Historia y biografía de

Historia

Día de la Inmaculada Concepción

Historia de la Inmaculada Concepción
Tomado de: https://www.instagram.com/p/BqDQs-zhXL_/

Historia del Día de la Inmaculada Concepción   

Día de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre) desde el año de 1854 se estipuló el 8 de diciembre como el día la Inmaculada Concepción. Este día se celebra el popular Día de las velitas, en aquel momento el Papa Pío IX publicó el privilegio Ineffabilis Deus, en la cual se establece el dogma de la Inmaculada Concepción. Los fieles creyentes al saber esta decisión comenzaron a iluminar sus calles con velas y faroles como muestra de apoyo. El nombre de la Inmaculada Concepción fue concedido por ser concedida sin macula del pecado original. Lo anterior fue un regalo especial de Dios para la mujer que sería la Madre de Jesús y madre Nuestra.

Dentro de la religión católica la devoción mariana a la Inmaculada Concepción es uno de los aspectos más difundidos, la Inmaculada Concepción es patrona en muchos lugares de Europa y América. Por ejemplo, es patrona del estado Mérida, Venezuela. En los países predominantemente católicos María tiene un lugar muy especial por ser la Madre de Jesús. Aunque, en muchos sectores de la sociedad se niega la Inmaculada Concepción de María. Asegurando que todos nacemos con pecado original. Pero, en el Catecismo de la Iglesia Católica podemos leer acerca de su veracidad en los números 490 al 493.

En Colombia se le rinde devoción el Día de las velitas, por ello al pasar los años esta celebración se popularizó cada día más y se convirtió en una tradición anual. Usualmente los familiares y amigos se reúnen a iluminar con velas las calles de la ciudad, generando resplandores en cada barrio, parque o plaza, aunque las generaciones más jóvenes han tomado esta celebración de manera menos religiosa y aprovechan para reunirse y divertirse, salir a ver las calles que comienzan a alumbrarse con las decoraciones de la Navidad. Por ejemplo, en la Colina de San Antonio, Cali, Colombia desde inicios del siglo XX se realizan actividades entre vecinos y se realiza un gran alumbrado y su iglesia se decora de manera muy llamativa, atrayendo a propios y extraños. Podemos decir que con esta festividad se da paso a la navidad.

En España, la Inmaculada Concepción fue proclamada patrona de los Tercios de Flandes e Italia, luego de que el Maestre Bobadilla ordenó luchar a sus soldados encomendándose a la Virgen Inmaculada para llevar a cabo la Guerra de los Ochenta Años en la isla de Bommel (Holanda). La realidad era trágica para los Tercios españoles que se veían asediados por los enemigos, además sus víveres y municiones eran escasos.  El bando enemigo les exigió la rendición, pero con el apoyo de la Virgen Inmaculada Concepción rechazaron la solicitud y siguieron luchando. Finalmente, la misión fue todo un éxito y obtuvieron la victoria el 8 de diciembre.

Desde el 1640, España celebra la Inmaculada Concepción como día festivo. No obstante, tras la publicación de la bula papal que proclamaba el dogma, el Gobierno liberal del bienio progresista no permitió celebrar el acontecimiento. Posteriormente volvió a recuperarse la festividad que se ha mantenido intacta.

 

Celebraciones en América Latina  

En otros lugares de América Latina tiene otros nombres. Por ejemplo, en Nicaragua es llamada La Purísima, en Paraguay se llama Virgen de Caacupé y se hace una gran procesión desde la madrugada del 8 de diciembre. En Chile, el Santuario de la Inmaculada Concepción ubicado en el Cerro San Cristóbal es uno de los principales lugares de culto de la iglesia católica en Chile, y también es un ícono de la capital. En Argentina es conocida como Nuestra Señora del Valle, patrona de Catamarca, en su día los fieles realizan previamente un novenario en honor a la advocación.  El 7 de diciembre en la Plaza 25 de Mayo se realiza una procesión con antorchas.

To Top