F. Scott Fitzgerald

F. Scott Fitzgerald

Biografía de F. Scott Fitzgerald

Francis Scott Fitzgerald (24 de septiembre de 1896 – 21 de diciembre de 1940) narrador, mejor conocido como F. Scott Fitzgerald. Nació en la localidad de Saint Paul, Minnesota, Estados Unidos. Creció en el seno de una familia católica irlandesa de posición acomodada. Su padre, Edward Fitzgerald, de ascendencia irlandesa e inglesa, era un hombre callado y caballeroso. Su madre fue Mary McQuillan Fitzgerald, conocida como Molly, la hija de un inmigrante irlandés que heredó cierta fortuna del negocio de comidas de su padre. Scott estuvo gran parte de su infancia en Buffalo, New York, debido a que su padre trabajó para Procter & Gamble. Sus padres enviaron a Scott a una escuela de corte católico al oeste de Buffalo, primero estudió en Holy Angels Convent y luego en Nardin Academy, hasta 1805.

En las dos escuelas fue descrito como un niño muy inteligente. Scott desarrolló un temprano interés por la literatura. Su madre, siempre muy atenta, se aseguró de que su hijo tuviera una formación de calidad, algo normal en los miembros de la clase media-alta. Su crianza fue poco convencional. Luego de que su padre perdiera el trabajo en Procter & Gamble, la familia regresó a Minnesota, y Scott ingresó a la St. Paul Academy hasta 1911. Posteriormente, fue enviado por sus padres ​al instituto Newman, una prestigiosa escuela católica en Hackensack, Nueva Jersey. Allí Scott desarrolló su capacidad literaria y también dedicó mucho tiempo al fútbol.

El rector de esta institución fue clave en el desarrollo de las habilidades literarias de Scott, luego de terminar la escuela decidió quedarse en Nueva Jersey para incursionar en el campo artístico en la Universidad de Princeton. Para su desgracia no pudo ingresar al equipo de fútbol de la universidad, no pasó las pruebas requeridas. Entonces, se dedicó a perfeccionar su trabajo como escritor, allí conoció a  Edmund Wilson y John Peale Bishop, que más adelante fueron sus críticos literarios y le apoyaron en su carrera literaria. Con ellos trabajo como colaborador ​en el Nassau Lit, y en el Princeton Tiger.

Mientras estuvo en el Nassau Lit, escribió una novela que presentó a Charles Scribner’s Sons, pero fue rechazada por el editor aunque no descartó ciertos elogios. En ese mismo año Fitzgerald se sumó como miembro del club de literatura de la University Cottage Club, conocido como el club Big Four. Pero, su permanencia en el grupo se interrumpió cuando decidió unirse al ejército. Com si su tiempo de vida estuviera en peligro, escribió apresuradamente El ególatra romántico, semanas antes a su incorporación a filas y, aunque Scribners lo rechazó, lo alentó para que continuara intentando.

Cuando salió de la guerra conoció a Ginevra King, una joven de estatus elevado de Chicago. Ella se convertiría en su inspiración para el personaje de Isabelle Borgé, el primer amor de Amory Blaine en This side of Paradise, también fue inspiración para Daisy en The great Gatsby, y para otros múltiples personajes de sus novelas e historias cortas. Una de sus novelas que le aseguró gran popularidad fue A este lado del paraíso (1920), lo que le permitió ir publicando sus cuentos en revistas de prestigio como The Saturday Evening Post, y presentarse como una de las figuras más representativas del «sueño americano» de la década del 20.

Fitzgerarld contrajo matrimonio con Zelda Sayre, ella fue fundamental en su vida no solo le sirvió de inspiración sino de apoyo en los peores momentos de su vida. Con ella se trasladó a Francia. en este país acabó de escribir la que se considera su obra maestra, El gran Gastby (1925), narra la historia del éxito y luego de decadencia de un traficante de alcohol durante la ley seca, que creó una identidad aristocrática y a partir de allí vive como un fantasma en una mansión, todo con la finalidad de conseguir a la mujer que ama. Fitzgerald describió en dicha obra la vida del típico  individuo de clase baja y de escasa moral, que para triunfar es capaz de cualquier cosa.

El autor cultivó también la narración breve, y algunos de sus cuentos están clasificados en el género del horror, y en otros descarga su sarcástica eficacia contra la clase de los poderosos. Posteriormente, le dio nacimiento a dos importantes novelas: Suave es la noche (1934), y la póstuma e inconclusa El último magnate (1941), donde cuenta los aspectos más miserables de Hollywood, esta fue escrita en base a su experiencia personal ya que se desempeñó como guionista anónimo para la industria del cine.

Entre sus obras también se encuentra El jactancioso (publicado en 1945 por Edmund Wilson). De 150 cuentos que escribió, se recopilaron en los siguientes libros: Jovencitas y filósofos (1920), Cuentos de la edad del jazz (1922), Todos los hombres tristes (1926) y Toque de diana (1935). Una de sus obras El gran Gatsby (1925), fue considerada una importante obra maestra, aunque se vendió mal. Para este momento, su mujer estuvo internada en el hospital durante un largo periodo hasta que murió en 1948 a causa de un incendio en la clínica donde estaba confinada.

Fitzgerald tenía problemas con el alcohol y con esta dura perdida la situación fue peor, lo importante es que no dejó de escribir, especialmente lo hizo para revistas. Su crisis emocional fue expresada en sus ensayos de El crack-up (1945). Al final de su vida, Fitzgerald volvió a vender guiones a Hollywood. El 21 de diciembre de 1940, alcoholizado y exhausto, F. Scott Fitzgerald falleció en Hollywood, California, mientras estaba escribiendo. Su cuerpo fue trasladado en ferrocarril y fue sepultado en Saint Mary, pero al no ser católico tuvieron que trasladarlo al cementerio civil de Rockville.

To Top

#FrenarLaCurva