Mitología

Historia de Zeus

Historia de Zeus
Pixabay / Libre de derechos

Historia de Zeus

En la mitología griega, Zeus era el rey de los dioses en el panteón, gobernando tanto a divinidades como a seres humanos desde el Monte Olimpo. Además de esto, se le conoce como el dios del rayo y de los cielos, o por mus múltiples epítetos. Por ejemplo, Zeus Cronion, es decir, que era hijo de Cronos; o portador de la égida (su escudo) o quien lleva la égida, epíteto que podemos encontrar en la obra de Homero; u Olimpio, en tanto que reinaba en el Olimpo; y por símbolos como el águila, el toro, el roble y el rayo.

Según lo narrado por Hesíodo en su Teogonía, Zeus era hijo de los titanes de la primera generación: Cronos, su padre, y Rea, su madre. Cronos era hijo, a su vez, de Gea, divinidad femenina de la tierra, y Urano, divinidad masculina del cielo. Al padre de Zeus se le representaba con frecuencia con una guadaña o una hoz, con la cual destronó a su padre Urano luego de castrarlo. Este último le advirtió a Cronos que uno de sus hijos lo destronaría a él también. Por esto Cronos se comió a todos los hijos que tuvo con Rea, los cuales fueron Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pues temía que se cumpliera lo profetizado por su padre. Esto puede encontrarse representado en la pintura de Goya, Saturno devorando su hijo. Sin embargo, Rea pidió consejo a Urano cuando sintió que iba a dar a luz a un nuevo hijo, ya que quería castigar a Cronos por lo que le había hecho tanto a sus padres, como a sus hermanos, los Hecatónquiros y los Ciclopes, a los cuales había encerrado en el tártaro; así como por lo que había hecho a sus propios hijos. Es así como Rea viaja hasta la isla de Creta y da a luz a Zeus ahí. Para engañar a su esposo, le dio de comer una piedra envuelta en túnicas haciéndole creer que era su hijo.

Zeus

Mientras tanto, Zeus fue escondido en una cueva de Creta, ubicada en el monte Ida. Ahí las versiones sobre lo que ocurrió a continuación difieren. Se cree que fue criado por la misma Rea, quien escapaba del Monte Olimpo cuando su esposo no estaba pendiente. También se dice que fue criado por una cabra de nombre Amaltea y por un grupo de soldados (Coribantes o Curetes), quienes danzaban dando grandes voces para que Cronos no escuchara a Zeus llorar. También se tienen versiones donde Zeus fue criado por tres ninfas. La primera habría sido Adamantea, quien lo colgó con una cuerda de un árbol para que Cronos, gobernante del cielo, la tierra y el mar, no pudiera saber de su existencia al no estar en ninguno de sus territorios. La segunda sería Cinosura, a quien Zeus, en forma de agradecimiento, la habría subido al cielo en forma de estrella cuando esta murió. La tercera vendría siendo una ninfa llamada Melisa, hija de Meliseo, soberano de Creta, y quien habría alimentado al dios del rayo con leche de cabra y miel. Por último, existe una versión más donde Zeus es criado por pastores, quienes lo hicieron a cambio de que sus ovejas no fueran devoradas por los lobos.

En lo que sí concuerdan las versiones, es que, al ser adulto, Zeus volvió al Olimpo y liberó a los hermanos de Cronos, los Hecatónquiros y los Ciclopes, y encargó a Metis que le diera una pócima vomitiva para que regurgitara a los hijos que se había comido. Así lo hizo Metis, y Cronos vomitó a sus hijos en el orden inverso al que se los había comido. Es decir, primero la piedra, luego Poseidón, Hades, Hera, Deméter y por último a Hestia. Una vez todos estuvieron libres, se libró la batalla conocida como la Titanomaquia, donde Zeus expulsó a Cronos y lo encerró en el tártaro. Luego se repartió los territorios de su padre a la suerte con sus dos hermanos mayores: Poseidón y Hades. Así él quedó con el cielo, Poseidón con el mar y Hades con el inframundo, pues la tierra no podía ser repartida, ya que Gea estaba disgustada con la forma en que se habían hecho las cosas. Más tarde, Zeus obtiene el rayo como agradecimiento de parte de los Cíclopes, y hace de su hermana Hera su mujer, con quien tiene a los dioses Ares, Hebe y Hefesto. Aunque tuvo otros hijos fuera del matrimonio con mujeres humanas y otras diosas.

Luego de que la Antigua Grecia fuera absorbida por el Imperio Romano, la influencia de Zeus siguió dominando hasta la llegada del cristianismo. Su nombre fue sustituido por el de Júpiter, al igual que el de muchas divinidades griegas que pasaron a tener los nombres que tienen actualmente los astros. Siguiendo esta vía del sincretismo cultural, la imagen de Zeus llegó a los nórdicos, pero no como el rey y padre de los dioses, sino como el dios del rayo. Es por esto que se asociaba entonces más con Thor que con Odín.

Más información: Zeus

Ir arriba