Historia

Historia de la Revolución Cubana

Historia de la Revolución cubana
Dominio Público

Historia de la Revolución Cubana

Revolución cubana (26 de julio de 1953 – 1 de enero de 1959). Los antecedentes de la revolución cubana los podemos ubicar desde la década del veinte, pero en la década del cuarenta se agudiza la situación, a partir de ese momento se refleja la dura situación económica y social, debido a la intervención norteamericana y la tensa situación política por la dictadura de Fulgencio Batista. El problema de la distribución de la tierra fue uno de los factores más importantes del estallido revolucionario.

La concentración de la tierra en el espacio rural estaba en manos del 0.1% de la población, como consecuencia, la situación del campesinado era paupérrima, se calcula según el censo agrícola de 1946, que cerca del 70% de la población rural no poseían ninguna parte de la tierra que trabajaba. Una parte del año trabajaba como asalariados en determinadas cosechas, y luego, estaban sujetos al sistema de aparcería, el cual los obligaba a pagar a los propietarios de la tierra elevadas rentas en especie. En ese sentido, era imposible tener una económica estable.

En 1953 la situación agraria seguía siendo la misma de hace diez años, la tierra continuaba en manos de unos pocos individuos o entidades extranjeras, concretamente, en manos de compañías norteamericanas como la United Fruit Company y el King’s Ranch.  Además, el 95% de la población rural infantil sufría de parasitismo, generando una alta tasa de mortalidad. Por otro lado, en Cuba se presenciaba la acumulación de capital en un espacio determinado de la nación, esto se generó por la corrupción política.

Por consiguiente, Cuba se encuentra azotada por la insalubridad, el analfabetismo, la miseria, los altos índices de mortalidad, etc. Dichos factores, impulsaron una serie de protestas lideradas por obreros, estudiantes y campesinos. Ahora bien, la lucha obrera marca los destacamentos del pueblo en la querella política y un afianzamiento de su conciencia política y decisión de lucha. En la década del 30 se dio la economía monoproductora. El precio de la azúcar decreció drásticamente en el mercado mundial y miles de trabajadores agrícolas perdieron su trabajo.

La difícil situación de los diferentes gremios alentó un ideal reivindicatorio y revolucionario, en pocas palabras, una conciencia revolucionaria. Esto se agudiza con la llegada al poder del miembro del sector conservador Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952, con tan sólo el 40% de los votos del electorado.  Actuando bajo órdenes del presidente estadounidense Franklyn D. Roosevelt, incrementa la política neocolonial del “buen vecino” como proyecto de política exterior tenía como objetivo mantener buenas relaciones con países latinoamericanos y caribeños. Para ello, admitía la intervención militar, cuando se considerara necesario.

Como consecuencia de esta política exterior surge la imposición a Cuba de la Enmienda Platt, que autorizaba la invasión de la Isla en determinadas circunstancias. Supuestamente para defender la independencia de la misma, no era nada más que la prueba de una simple instrucción que debería obedecer Cuba para conservar su independencia; la clara ilustración de las reglas que debía acatar la isla.

En suma, aumenta el control estatal inclinándose por el rechazo a las políticas populares que lógicamente beneficiarían al gobierno de los Estados Unidos, porque le facilitaría el mantenimiento de la dependencia cuba-Estados Unidos.  Fomentando la reproducción del capital. Para ejemplificar mejor, la dictadura de Batista promovió el plan Truslow que tenía como finalidad impulsar la iniciativa privada y multiplicar las inversiones norteamericanas en el campo industrial. En este punto es preciso exponer que el Plan Truslow buscaba un cambio en la legislación laboral permitiendo el despido masivo de los obreros y la reducción de los salarios.

El 24 de febrero de 1955 Batista reasume la presidencia a través de un golpe militar apoyado por los norteamericanos, que antes estaba en manos del presidente Carlos Prio Socarras.  En este periodo se disuelven los partidos políticos (los partidos democráticos y de izquierda fueron declarados ilegales junto con las organizaciones sindicales). Estos sucesos estuvieron influenciados por el presidente Richard M. Nixon. Batista al iniciar su último período de gobierno instauró un régimen dictatorial: la Constitución de 1940 fue suspendida, y los partidos políticos disueltos. Para agregar, El 47% de las tierras cultivadas correspondía a las magnas corporaciones estadounidenses, la tasa de analfabetismo alcanzaba un 23% de la población, y el firme crecimiento demográfico iba repercutiendo en un fuerte desempleo.

Surge desde muy temprano la alternativa de la lucha armada para tumbar el régimen batistiano e impulsar un cambio radical a los eminentes problemas cubanos. Ante la irrupción dictatorial de Batista en el 55, las protestas no se hicieron esperar, por ejemplo, la FEU, Federación Estudiantil Universitaria propicio fuertes protestas en la ciudad de la Habana. También se funda el Movimiento Nacional Revolucionario, esta organización pretendía un sistema social completamente justo, basado en la conciliación entre capital y trabajo, ricos y pobres.

Al mismo tiempo, una de las organizaciones más relevantes en la historia de la lucha antidictatorial fue el Movimiento 26 de Julio. Conformado por un grupo de jóvenes, encabeza de Abel Santamaría, Renato Guitart, Pedro Miret y Fidel Castro. Además, trabajadores asalariados y desempleados de estatus humilde. Aunque este grupo fracasa en el asalto al cuartel Moncada de Santiago de Cuba, y pierde gran parte de sus miembros debido a que son asesinados por el Ejército.

Posteriormente, el 21 de septiembre de 1953 fueron juzgados en el Tribunal de Urgencia de Santiago de Cuba 122 prisioneros, entre ellos Fidel Castro, que fue condenado a 15 años de cárcel. Fidel Castro escribe desde la reclusión La historia me absolverá un famoso alegato, que expone “los objetivos democráticos, sociales y nacionalistas, es una total oposición a la dictadura y las viejas elites del poder político, económico y social. Con el fin de lograr un cambio en las estructuras. A partir de 1957 se convierten en un grupo guerrillero que ejerce actuación en la Sierra Maestra desarrollando múltiples acciones guerrilleras en contra de la dictadura de Batista.

La noche del 29 de diciembre de 1858 el Movimiento 26 de Julio, logra derrocar a Batista. En el momento en que ingresan las tropas rebeldes del Che y Camilo Cienfuegos, ocupan las fortalezas de La Cabaña y Columbia. Mientras tanto en Santiago de Cuba Manuel Urrutia es proclamado presidente de la República. Después de estos sucesos en busca de la independencia y la soberanía, se emprendió un plan de metamorfosis radical de la sociedad que provocó un duelo total con el imperialismo norteamericano y los sectores comerciales.

Para concluir, la revolución cubana no sólo se dio por la acción del grupo guerrillero Movimiento 26 de julio, sino, también por las luchas obreras, estudiantiles y campesinas que emprendieron en busca del progreso, la emancipación nacional y el bienestar colectivo y contra la situación de crisis que vivía Cuba, provocada por la intervención estadounidense. Todas estas manifestaciones fueron fundamentales para crear un espacio apto, en donde se construyera un pensamiento revolucionario, este pensamiento es reforzado posteriormente por Fidel Castro en sus años de exilio en México.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba