Síguenos en redes

Arquitectos

Historia de la Arquitectura

Publicado

en

Historia de la arquitectura
Pixabay

Historia de la Arquitectura

La arquitectura es una de las denominadas siete bellas artes, la cual se encarga de planear y construir espacios habitables para el ser humano. Su etimología viene de la unión entre las palabras griegas equivalentes de jefe y constructor.

La arquitectura tiene sus inicios en la prehistoria, donde los primeros hombres, que dejaron las cavernas para entregarse a la vida nómada, se vieron obligados a construir refugios. Estos fueron vegetales en un primer momento, o de materiales fáciles de manipular. Una vez las comunidades comenzaron a asentarse, las construcciones fueron adquiriendo materiales más duraderos, como la piedra y la madera. Rápidamente, estas construcciones fueron formando pequeñas tribus que después debieron ser amuralladas para impedir la invasión de otras tribus o animales salvajes. Asimismo, dentro de estas civilizaciones comenzaron a crearse construcciones dedicadas al culto. Esto lo podemos observar en la cultura egipcia, la sumeria, la babilonia o la egea.

Más tarde, los griegos comenzarían a organizarse en ciudades-estado conocidas como polis, las cuales estaban pensadas como centros urbanos auto-sostenibles. Por lo tanto, el papel del arquitecto adquirió gran importancia y se le asoció con el poder político y el religioso, en tanto que construía los templos y los palacios. Se considera que el primer urbanista en la historia fue Hipódamo de Mileto, responsable del plan hipodámico, según el cual las calles de una ciudad han de ser rectas para formar manzanas cuadradas. Los griegos también fueron responsables de crear espacios de esparcimiento, diferenciándose de las culturas anteriores que sólo apilaban residencias sin orden. Así surge el Ágora, una plaza al aire libre donde se realizaban toda clase de eventos sociales, muchos de los cuáles eran de índole política. En la Antigua Grecia también surgió la estratificación, pues las polis se dividían en tres de acuerdo a la altura. En la parte baja vivían los siervos y esclavos, en la parte media los hombres libres y en la parte superior, la acrópolis, estaban las casas de los príncipes y los templos. La arquitectura de este periodo clásico, donde también se incluye la arquitectura romana, se divide en tres grandes periodos: el dórico, el jónico y el corintio, en los cuales las construcciones fueron en un primer momento robustas y simples y luego pasaron a ser más ornamentadas.

Terminado el periodo clásico con la caída del Imperio romano de Occidente, las grandes ciudades comenzaron a desaparecer y fueron sustituidas por el sistema feudal. Por aquella época, la Iglesia Católica era quien tenía el poder, y fue la principal inversionista en obras arquitectónicas. Así, pues, la construcción estuvo dedicada a erigir catedrales e iglesias. La figura del arquitecto desapareció y fue reemplazada por la de un gremio de maestros de obra que planeaban y construían al mismo tiempo. Buscando el recogimiento del feligrés, las construcciones se concentraron en la belleza del interior, creando la cúpula; aunque esto cambiaría con la arquitectura gótica, la cual buscaría una comunicación con la divinidad, ubicada arriba, mediante puntas y formas verticales en las fachadas.

En el Renacimiento, cuando el poder de la iglesia se vio debilitado por la Reforma Protestante y el hombre tuvo mayor libertad para investigar, se redescubrieron varios textos clásicos de arquitectura, siendo fundamental el tratado De Architectura, de Marco Vitruvio Polión. Gracias a este, se dio una fusión entre las antiguas formas clásicas y las medievales. De la misma forma, con el estudio de la perspectiva, la planeación de las construcciones estuvo a cargo de un arquitecto, el cual dibujaba antes de dirigir la construcción. Esto significó el fin de los gremios de maestros de obra. Este periodo, caracterizado por el reconocimiento del artista, dio grandes arquitectos como Jacopo Barozzi Vignola, Leon Battista Alberti, Filippo Brunelleschi y Miguel Ángel. Luego de la arquitectura renacentista, vendrían los estilos neoclásico, manierista, barroco y rococó.

Ya para el siglo XIX, la Revolución Industrial y el auge de las grandes ciudades puso en crisis varias instancias del arte, incluyendo la arquitectura

. Entonces esta se concentró en varios movimientos que buscaban recuperar las tendencias de periodos anteriores, siendo denominados estos como historicistas y teniendo tendencias como el eclecticismo, el romanticismo y el neogótico. La figura del arquitecto también fue puesta en crisis, hasta que pudo ser rescatada gracias a la intervención de los ingleses John Ruskin y William Morris, quienes con el movimiento Arts & Crafts, Artes y oficios en español, asociaron las ideas de industria y tradición. Este pensamiento influiría en la creación del Art Nouveau en Francia.

El siglo XX vio la proliferación de diferentes movimientos historicistas y reaccionarios que no lograban ponerse de acuerdo. No fue sino hasta la creación de la academia alemana Bauhaus en que la edad moderna concebiría una arquitectura más uniforme, que buscaba ya no la ornamentación ni el rescate de la tradición, sino la funcionalidad y optimización de las construcciones tanto dentro de la ciudad en la que se inscribían, como para las personas que las usaban. Sin embargo, este ideal de arquitectura es debatido en la actualidad por diferentes movimientos, influenciados principalmente por el deconstructivismo.

Arquitectos

Joseph Hansom

Publicado

en

Biografía Joseph Hansom
Unknown author / Public domain

Biografía de Joseph Hansom

Joseph Aloysius Hansom (26 de octubre de 1803-29 de junio de 1882) Arquitecto e inventor inglés, inscrito en el estilo neogótico. Hansom revolucionó la historia de los medios de trasporte, en 1834, al introducir la famosa cabina Hansom, modelo que reemplazo a los viejos carruajes. También fue el fundador de la destacada revista de arquitectura, The Builder (1843) y llegó a construir más de 200 edificios, entre estos varias iglesias. Sus construcciones más conocidas son: el Ayuntamiento de Birmingham, la Catedral de San Juan Evangelista y la Catedral de Arundel.

Primeros años

Nació en el seno de una familia católica, con una larga lista de carpinteros y constructores, muchos de los cuales fueron bastante conocidos. Era hermano del arquitecto, Charles Francis Hansom y en sus primeros años fue aprendiz carpintero junto a su padre, Richard. Más tarde tuvo como mentor al arquitecto de York, Matthew Philips, con quien comenzó a trabajar, una vez termino su formación.

Trayectoria profesional

Hacia 1825 se trasladó Halifax, Yorkshire, donde trabajo como asistente de John Oates, antes de abrir su propia sociedad independiente junto a Edward Welch en 1828. Con el nombre de Handsom & Welch, la sociedad diseñó varias iglesias en Yorkshire y Liverpool e hizo algunas renovaciones en Denbighshire y la Isla de Man. En 1831, la sociedad ganó el concurso para construir el Ayuntamiento de Birmingham, uno de sus trabajos más famosos. Sin embargo, el contrato salió la mal y la empresa termino en la quiebra.

La cabina Hansom y otros proyectos

Luego del fracaso financiero, Hansom presentó a finales de 1834 la revolucionaria cabina Hansom, un modelo de coche de dos ruedas tirado por un solo caballo que era mucho más económico y practico que los viejos carruajes. La idea tuvo bastante éxito y fue vendida a empresa por 10.000 liras esterlinas, las cuales nunca terminaron de pagarse. Al parecer, el comprador tuvo varias dificultades financieras. Con todo, en 1835, comenzaron a circular las primeras cabinas. Estas fueron mejoradas con el paso del tiempo y luego exportadas a diferentes países, con lo que los viejos carruajes entraron poco a poco en desuso. Para la segunda mitad del siglo XX, sus cabinas ya eran parte esencial de la sociedad urbana.

A pesar de las altas y bajas que experimento en materia económica, Hansom fundó en 1843, la revista de arquitectura, The Builder. Esta fue renombrada como Bulding en 1966 y continúa despachándose en la actualidad, siendo así una de las revistas de arquitectura mas antiguas de Reino Unido. No obstante, ni Hansom, ni su socio llegaron a ver los beneficios de la empresa, ya que tuvieron que retirarse por falta de capital.

A partir de 1847, Hansom se dedicó por completo a la arquitectura, creo varias asociaciones y diseño y erigió varios edificios, entre los cuales sobresalen varias iglesias. Aunque en un comienzo sus iglesias no tuvieron mucha aceptación, con el tiempo paso a ser una figura destacada y respetada. La mayoría de sus edificios se encuentran en Reino Unido, aunque también construyo en América y Australia.

Estuvo asociado con su hermano, Francis, entre 1854 y 1859 y luego se mudó a Bath, donde trabajo con su hijo, Edward, como su secretario. Posteriormente se asoció con Edward Welby Pugin, separándose amargamente y en 1869, creo su ultima sociedad al lado de su hijo Joseph. Hansom se retiró oficialmente en 1879.

Trabajos destacados

Hansom diseñó alrededor de 200 edificios, incluyendo varias catedrales e iglesias. Entre sus trabajos más conocidos están: el Ayuntamiento de Birmingham; la Catedral de San Juan Evangelista; la Catedral de Arundel; Iglesia Católica Romana de St George en York; la Iglesia de la Inmaculada Virgen María en Leeds; la Iglesia de Nuestra Señora la Inmaculada Concepción en Devizes; y el New Walk Museum en Leicester.

Falleció el 29 de junio de 1882 en Londres.

También te puede interesar

 

Continúa leyendo

Arquitectos

William Morris

Publicado

en

Biografía de William Morris

Biografía de William Morris

William Morris (24 de marzo de 1834-3 de octubre de 1896) Arquitecto, escritor y diseñador británico nacido en Walthamstow. Consiguió a través de su obra renovar el arte victoriano retomando prácticas y oficios de la época medieval. Su obra influiría profundamente en las artes visuales y el diseño industrial del siglo XIX. De su obra sobresalen: La defensa de la Reina Ginebra y otros poemas (1858), El Paraíso terrestre (1868) y Noticias de ninguna parte (1890).

Primeros años

Nació en Walthamstow en el seno de una familia acomodada. Tras cursar estudios en el Marlborough College, asistió a Oxford. Allí estudió Arquitectura, arte y religión y conoció al pintor Edward Burne-Jones y al poeta Dante Gabriel Rosetti. Junto a este último creó en 1857, la revista Oxford and Cambridge Magazine. Una vez definido su estilo, tras un acercamiento al gótico, decidirá recuperar las viejas formas de producción artesanal, rechazando así el maquinismo de la Revolución Industrial y adhiriéndose en el terreno político a la ideología marxista. Cabe mencionarse, que Moris fue uno de los promotores y difusores del incipiente movimiento socialista utópico en Reino Unido.

Trayectoria y obra

A comienzos de los sesentas fundó junto a Burne-Jones y Rossetti la Morris, Marshall, Faulkner & Co

, una compañía de decoración a través de la cual se dedicó a producir tapices, alfombras, vidrieras y todo tipo de artículos artesanales, diseñados y confeccionados manualmente. La empresa, aunque conocida tuvo poco éxito. Asociado al Arts and Crafts, movimiento artístico de finales de siglo XIX, Morris intentaría por todos los medios recuperar las formas y oficios medievales, produciendo en el camino bellas obras de arte.

El fracaso de su empresa lo llevó a luchar en las calles; se dedicó entonces a la lucha social, mientras que al mismo tiempo alcanzaba la fama con su obra literaria. A fínales de los cincuentas seria publicado su primer poemario, La defensa de la Reina Ginebra y otros poemas (1858), le seguirían La vida y muerte de Jasón en 1867 y El Paraíso terrestre en 1868. En 1875, publicó su traducción de la Eneida de Virgilio y en 1887, la Odisea de Homero. También escribiría entonces La historia de Sigurd el volsungo y la caída de los Nibelungo (1876).

Sin dejar de lado su carrera artística, en estos años continuaría trabajando como decorador y diseñador. Al mismo tiempo llevaba una vida agitada, participaba en mítines y conferencias y difundía a través de panfletos y otros medios los manifiestos del partido. Fundó en 1885 la Liga Socialista

y dirigió el diario de esta, The Commonweal. Con el paso del tiempo, Morris, iría alejándose de la vida política, sin embargo, siempre apoyo al partido.

En esos años de agitada vida política publicaría su famosa novela Noticias de ninguna parte (1890) y su estudio sobre el socialismo Chants for Socialists (1884).  Entregado al arte en sus últimos años fundaría la Kelmscott Press (1890), un taller de impresión y encuadernación que dejaría una profunda huella en las artes visuales del siglo XIX.

William Morris falleció en Londres el 3 de octubre de 1896.

Continúa leyendo

Arquitectos

Nikolai Abraham Abildgaard

Publicado

en

Nikolai Abrahan Abildgaard
dominio público

Biografía de Nikolai Abraham Abildgaard

Nikolai Abraham Abildgaard (11 de septiembre de 1743 – 4 de junio de 1809) arquitecto, escultor y pintor. Nació en Copenhague, Dinamarca. Fue una figura clave en la difusión del Neoclasicismo en su patria. Su padre fue un pintor llamado Søren Abildgaard. El gusto por la pintura fue heredado. En su juventud emprendió varios viajes a Roma, y llamó su atención los frescos de Annibale Carracci y las pinturas y esculturas de Tiziano, Rafael, y Miguel Ángel. En este lugar conoció al escultor Johan Tobias Sergel y al pintor Johann Heinrich Füssli, quienes fueron sus primeras influencias en el Neoclasicismo.

En la academia aprendió varios elementos sobre el Romanticismo, así como leyó detenidamente autores literarios como Homero

, Shakespeare u Osian. En el año de 1778 logró una plaza como catedrático, y tuvo la oportunidad de enseñarle a Christoffer Wilhelm Eckersberg, Bertel Thorvaldsen, G.L. Lung y Asmus Jacob Carstens y Caspar David Friedrich. El gobierno danés lo contrató para pintar piezas históricas con el fin de decorar el llamado Salón de los Caballeros dentro del Palacio de Christiansborg.

Las pinturas representaron también alegorías y cuestiones mitológicas, con jeroglíficos y otros símbolos que reflejaban su cercanía a la Revolución francesa; por tal motivo el rey danés rechazó tales diseños (estos desaparecieron totalmente luego de un incendio en el año de 1794).

De Abildgaard se dice que su estilo era neoclasicista con una tendencia romántica, en el cual se destacó su notable sentido del color y una indudable predilección por los temas históricos. Mientras fue director de Academia de Copenhague (1789 -1791 y de 1801 -1809), desarrolló y compartió sus postulados artísticos. Además, escribió numerosos estudios concernientes a la teoría e historia del arte.

 

Principales obras

Filoctetes (1775)

Osian (1782)

Emilia’s Kilde (1782)

Pesadilla (1800)

Sócrates y Júpiter pesando el destino de los humanos (s.f)

Julia y Fulvia

Richard III

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad