Gabriel Miró

Biografía de Gabriel Miró
Dominio Público

Biografía de Gabriel Miró

Gabriel Miró Ferrer (28 de julio de 1879- 27 de mayo de 1930) Escritor español, miembro de la generación del 14 (o novecentismo). Tras licenciarse en Derecho, ejerció varios cargos en Alicante y Madrid. Llegó a trabajar en el Ministerio del Trabajo y de la Instrucción Pública. Al igual que otros escritores, sus primeras obras aparecieron en periódicos y revistas literarias. Fue colaborador de La Nación y del ABC y en 1911, alcanzó el reconocimiento con Nómada. De su extensa y revolucionaria obra sobresalen: Las cerezas del cementerio (1910), El humo dormido (1919), Niño y grande (1922), El obispo leproso (1926) y Años y leguas (1928).

Primeros años

Nació en Alicante, el 28 de julio de 1879, hijo de Encarnación Ferrer y Juan Miró. Cursó estudios en el colegio de Santo Domingo de Orihuela y luego en el instituto de Alicante. Entonces descubrió su vocación para la escritura y la poesía, siendo premiado en la escuela por un pequeño ensayo titulado Un día de campo. Una vez terminado el bachillerato, ingresó a la Universidad de Granada para estudiar Derecho. Se licenció en el año 1900.

Al año siguiente contrajo matrimonio con Clemencia Maignon, con quien tendría a sus dos hijas: Olympia y Clemencia. Para ese entonces ya había iniciado su carrera como funcionario público, ocupando algunos puestos modestos en la Diputación y el Ayuntamiento de Alicante. Entonces publicaría La mujer de Ojeda (1901), Hilván de escenas (1903), Del vivir (1904) y Nómada (1908).

Esta última fue premiada por El Cuento Semanal en 1911.

Trayectoria y obra

Reconocido por el Nómada, en 1914, se muda a Barcelona, donde comienza a trabajar en la Diputación. Allí poco después se la encarga la preparación de una enciclopedia religiosa para Vecchi y Ramos. Con el paso de los años, ascendería como funcionario, llegando así en 1920 a ocupar un puesto en el Ministerio del Trabajo en Madrid y en 1921 en el Ministerio de Instrucción Pública. En este último ejerció como secretario de los concursos nacionales hasta su muerte en 1930.

Enfocado en su trabajo como funcionario y en su carrera como escritor, por ese entonces se le vería colaborar en diarios y revistas como Los Lunes de El Imparcial, El Heraldo, Caras y Caretas, La Nación de Buenos Aires y el ABC de Madrid. En 1925, fue galardonado con el Premio Mariano de Cavia por el articulo Huerto de cruces. Previamente había publicado El ángel, el molino y el caracol del faro (1921), Nuestro padre San Daniel (1921) y Niño y grande (1922).

Durante sus últimos años de carrera vieron la luz, el criticado, El obispo leproso (1926) y la novela biográfica Años y leguas (1928). Otros títulos destacados de su obra son: Las cerezas del cementerio (1910), Libro de Sigüenza (1917) y El humo dormido (1919).

Inscrito en la generación del 14, junto a Gustavo Pittaluga, Gregorio Marañón, Ramón Pérez de Ayala y Manuel Azaña, su obra se caracterizó por su lirismo y la constante evocación a los paisajes levantinos. La mayoría de sus escritos estaban cargados de una profunda sensibilidad y emoción con la cual dejaría atrás el realismo decimonónico y el anarquismo de la generación del 98. Miró es considerado uno de los autores más originales y renovadores del panorama literario español del siglo XX.

Gabriel Miró falleció el 27 de mayo de 1930, en Madrid.

To Top