Eloy Alfaro

Eloy Alfaro
Dominio Público
Información personal
Nombre CompletoJosé Eloy Alfaro Delgado
Nacimientojunio 25, 1842
OcupaciónPolítico y militar
Fallecimientoenero 28, 1912
Causa de MuerteLinchamiento
NacionalidadEcuatoriana
CónyugueAna Paredes Arosemena

Biografía de Eloy Alfaro

José Eloy Alfaro (25 de junio de 1842 – 28 de enero de 1912) militar, político y expresidente de la Republica de Ecuador en los períodos 1895-1901 y 1906-1911. Nació en la ciudad ecuatoriana de Montecristi. Sus padres fueron ciudadanos muy distinguidos: Manuel Alfaro y González,​ republicano español, quien llegó a la nación ecuatoriana en calidad de exiliado político, y su madre María de la Natividad Delgado López, hija de Rafael de la Cruz Delgado, que ocupó la dirección del Cabildo de Montecristi. José viajó a muchos lugares de América porque colaboró con los negocios de su padre, estuvo en Perú, Colombia, América Central y el Caribe.

La tendencia de su familia era liberal. Por ende, en 1864 participó en una fracasada insurrección contra Gabriel García Moreno. José tuvo que exiliarse en Panamá, en donde llevó a cabo varios negocios exitosos. En 1872, aprovechando su condición acomodada, contrajo matrimonio con Ana Paredes Arosemena, hija de uno de los notables del Istmo. Cuando se supo sobre el asesinato de García Moreno, Alfaro volvió al Ecuador decidido a combatir al gobierno de Antonio Borrero. En ese sentido, apoyó el golpe de Estado de Ignacio de Veintemilla, el 8 de septiembre de 1876, al lograrlo ocupó el cargo de coronel.

Pero meses después se opuso al régimen de Veintemilla, debido a que incumplió el programa liberal prometido. A inicios de 1883, Alfaro fue proclamado jefe supremo de Manabí y Esmeraldas y con un ejército derrotó al dictador, cuyo último reducto, cayó el 9 de julio de 1883 en Guayaquil. Este movimiento que lideró Alfaro fue denominado movimiento “restaurador», en la Asamblea Constituyente se eligió como presidente a José María Plácido Caamaño.

En 1884, cuando Caamaño ostentaba el poder, Alfaro encabezó una nueva revuelta que no tuvo ningún éxito, debido a esto empezó a ser llamado burlescamente «general de las derrotas». Alfaro, entonces se dedicó a adquirir contactos internacionales. Con la controversia de «la venta de la bandera» estalló una suerte de revolución el 3 de enero de 1895, que meses más tarde fue responsable de la Revolución Liberal en Guayaquil: el presidente Luis Cordero se vio obligado a renunciar, y Alfaro, que estaba en Panamá, fue proclamado jefe supremo.

Alfaro llegó a Guayaquil el 19 de junio de 1895, e inmediatamente preparó el ataque contra los conservadores, que se encontraban atrincherados en la Sierra, rápidamente fueron diezmados por los liberales en San Miguel de Chimbo, Gatazo y El Girón antes de arribar a Quito, el 4 de septiembre. Se realizó una Asamblea Constituyente, luego de la expedición de la undécima Constitución con el fin de reafirmar la presidencia de  Alfaro. Durante su primer gobierno, que concluyó en 1901, Alfaro consolidó el liberalismo, estableció la separación entre la Iglesia y el Estado e impulsó la construcción del ferrocarril entre Quito y Guayaquil.

Eloy Alfaro repitió presidencia entre enero de 1906 y agosto de 1911. En este período se realizó la promulgación de la Constitución de 1906, conocida como «la carta magna del liberalismo ecuatoriano». Alfaro retomó la construcción del ferrocarril transandino, en suma adelantó el proyecto de secularización en la enseñanza pública, y se adelantaron obras de infraestructura y comunicación. Durante este periodo Ecuador vivió un momento de inestabilidad y conflicto con Perú por temas de delimitación espacial y territorial.

Además el partido liberal comenzó a tener conflictos internos, donde se enfrentaban el liberalismo radical de Alfaro y el liberalismo oligárquico de Leónidas Plaza Gutiérrez. En las elecciones de 1911, Alfaro fue depuesto por el placismo en alianza con Emilio Estrada, el pueblo y el ejército por una jugada fraudulenta que hizo para continuar en el poder, imponiéndose ante Emilio Estrada, por ello debió abandonar el país. Entonces asumió el poder Carlos Freile Zaldumbide, y luego meses después la presidencia quedó en manos de Emilio Estrada. Pero Estrada falleció y Freile Zaldumbide asumió la presidencia.

La intención de Alfaro en compañía de otros dirigentes radicales por el poder, hizo que retornaran a Ecuador para influir en la designación de un nuevo mandatario, pero cayeron presos en Guayaquil por orden de Freile Zaldumbide. Luego, los llevaron a Quito, en donde una turba furibunda asaltó la prisión y acabó con Eloy Alfaro, Flavio y Medardo Alfaro, Luciano Coral, Ulpiano Páez y Manuel Serrano, específicamente el  28 de enero de 1912. Trágicamente sus cuerpos fueron arrastrados y exhibidos, como si de trofeos se tratara, por la ciudad, fueron quemados en El Ejido. Al parecer, los responsables de este hecho cruel fueron los placistas en alianza con los conservadores.

Es destacado como uno de los presidentes más notables de esta nación al emprender importantes proyectos de orden liberal, también por las transformaciones ideológicas que logró en las mentes de muchos ecuatorianos. En el campo social: exoneró del tributo territorial a los indios de la Sierra y a los montuvios de la Costa; suprimió la prisión por deudas; consintió la participación de la mujer en cargos administrativos; y mandó a construir escuelas y centros de educación.

En el ámbito internacional promovió un encuentro de representantes hispanoamericanos en México para la formación de un Derecho Público Americano; intervino ante la reina María Cristina en favor de la independencia de Cuba y quiso retomar la idea de la «Gran Colombia» de Bolívar. Es reconocido en este país como una importante figura. Aunque, debemos afirmar que para otros fue visto como la encarnación del anticlericalismo y del despotismo político.

To Top