J. R. R. Tolkien

J. R. R. Tolkien
Dominio Público

Biografía de J. R. R. Tolkien

John Ronald Reuel Tolkien (3 de enero de 1892 – 2 de septiembre de 1973) escritor. Nació en Bloemfontein, Sudáfrica, África. Más conocido en el mundo literario como J. R. R. Tolkien. Sus padres eran ingleses y vivieron en Sudáfrica por cuestiones laborales, al morir su padre en el año 1896, se trasladó con su familia a Inglaterra. Su madre decidió convertirse al catolicismo en donde aseguraba encontrar la paz que perdió luego de la muerte de su esposo. Pero esta decisión cambió el ambiente familiar, situación que marcó profundamente a John. Al graduarse comenzó sus estudios en la Universidad de Oxford, y se interesó por la filología, las antiguas sagas y leyendas nórdicas.

Se alistó como soldado en la Primera Guerra Mundial, al salir tuvo que estar varios meses en reposo por una grave herida que sufrió en la guerra. Durante su tiempo de convalecencia aprovecho para iniciar la redacción de su colección de relatos llamado El libro de los cuentos perdidos. Luego se desempeñó como profesor de lengua inglesa en la Universidad de Leeds. Y posteriormente, volvió a Oxford con su familia, y fue profesor de lengua y literatura anglosajona en la Universidad de Oxford, previamente se especializó en la época medieval.

En este tiempo, publicó los ensayos Sir Gawain y el caballero verde, 1925. Fue también el creador de un ser mitológico basado en la saga artúrica y en la épica medieval anglosajona, plagada de elementos fantásticos y de seres y mundos imaginarios. Tolkien va a conocer la fama con su importante novela El hobbit (1937) en donde relata las vicisitudes de un pueblo apacible y sensato que vive en un mundo que tiene por nombre Tierra media, en donde conviven con elfos, duendes y magos.

Esta novela fue el inicio de un ambicioso ciclo épico que culminó con la trilogía de El señor de los anillos (1954-1955), esta también fue una novela que tuvo gran éxito y se dividió en tres volúmenes: La comunidad del anillo (1954), Las dos torres (1954) y El retorno del rey (1955). Tolkien la escribió pensando en un público adulto, la obra de Tolkien encontró mucha más fama a mediados de la década del 60, hasta el punto de convertirse en libro de culto y asegurar el auge del género literario de fantasía.

Realmente las obras de  J. R. R. Tolkien, como fue conocido y como firmo sus obras, poseen una manejo impresionante de las lenguas antiguas, todo esto porque Tolkien desde joven estudió el griego, el anglosajón, el medio inglés, el galés, el gótico, el finlandés, el islandés antiguo, el noruego antiguo, y el alto alemán antiguo. Gracias a este conocimiento previo pudo crear sonidos e inventar lenguajes, siguiendo un método rigurosamente filológico.

Tras El señor de los anillos, Tolkien empezó a trabajar en la obra que sería, según sus planes, el poema épico general de su fantástico mundo mitológico: The Silmarillion, pero este no pudo ser terminado en vida y fue publicado póstumamente (1977). Tolkien también realizó varios ensayos, por ejemplo On Fairy Stories, A Critical Study (1946), en este se discute la relación de la literatura fantástica con el romance. En este mismo periodo público: The Homecoming of Beorhtnoth Beorthelm´s Son (1953) y los poemas narrativos The Lay of Aotrou and Itroun (1945) e Imran (1955).

A pesar de las diversas publicaciones de Tolkien la que mayor éxito tuvo en su momento y en la actualidad fue la trilogía fantástica, que estuvo inspirada en las leyendas nórdicas y artúricas, en el podemos encontrar implícitamente una alegoría sobre la búsqueda espiritual, tarea que se hace compleja en una época donde existe una crisis de valores. En gran medida, el autor se inspiró en las leyendas de la cultura anglosajona, concretamente la leyenda de Beowulf, de donde creó sus personajes fantásticos, muchos de ellos cargados con una clara intencionalidad simbólica.

Lo que la crítica literaria destacó de El señor de los anillos fue una serie de cosas, pero sobre todo, su valor literario. Tolkien hábilmente empleó un lenguaje comprensible, con evocaciones del estilo bíblico y de las antiguas formas literarias inglesas; junto a esas formas tradicionales, es capaz de mezclarlo con lenguaje desenvuelto, cotidiano y actual del que se sirven casi todos sus personajes fantásticos. Aunque su trama es realmente compleja, en la trilogía se consigue la fusión entre motivos aparentemente dispares, que son herramientas para interpretar las inquietudes y sueños de nuestra época.

John Tolkien murió en la ciudad de Bournemoth el 2 de septiembre de 1973, fue despedido con grandes honores y reconocimientos. Para inicios del siglo XXI la trilogía de Tolkien volvió a ser famosa y a ser recordada por generaciones antiguas en el momento en que Peter Jackson realizó la adaptación de El señor de los anillos a la pantalla gigante en  2001. Aunque esto no fue algo innovador, porque Ralph Baski lo había planeado sin éxito en los años 70. Realmente, la película supuso un éxito universal, consiguiendo el récord de Premios Oscar para una trilogía y revitalizando la lectura y el estudio de la obra de Tolkien.

To Top

#FrenarLaCurva