Historia de la Bicicleta

historia de la bicicleta
Pixabay

HISTORIA DE LA BICICLETA

Al inquirir en la historia de la bicicleta nos encontramos que descubrir sus primeros vestigios se encuentra supeditado al concepto específico que tengamos de bicicleta, es decir, lo que para cada uno de nosotros se pueda considerar como tal. Y es que las primeras huellas de lo que hoy consideramos como una bicicleta, distan mucho en forma y función a los vehículos actuales. Además, podría asegurarse que son pocas las historias cuyo origen ha tratado de tergiversarse tanto como la historia de la bicicleta, ya sea por alteraciones de la historia sin sentido, o por disputas nacionalistas.

Muchos historiadores han considerado a Leonardo da Vinci como el padre de la bicicleta, dado que en su colección «Códice Atlántico» se puede observar un boceto en el que se incluía uno de estos vehículos, dotado incluso de cadena de transmisión. Esta, como muchas otras teorías fue desmentida, en este caso por el Dr. Hans Lessing, quien en un estudio detallado logró demostrar que el diseño fue una falsificación incluida en el Códice después de los años 60. Sin embargo, esta comprobación solo pudo hacerse hasta 1997, razón por la cual existen gran cantidad de textos que dan como cierta esta alteración de la historia.

Sin embargo, la historia de da Vinci no sería la única falsificación en el recuento histórico de la invención de la bicicleta, puesto que por muchos años fue el «celerífero», un vehículo supuestamente construido por el francés Mede de Sivrac su más antiguo antepasado. No está de más aclarar también este desatino histórico, al igual que lo han hecho autores como Gerd Volke, Maux Rauck y Felix Paturi, quienes aseguran que dicha invención del celerífero solo se trató de una rivalidad nacionalista, de hecho Mede de Sivrac nunca existió.

Dicho amaño francés surgió para mitigar el impacto histórico que supuso la creación de la que consideraremos la primera semilla real de lo que hoy por hoy se conoce como bicicleta, se trata de la Draisiana

, creada por Karl von Drais de Sanerbron en 1816. La Draisiana es considerada como el primer vehículo de tracción humana, dotado de dos ruedas dispuestas de forma lineal, sillín, manillar, un rústico sistema de dirección y a pesar de que carecía de pedales fue por mucho tiempo un vehículo muy útil y popular.

En 1839 se da un acontecimiento significativo en la historia de la bicicleta puesto que el herrero escocés Kirkpatrick Macmillan fabricó la primera bicicleta dotada de pedales para su propulsión, artefacto que se conoció con el nombre de boneshaker o quebrantahuesos. El mecanismo ideado era simple, y consistía en pedales cortos fijados a la rueda trasera y unidos por barras a unos pedales situados delante del tripulante.

El siguiente aporte relevante en la evolución de la bicicleta es atribuido a Robert William Thomson, quién en 1845 relevó las ruedas hechas completamente en madera por neumáticos fabricados por goma y cuero, lo cual no solo se constituyó en un avance determinante en el desarrollo de la bicicleta, sino que es considerado un gran hito en la historia de la rueda.

En 1873, el inglés James Starley creó la primera bicicleta de rueda alta, un artefacto cuyo diámetro de la rueda delantera era tres veces mayor al diámetro de la rueda trasera. Este era considerado un vehículo difícil de dominar, y fue popularmente conocido con el nombre de Penny Farthing, en relación a las monedas «penique» (Penny) y «cuarto de penique» (Farthing) en alusión a la diferencia de tamaño de sus ruedas. Aunque el invento de Starley no contribuyó de forma alguna en mejoras de tipo funcional al desarrollo de la bicicleta, si lo hizo de forma popular, tanto así que en 1887 en norteamericano Thomas Stevens realizó el primer viaje en bicicleta alrededor del mundo dotado de una Penny Farthing, un viaje que duró alrededor de tres años.

Desde que fue adoptado el pedal en la bicicleta, su desarrollo fue progresivo, y en el año de 1879, el inglés Lawson dio un giro trascendental en la historia de la bicicleta, puesto que incorporó el marco que une ambas ruedas, y lo que es más importante, ideó la transmisión por cadena del movimiento del pedal a la rueda trasera. A su creación Lawson le dio el nombre de Bicyclette

, fue así mismo el primer modelo comercial patentado, al cual también debemos el nombre del vehículo que conocemos en nuestros días.

En 1895, seis años más tarde al gran aporte de Lawson, John Kemps Starley, crea la Safety Bicycle (Bicicleta de Seguridad), al igualar el diámetro de las ruedas, utilizar un marco de tubos e incorporar la dirección directa, daba a su «Rover» como el mismo le bautizó, una imagen muy similar al de los vehículos que conocemos en nuestros días, razón por la cual es considerado como el padre de la bicicleta moderna.

To Top