Historia y biografía de

Artistas

Eduardo Ramírez Villamizar

Biografía de Eduardo Ramírez Villamizar
Tomada de Instagram: https://www.instagram.com/p/B1rRShQHuXt/

Biografía de Eduardo Ramírez Villamizar

Eduardo Ramírez Villamizar (27 de agosto de 1922 – 23 de agosto de 2004) Escultor y pintor nacido en Pamplona, Norte de Santander, Colombia. Es considerado uno de los pioneros de las artes plásticas y el constructivismo, así como uno de los artistas más destacados de América Latina. Su obra torno el arte precolombino en figuras geométricas de estilo abstracto. Ramírez cursó estudios de arquitectura en los cuarentas y en los cincuentas se inició como artista, dejando de lado su carrera. Entre sus obras más conocidas están: El Dorado (1957), Cubo inclinado (1970), El espejo de la Luna (1990) y Aerolitos (1991-92).

Familia e inicios

Nació en el seno de una familia numerosa de origen pamplonés. Su padre era el joyero Jesús Ramírez Castro y su madre era Adela Villamizar Cote. Fue el menor de los once hijos de la pareja y cuando el negocio del padre fracaso, todos tuvieron que trasladarse a la capital de Norte de Santander, Cúcuta. Allí vivió por algunos años. Interesado por las artes desde temprana edad, Villamizar terminó estudiando arquitectura en la Universidad Nacional de Bogotá por tres años, de 1940 a 1943.

Aunque la carrera lo apasionaba, terminó decantándose por el arte, dejó la arquitectura y empezó a trabajar como artista creando obras inicialmente de corte expresionista. En 1950, se trasladó a París, donde su arte cambio de manera drástica, dando inicio a su aventura en el arte abstracto.  Por este periodo creó numerosas obras con gran colorido, llenas de formas planas y líneas rectas y curvas.

Trayectoria profesional de Eduardo Ramírez Villamizar

Entre finales de los cincuentas y comienzos de los sesentas, Ramírez desarrolló varios relieves en los que primaba el color blanco. Con el paso del tiempo, estos fueron tronándose más complejos e intrincados a la vez que introducían mas colores. Hacia 1962 su obra comenzó a tomar como referencia el arte precolombino, el cual torno en abstracto por medio de figuras geométricas con ondas y visos revolucionarios. Alejándose un poco de la pintura, en 1963, empezó a trabajar en el campo de la escultura tanto libre como exenta.

Ese mismo año diseñó la escultura en homenaje al poeta colombiano Jorge Gaitán Durán y luego realizó las obras Saludo al astronauta, Al poeta Eduardo Cote y Reliquia, entre otras.  A finales de los sesentas se trasladó a Nueva York, donde vivió hasta 1974. Durante su estancia comenzó a trabajar con láminas de plástico, desarrollando obras como las Construcciones emergiendo, las Construcciones suspendidas, los Círculos intersectados, las Cámaras en progresión y otras.

En 1971 crearía cuatro columnas de concreto en Vermont y luego se enfocaría en el desarrollo de Columnata en Nueva York. También trabajó en Las 16 torres de los cerros orientales de Bogotá y obras en madera con diseños similares a las torres. En 1973, creó varias esculturas públicas en Estados Unidos como el Hexágono (Nueva York) y De Colombia a John Kennedy (Washington). Entre 1975 y 1976, realizó varias construcciones con grandes dimensiones en disposición horizontal, las cuales estaban pintadas generalmente en rojo, blanco o negro.

Ya en 1974, regresó a Colombia y se instaló en Suba, en una casa amplia donde coleccionaba pinturas precolombinas y muchos caracoles. Este contacto con la naturaleza se vio reflejado en la mayoría de las obras de fines de los setentas.  En ese entonces creó Peines del viento, Caracol-pájaro, Insectos policromados camuflándose y Flor-pájaro-caracol, entre otros. A esta época también pertenecen las esculturas Nave espacial y Construcción inclinada roja.

Tras su viaja a Machu Pichu, Ramírez vuelve a concentrarse en la construcción de grandes esculturas geométricas, como se ve reflejado en la mayoría de sus obras durante los ochentas. Durante sus últimos años de producción, Ramírez regreso a la madera y las grandes formas. Por ese entonces creo El templo de las leyes, en homenaje a Francisco de Paula Santander. También fundó el Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar en Pamplona, al cual donó una colección retrospectiva de 40 de sus obras.

A lo largo de su carrera, Ramírez ganó varios premios, de los cuales cabe mencionar el primer lugar en el Concurso Guggenheim y su galardón en el Bienal de Sao Paulo. También realizó varias exposiciones en el exterior en galerías como el Roland de Aenlle de Nueva York y la Arnaud de París. de su extensa producción artística sobresalen: Homenaje a Vivaldi (1963), De Colombia a John Kennedy (1973), Amonita fósil (1979), El espejo de la Luna (1990) y Aerolitos (1991-92).

Villamizar falleció el 23 de agosto de 2004 en Bogotá y año más tarde sus cenizas fueron trasladados a su museo en Pamplona como lo quería el artista.

Doodle

Este 27 de agosto de 2019, Google homenajeo al destacado artista con un doodle diseñado por Gerben Steenks. En la animación se ve al pintor rodeado de figuras geométricas que aluden a su obra inspirada en el arte precolombino. El doodle puede ser visto hoy en Colombia, Argentina, México, Chile, Ecuador y Perú.

To Top