Historia

Historia del Himno Nacional de México

Himno Nacional de México
Libre de derechos

Historia del Himno Nacional de México

El himno nacional de México (1853). Desde 1821, la nación mexicana mostró interés en crear un himno nacional, José Torrescano, realizó una composición, pero esta no fue aprobada por la población en general. Luego de este intento, surgieron otros intentos fallidos en manos de José Maria Garmendia, Francisco Manuel Sánchez, Mariano Elizaga, José Maria Heredia, entre otros.

Este fue elegido durante el gobierno de Antonio López de Santa Anna, quien en su gobierno convocó a un concurso de composiciones poéticas para definir la letra del himno nacional. El ganador de este concurso fue el poeta Francisco González Bocanegra, uno de los motivos por los que ganó fue que la labor de Santa Anna fue exaltada en varias estrofas.

Bocanegra nació en San Luis Potosí, fue hijo del español José María González Yáñez y de la mexicana Francisca Bocanegra Villalpando. Pero la música que Bocanegra presentó no gusto a los jurados, entonces semanas después, la comisión organizadora integrada por Tomás León, Agustín Balderas y Antonio Gómez, eligió la música del español Jaime Nunó Roca, quien recién había llegado de Cuba.

Desde pequeño tuvo pasión por la literatura y frecuentaba la Academia de Letrán, un lugar que le permitió conocer grandes poetas y literatos. En el concurso logró vencer a veinticinco poetas. En su Himno nacional se destacó la fuerza de las palabras de tendencia beligerante, la música se encontraba a tiempo de marcha, era interpretada por una banda de guerra, sin dotación de cuerdas. Para realizar este himno se comenta que Bocanegra recibió un impulso por parte de su novia Guadalupe González del Pino, quien, confiando su talento, casi que lo obligó a realizar la letra que adorna hoy día la música del himno mexicano.

Luego el Himno fue arreglado en varios aspectos musicales, se realizaron varios ensayos. Finalmente quedó listo y fue interpretado por vez primera la noche del 15 de septiembre de 1854, en el teatro Santa Anna ubicado en la capital mexicana, que poco después cambio su nombre por el del Teatro Nacional. La primera interpretación estuvo en manos del maestro italiano Juan Bottesini al mando de una compañía de ópera de Italia que se encontraba por ese periodo en México, en la dirección también participaron Miguel Masón y Pedro Carbajal. La obra conjunta fue interpretada por el Tenor Lorenzo Salvi y la Soprano Claudia Florenti.

Originalmente el himno contenía 84 versos decasílabos, cuatro estrofas de ocho versos cada una. Sin embargo, después del triunfo de la Revolución de Ayutla, se dejó de cantar las estrofas IV y VII. Además, con el paso del tiempo se suprimió algunas estrofas que recuerdan las batallas contra el ejército yanqui en 1847 en el Valle de México. Recordemos que el Himno Nacional Mexicano fue compuesto seis años después de la guerra contra los Estados Unidos, es por eso que la letra habla de las victorias y batallas mexicanas y la necesidad de defender la patria. Esta letra que entonan los mexicanos con mucho orgullo, acompaña a la música que compuso el español Jaime Nunó, en 1854.

Para 1901 la popularidad y el cariño que le tenían a Nunó y a Bocanegra era muy grande. Nunó aún se encontraba vivo, residía en Estados Unidos. Para la celebración de las fiestas patrias de ese momento, Porfirio Díaz ordenó que Nunó fuera el invitado de honor de las fiestas patrias, él mismo sería el encargado de dirigir la banda militar que entonó su obra frente a Palacio Nacional el 15 de septiembre.

El general asumió los gastos de la primera grabación de la pieza que, junto con la letra de Francisco González Bocanegra, había sido completada como Himno Nacional Mexicano el 12 de agosto de 1854. Esta grabación fue realizada por Manuel R. Malpica en 1905. Aunque, se asegura que no es la primera, sino la quinta; pero si es la primera realizada por un mexicano. La primera grabación fue hecha en Estados Unidos por el barítono español Emilio de Gogorza (1874-1949).

De esta resultaron 252 copias, luego se hizo una segunda edición de 300 ejemplares el mismo año y, siguieron dos versiones diferentes en 1904: una realizada por A. de G. Bello y otra por la denominada Banda de Curti y hasta 2005 siguió vigente la versión de Manuel R. Malpica, bajo el sello de Columbia. Algunas de ellas se encuentran en la Fonoteca Nacional de México.

El Himno Nacional Mexicano fue oficializado desde 1943 por medio de un decreto expedido por el presidente Manuel Ávila Camacho, y fue catalogado como uno de los tres símbolos patrios oficiales de México. Antes de su oficialización el himno sufrió varios intentos de modificación, la letra en varias ocasiones fue modificada para tratar de narrar los hechos políticos que iban cambiando. Además, el himno, que tuvo por nombre mexicanos, al grito de guerra quedó reducido solo a cuatro estrofas más el estribillo a partir de 1943, cuando fue oficializado.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba