e instauró su propia tiranía. La oposición le expulsó dos veces del poder, pero en ambas ocasiones volvió a imponerse.

Bio

Pisístrato nació en Brauron, Ática, miembro de una familia aristocrática cercana a Solón.  Después de que las reformas de Solón, establecieran en Atenas dos partidos fundamentales: el de la llanura, formado por campesinos ricos,  y  el de la costa, que querían mantener las leyes de Solón. Pisístrato fundó un tercer partido, el de la Montaña,  que incluyó a los habitantes mucho más pobres y humildes de Atenas. En  la guerra con Mégara (c. 565 a. C.), actuó como polemarco y obtuvo una enorme fama,  que lo acercó al poder.

Tiranía

En el año 561 -560 fingió haber sido objeto de un atentado que le permitiera tener una escolta armada y con esta tomar el poder. Se apoderó de la Acrópolis, sustituyó el poder aristocrático e instauró su propia tiranía. La oposición de las familias aristocráticas y de los pequeños campesinos adinerados le desterró del poder y de la ciudad dos veces (entre el 555 y 554 y del 538 al 537); sin embargo, en ambas ocasiones volvió a imponerse reclutando a mercenarios extranjeros. De esta manera, se mantuvo en el poder hasta su muerte en el 527 o 528.

Su gobierno respetó las reformas de Solón. Favoreció la economía del país y  obtuvo un cierto consenso social, al beneficiar al campesinado, con una reforma agraria. Asimismo fomento del comercio y la industria, además  del reforzamiento militar de Atenas . Promovió con su mecenazgo las artes y las letras e impulso también la construcción de varias obras públicas, entre ellas, una biblioteca.

Muerte

Al morir le sucedieron en el poder sus hijos Hipias e Hiparco. Este último fue asesinado por los tiranicidas Aristogitóny  Harmodio en el 514; mientras que Hipias fue derrocado por Clístenes (con la ayuda de Esparta) en el 510.

Al igual que Solón, Pisístrato fue considerado uno de los siete sabios de la antigüedad griega.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Coluccio Salutati

Publicado

en

Biografía de Coluccio Salutati
Apollonio di Giovanni, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Coluccio Salutati

Coluccio Salutati (16 de febrero de 1331- 4 de mayo de 1406) humanista y político italiano. Canciller de Florencia desde 1375, estudió  derecho en Bolonia y trabajó como aprendiz de notario antes de ejercer por primera vez como canciller. En 1367 comenzó en la cancillería de la comuna de Todi y, desde 1371, en Lucca. Fue autor de varios tratados, amigo epistolar de Petrarca y un ardiente animador de los estudios humanísticos. Su obra principal, en prosa, fue un estudio sobre los doce trabajos de Hércules, De laboribus Herculis, que quedó incompleto.

Vida

Salutati nació en Stignano, Toscana, en 1331. Estudió Derecho en Bolonia, aunque inicialmente odio la carrera. Al morir su padre, dejándolo huérfano, venció su aversión y se hizo aprendiz de notario. Después de la caída de Pepoli en 1351, regresó a Stignano, y más tarde, en 1367, se convirtió en canciller de la comuna de Todi, en el norte de Roma. Fue en este periodo que, amante de las letras, comenzó correspondencia con Petrarca, a quien no llegó a conocer en persona. Estuvo cerca de varios humanistas, entre ellos Giovanni Boccaccio.

Canciller de Florencia

Nombrado  canciller de Lucca en 1371, Salutati accedió más tarde a la Curia Papal en Viterbo. En 1375 asumió el cargo de Canciller de Florencia, empapado en la política y en el ambiente cultural florentino. Ejerció durante treinta y un años como canciller en Florencia, hasta su muerte,   participando en la complicada y turbulenta política de la ciudad y de Italia en general para esa época.  En esas tres décadas su vida estuvo llena principalmente de asuntos políticos y administrativos. Escribió varias obras en contra del Duque de Milán.

Obras

Aunque no fue un humanista muy fecundo, si fue un buen maestro, accesible para las generaciones jóvenes y un entusiasta de los estudios. De sus tratados caben mencionarse, Del siglo y de la religión (1381),  De la nobleza de las leyes y de la medicina (1397)  y De la tiranía (1400). Su obra más interesante ha sido, sin embargo, su correspondencia reunida por Novati  bajo el titulo de Epistolario (1891).  En prosa, se destaca su estudio sobre los doce trabajos de Hércules: De laboribus Herculis, inconcluso a  causa de su muerte

Amante de la poesía y del espíritu cívico de Cicerón, Salutati fue un lector voraz, bibliófilo y coleccionista de manuscritos. A avanzada edad comenzó a estudiar griego.  Por su obra, se lo considera  uno de los primeros escritores de teoría poética y critica literaria del Renacimiento. Fue maestro de Leonardo Bruni y Poggio y a su muerte algunos de sus alumnos se convirtieron en entusiastas discípulos de Manuel Crisoloras, erudito al que había acogido a finales de siglo XIV

Salutati murió en Florencia el 4 de mayo de 1406, a la edad de 75 años.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad