Síguenos en redes

Mitología

Historia de La Llorona

Publicado

en

Historia de La Llorona
Pixabay / Libre de derechos

Historia de La Llorona

La Llorona es un espectro perteneciente a la cultura popular latinoamericana, el cual se aparece como una mujer de aspecto descuidado llorando cerca de una fuente hídrica, normalmente un río, aunque en algunas ocasiones puede ser la playa o un lago.

Antes de la conquista española, varias culturas precolombinas poseían mitos donde era recurrente la figura de una mujer llorando cerca de un río. Sin embargo, sus versiones variaban mucho de una cultura a otra. No fue sino hasta la llegada y expansión del idioma español y sus hablantes en el continente americano, que el mito fue haciéndose uniforme, aunque guardando ciertos aspectos en uno y otro país.

Por ejemplo, en Colombia, La Llorona es el alma en pena de una mujer que viste con una larga túnica blanca que le baja hasta los talones. De su cabeza cae un cabello descuidado por lo general oscuro, y en el cual anidan luciérnagas, cucarrones y mariposas. Normalmente vista junto a un río, la Llorona sostiene entre sus manos huesudas el cuerpo de un bebé sin vida. En varias regiones del país tiene nombres diferentes. Así, en Nariño la llaman la Tarumama, y en Antioquia María Pardo.

En la versión de Costa Rica se le agrega un pasado: se cree que la mujer en vida había sido una princesa indígena hermosa. En el momento de la conquista, esta se enamoró de un guerrero español, así como él de ella. Sin embargo, su padre ya la había comprometido al rey indígena de otra tribu. Por ello, la pareja se veía a escondidas en la cima de una cascada. De estos encuentros, la mujer quedó embarazada, y tuvo a luz un hijo mestizo que escondió de su padre. Pese a sus esfuerzos, el rey se dio cuenta y retó a combate a su amante español por haberla deshonrado. La mujer intervino para evitar el duelo, pues quería que su hijo tuviera un padre y un abuelo, pero el rey le confesó que había descubierto al niño y lo había arrojado por la misma cascada en la cual se veía con el español. Luego de esto, la maldijo a errar por el mundo, y mientras ella corría adentrándose en la selva, el español y el rey cruzaron sus espadas hasta que ambos murieron.

En Ecuador, la mujer no es indígena, pero si tiene un amante, con el cual se casa y tiene un hijo. Debido a su demencia, la mujer ahoga a su hijo en el río. Luego de descubrir lo que ha hecho, se lanza a las aguas a buscarlo y muere en el intento. En Chile, en cambio, la mujer decide ahogar a sus hijos porque se sentía celosa de que su esposo pasara más tiempo con ellos que con ella. En Panamá la mujer cría al hijo sin su padre. Y una noche decide ir a una fiesta, por lo que le pide a su madre que lo cuide por ella, pero esta no accede. Por esto deja al hijo cerca al río para adormecerlo con el ruido del agua mientras ella va a la fiesta. Al volver, encuentra que a su hijo se lo ha llevado la corriente. Por otro lado, en Venezuela la mujer es abandonada por el padre de la criatura, por lo que la mujer la mata en el río por desesperación.

En Centroamérica las versiones son más detalladas. En Guatemala, por ejemplo, la mujer se llamaba María, y era una criolla de la clase alta casada con otro hombre acomodado. Mientras este se fue de viaje, María inició un romance con uno de los trabajadores de la hacienda donde vivía. De este amorío, María tuvo un hijo llamado Juan de la Cruz. Dado que este evidenciaba que había sido infiel, María lo ahogó en un río cercano. En México, La Llorona es asociada con la Chocacítahuatl, un ser mitológico del que se podía escuchar su llanto en las cercanías del lago de Texcoco. Se creía que oír sus lamentos era presagio de mala suerte y hasta de una próxima muerte. Tanto los Texicas, pobladores de la zona antes de la conquista, como los españoles cuando ya se estaban apropiando de estos territorios, aseguraban ver a una mujer vestida de blanco llorando.

Incluso hay una versión del mito en España, donde se cuenta que una mujer joven y hermosa se enamoró de un hombre rico. La pareja sostuvo la relación estable durante buen tiempo, pero el esposo fue aburriéndose hasta que un día decidió abandonar a su esposa. La mujer quedó entonces al cuidado de dos niños, que, a diferencia de las otras versiones, ya podían caminar. Decepcionada y melancólica, la mujer llevó a sus hijos a pasear cerca a la playa, donde los lanzó al agua y los ahogó. Tras darse cuenta de lo que hacía, corrió rápidamente del lugar, y en su huida fue arrollada por un vehículo.

 

Artículos relacionados

Historia

Historia de Valak (Volac)

Publicado

en

Valak (Volac)
Louis Le Breton, Diccionario infernal

Historia de Valak (Volac)

Valak (gran presidente del infierno), es un demonio mencionado en diversos libros antiguos, tales como La llave menor de Salomón, uno de los libros de demonología católica más populares publicado en el siglo XVII, y el Diccionario infernal, un volumen ilustrado de demonología (1863). Escrito por el ocultista, demonólogo y escritor francés Jacques Auguste Simon Collin de Plancy. El autor, fue un librepensador que recibió la influencia de Voltaire, al final de su vida se convirtió al catolicismo romano y partes del Diccionario infernal son testigo de este cambio en su vida; de escéptico a devoto creyente. Por tanto, más tarde las ediciones fueron editadas para adaptarlas a la teología católica.

El primero, contiene detalladas de espíritus, así como los conjuros necesarios para invocarles y obligarles a cumplir la voluntad del conjurador. También se explican en detalle las acciones previas a la invocación, tanto la fabricación de los elementos que se emplearán en el ritual, tales como amuletos, círculos, signos, entre otros, como los rituales necesarios para evitar que los espíritus tomen el control y otros rituales de protección. En este libro se mencionan 72 demonios entre ellos Valak, que aparece como Presidente Volac.

Valak es nombrado en la tradición antigua como Ualac, Valac, Valax, Valu, Valic o Volac; descrito como un niño con alas de ángel; en ocasiones es representado montado en un dragón de dos cabezas. Este demonio ha servido de inspiración para varias tramas de películas como El Conjuro 2, fue en la primera cinta que se inspiró en este demonio, y La monja, la saga de terror Los expedientes Warren. En La monja el demonio tiene más cercanía con las capacidades de este demonio que en El Conjuro 2, ya que se muestra con la habilidad de comunicarse con las serpientes.

Este personaje demoníaco inspiró el spin-off de Expediente Warren. En La monja, una película lanzada recientemente y que ha tenido gran acogida y popularidad, Valak toma la forma de una monja. Según la tradición, Valak conversó en ocasiones con el Rey Salomón quien aseguró que posee un gran conocimiento y comanda su propia legión demoníaca. En total dirigía alrededor de 38 legiones de demonios. Ahora bien, hay muchos quienes han cuestionado la trama de La monja porque no se acerca mucho a lo que en realidad es y hace Valak, pero si tiene alguna relación ya que Valak es un espíritu encarnado en una monja que frecuenta una abadía de Rumanía.

Lo anterior obedece a que en la cultura popular, Valak profana y toma el control de miembros de la iglesia, ya sean monjas, sacerdotes o feligreses. El filme es dirigido por Corin Hardy se centra en el caso una joven monja de una abadía rumana que se suicida. La investigación del caso es asumida por un sacerdote con un pasado tormentoso (Demián Bichir) y a una novicia a punto de tomar sus votos y que tiene visiones (Taissa Farmiga). Es muy polémico el hecho que muchas cintas y series se han basado en la existencia de este pequeño demonio, y muchos sostenían que era un ser ficticio, pero luego de varias investigaciones se supo de su existencia desde tiempos remotos.

Incluso hoy en día, es invocado a menudo por practicantes de magia que buscan lo invocan para hallar tesoros escondidos, además es conocido y adorado por su fortaleza. Valak, es uno de los diez demonios más poderosos, y solo un remedio parece ser eficaz para combatirlo: hacer una cruz de azúcar y alcohol, y rodearla de agua bendita. Volviendo a la cinta del momento basada en Valak, podemos decir que realmente no tuvo una buena acogida, se cuestiona por ser una cinta lenta y poco aterradora, además tiene una trama predecible, escondida detrás de un montón de efectos especiales. A pesar de ello, la taquilla en el primer fin de semana fue muy buena y superó la cantidad de USD$44 millones.

Continúa leyendo

Mitología

Calíope (mitología)

Publicado

en

Calíope (mitología)
Auguste Alexandre Hirsch, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Calíope

Calíope es en la mitología griega la musa de la poesía épica y de la elocuencia y la madre de Orfeo. Fue la encargada de resolver la disputa entre Perséfone y Afrodita por la custodia de Adonis. Es representada como una bella muchacha de aire majestuoso, llevando una corona y con un poema en la mano.

Origen

Como las otras musas, Calíope es hija de Mnemósine (la personificación de la memoria) y el dios Zeus. Se casó con Eagro, rey de los tracios, y con este engendró Orfeo, Lalemo, Marsias y Lino. De este último, se dice fue hijo de Apolo.  También fue madre de Reso, rey tracio que falleció en la Guerra de Troya y Estrabón afirma que engredó con Zeus a los Coribantes. Algunas fuentes le han atribuido la maternidad de Himeneo, el dios de los esponsales y el canto nupcial, aunque otros afirman que éste era hijo de Clío (también Urania).

Calíope Giovanni Baglione, Public domain, via Wikimedia Commons

Se dice que quedó prendada del semidios Heracles y que le enseñó la manera de consolar y reconfortar a sus amigos, cantando en los banquetes. Zeus le encargo la resolución de la bochornosa disputa entre Perséfone y Afrodita por la custodia del seductor Adonis.  Decidió que este debía pasar cuatro meses con Afrodita, cuatros con Perséfone y los restantes con la que él eligiera.

Calíope cayó al inframundo dos años después de la muerte de su esposo Eagro y doce años después de la muerte de Orfeo

Imagen

Es representado con la apariencia de una bella muchacha de aire sereno y majestuoso, llevando una corona, emblema de su superioridad frente a las demás musas y con un poema épico en una mano. También es adornada con guirnaldas y una trompeta.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Mitología

Cronos

Publicado

en

Cronos
Dominio Público

Cronos

Dentro de la mitología griega, Cronos, Crono o también Saturno, era el gobernante de los titanes. Era el más joven de la primera generación engendrada por Gea y Urano y al igual que sus hermanos, detestaba a su padre por forzarlo a vivir dentro del vientre de Gea. Una vez fue libre, se encargo de vengar a los titanes castrando al tirano de Urano, lo que llevaría al nacimiento de los gigantes, las Erinias y la misma Afrodita. Gobernó por el periodo conocido como la Era Dorada y fue el padre de Démeter, Hestia, Hera, Hades, Poseidón y Zeus. Cronos, al igual que Urano terminó devorando a sus hijos.

Mitología

Forzado a vivir dentro del vientre de su madre junto a sus hermanos, debido al temor de Urano, Cronos, conseguiría escapar gracias a la intervención de su madre. Cuando todos estuvieron fuera, esta los convenció de que tenían que matar a Urano, sin embargo, ninguno de estos se atrevió, a excepción de Cronos. Tomó entonces la lanza hecha de sílex (pedernal) y castro a Urano, mientras este buscaba a Gea. La sangre que derramó su padre cayó sobre la tierra, dando vida a los Gigantes, las Erinias y Las Melias. De la hoz arrojada al mar, se formó la isla de Corfú y de los genitales de Urano, nació Afrodita.

Tras haber castrado a su padre, Cronos, ascendió al trono del universo, encerrando en el camino a los Cíclopes y Hecatónquiros en el Tártaro. Luego de esto, contrajo matrimonio con su hermana Rea y engendró más tarde a Démeter (diosa de la agricultura), Hades (dios del del inframundo), Hera (diosa olímpica, esposa de Zeus), Hestia (diosa del hogar y la familia); y Poseidón (Rey de los mares y los océanos).

Profecía y derrocamiento

Saturno devorando a su hijo- Francisco Goya

Al igual que Urano, Cronos, terminó devorando a todos sus hijos, tras enterarse por su madre, que uno de estos iba a derrocarlo. No obstante, en un sexto parto, Rea dio luz a Zeus, a quien escondió en isla de Creta por varios años. En su lugar le dio a Cronos una piedra, la cual este regurgitó junto a sus hijos, después de ser envenenado por un joven Zeus. Tras derrotar a Cronos, Zeus, liberó a los Cíclopes y Hecatónquiros del Tártaro, quienes forjaron las principales armas de los dioses olímpicos como, el rayo de Zeus y el casco de invisibilidad de Hades.

Fue así como comenzó la guerra entre Zeus, sus hermanos y aliados y los titanes, conocida como Titanomaquia. Una vez fueron derrotados la mayoría de los titanes, entre estos Cronos, todos fueron encerrados en el Tártaro. En otras versiones, Cronos, es enviado a gobernar los Campos Elíseos.

Cronos suele ser representado con una hoz o guadaña.

Sus hermanos fueron: Océano, Jápeto, Ceo, Crío, Hiperión, Febe, Temis, Tetis, Mnemosine, Rea y Tea.

Te puede interesar

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad