Chuck Berry

Chuck Berry
Dominio Público en Estados Unidos

Biografía de Chuck Berry

Chuck Berry (18 de octubre de 1926 – 18 de marzo de 2017) compositor, intérprete y guitarrista afroamericano. Nació en San Luis, Misuri, Estados Unidos.  El nombre con el que fue bautizado es Charles Edward Anderson Berry. Su madre, Martha, era profesora y su padre, Henry, diácono baptista. Gozó de una posición social privilegiada, fue enviado a Summer High School, la primera escuela de secundaria para afroamericanos del oeste de Mississippi. En esta escuela demostró sus dotes musicales al interpretar ​la canción Confessin’ the Blues de Jay McShann.

Berry aprendió a tocar guitarra de forma autodidacta gracias a un libro titulado Nick Manoloff’s Guitar Book of Chords. Fue influido por géneros como el boogie-woogie, el blues y el swing. Más adelante, logró conocer a Ira Harris ​quien le enseñó a tocar magistralmente la guitarra. Con cierta experiencia Berry comenzó su trabajo como músico tocando en fiestas. Decidió viajar en 1944, a Kansas City junto a dos amigos, y en ese lugar realizaron un robo con armas de fuego a una tienda, fueron detenidos y sentenciados a 10 años de prisión. El joven primero fue enviado a un reformatorio juvenil, cerca de Jefferson City, para pasar las horas formó un grupo de canto y practicó el boxeo.

Siete meses después de quedar en libertad, Berry conoció a Themetta Suggs, con quien se casó al año siguiente. En 1950 nació su hija Darlin Ingrid Berry, y para sostener a su familia tuvo que trabajar en oficios varios como conserje, estilista, fotógrafo y carpintero, aunque nunca dejó de tocar. Cinco años después su carrera musical despegó, cuando Muddy Waters le  contactó con Leonard Chess y graba Maybellene, uno de los primeros éxitos del Rock And Roll. Luego publicó cinco singles, pero el más popular fue Roll Over Beethoven.

Berry tenía un night-club y en 1959 tuvo un altercado con una empleada del lugar y ella lo acusó de abuso sexual, fue encarcelado por espacio de dos años. Cuando salió de prisión, sus temas se popularizaron rápidamente al estar en las voces de The Beatles y The Rolling Stones. Hasta 1965 tuvo una etapa musical prospera con Chess Records, cuando Berry llegó aquí lo hizo con unas grabaciones entre las que se encontraban Maybellene y Wee wee hours, rápidamente fueron modificadas y grabadas nuevamente con músicos talentosos de Chicago. La primera fue una innovación musical por mezcló el country con el estilo del rhythm and blues.

En este momento donde los ejecutivos de las discográficas hablaban de este tema conoció a varios  disc-jockeys importantes, entre los que estaba el famoso Alan Freed, él colaboró mucho en su difusión por la radio. La canción logró darle la fama a Berry, gracias a su ritmo catalogado como matemático en donde combinó perfectamente los sonidos. Encontramos un poco de todo: música country, rock’n’roll tradicional, blues e incluso, canciones melódicas de Frank Sinatra. Luego de dejar la discografía por cinco años, volvió en los 70 volvió con el sello Chess Records lo que le aseguró ocupar el puesto número uno en ambos lados del Atlántico, uno de sus mejores temas es My Ding-A-Ding (1972).

Por aquellos tiempo Berry publicó la que es considerada una de las mejores canciones escritas por él; sobre todo el texto, fluido e irónico, es una pequeña obra maestra de poesía urbana y de denuncia social: ‘No money down, aunque realmente esta no fue muy bien recibida por la crítica. Luego, publicó el disco Roll over Beethoven, donde en la introducción toca su guitarra con gran soltura. Su letra era hermosa, lo que hizo que Berry se convirtiera en «el poeta del rock’n’roll». Sus canciones eran también un grito de alarma, una señal de peligro, una llamada de atención a la sociedad norteamericana; tendida al consumismo, la falta de ideales y de valores. Después siguieron en cadena temas como Johnny B. Goode, Rock’n’roll music y Too much monkey business.

Grabó esporádicamente y siguió actuando a lo largo de los setenta, pero su carrera tuvo que parar en su mejor momento cuando fue arrestado por evasión de impuestos. Lo anterior podría deberse a su impresionante tacañería, muchos músicos preferían no trabajar con él porque pagaba muy poco. Al salir de prisión, la popularidad de Berry aumenta al participar en grandes espectáculos televisivos, giras y películas; figuró en films como Jazz on summer’s day, Go Johnny go y Rock, rock, rock. En ese momento importantes bandas de rock estuvieron influidos por Berry, demostrando que la genialidad de Berry era fundamental para el rock.

Comenzó a grabar varias canciones atractivas para los oyentes, tales como: Nadine, No particular place to go, Promise land, You never can tell, Little Mane, I want to be your driver, Come On, Brown Eyed Hand some Man, entre otras. Berry era un artista aclamado y muy admirado y reconocido por su famoso «duck walk» (paso de ganso) realizado en cada concierto. Grabó con ayuda de importantes músicos ingleses, graba el álbum London sesión, después de este momento su nombre se ubica en el Olimpo del rock.

En los ochenta su actividad se redujo a actuaciones y apariciones en algunos films y se realizó la publicación de su autobiografía. A pesar de todos sus clásicos: Sweet Little Sexteen o Johnny B. Goode, continuaron sonando y  fueron sujeto de diferentes versiones en las voces de grandes bandas y artistas del momento. En ese sentido, su música perduró aunque él hubiera cesado su producción. Chuck Berry ha sido considerado el padre del rock, fue el responsable de dar el paso del rhythm and blues al rock and roll en la década de los cincuenta. Su manera de tocar nerviosa, frenética, e histérica, era un estilo único que sirvió de inspiración para varios artistas nacientes.

Luego de la década del 80 Berry estuvo varios años fuera de la escena, hasta que reapareció en 1993 junto a Fleetwood Mac, Michael Jackson, Barbra Streisand, Aretha Franklin y Little Richard en la gala de la investidura presidencial de Bill Clinton. Comenzando el siglo XXI se vio envuelto en un problema legal con el pianista Johnnie Johnson, por la autoría de una decena de canciones, entre ellas: No Particular Place to Go, Sweet Little Sixteen, Roll Over Beethoven, entre otras.

Finalmente, la causa fue desestimada por el tribunal debido al tiempo entre la creación de los temas y la interposición de la demanda. En octubre de 2016, Chuck Berry de 90 años anunció el lanzamiento de su nuevo disco. Sería su primer álbum con temas nuevos en 38 años y sus hijos participarían en la banda durante la grabación. Pero esto no pudo lograrse porque el cantante afroamericano fue hallado muerto en su casa, ubicada en el Condado de Saint Charles, el 18 de marzo de 2017.

To Top