Historia y biografía de

Actor

Christian Bach

Biografía de Christian Bach
Tomada de @christianbach_fans :https://www.instagram.com/p/B0zTv-TAkCq/

Biografía de Christian Bach

Adela Christian Bach Bottino (9 de mayo de 1959 – 26 de febrero de 2019) Actriz y productora. Nació en Buenos Aires, Argentina. Es conocida por sus papeles en La Chacala (1997), Vidas robadas (2010) y La impostora (2014). Estudio abogacía, pero nunca ejerció. Comenzó a actuar a finales de los setentas, debutando en televisión con El amor tiene cara de mujer en 1976. Años más tarde alcanza la fama en México, gracias a sus papeles en: Bodas de odio (1983), Bajo un mismo rostro (1995) y La Chacala (1997-98). Bach es conocida por interpretar el papel de villana.

Familia e inicios

Nació en Buenos Aires, hija de Roberto Bach Meizegeier y Adela Adamowa. Interesada por la interpretación, a los quince años comenzó a estudiar actuación. Posteriormente estudió Derecho en la Universidad de Buenos Aires, graduándose en 1979. En ese mismo periodo, dio sus primeros pasos como actriz, debutando en la telenovela El amor tiene cara de mujer (1976), una nueva versión del clásico de los sesentas protagonizada por Virginia Lago y Cristina Tejedor. Al año siguiente hizo su debut en cine con Brigada en acción (1977), compartiendo créditos con Palito Ortega y Juan Carlos Altavista.

Trayectoria de Christian Bach

Al terminar sus estudios, se trasladó a México, país en el que triunfó convirtiéndose en una de las actrices más destacadas de los ochentas y noventas. Su primer trabajó en el que sería su nuevo hogar fue en la teleserie Los ricos también lloran (1979), interpretando a Joanna Smith. Ese mismo año trabajó en Verónica (1979), como María Teresa y en Propiedad horizontal (1979), como Vicky.

A principios de los ochentas, Bach obtuvo su primer protagónico en Soledad (1980), al lado de Edith González y Héctor Bonilla. Posteriormente regresó a la pantalla grande con Duelo a muerte (1981), filme que coprotagonizó junto a Fernando Allende. Un año después protagonizó El amor nunca muere (1982), telenovela en la que enfrentaría a Sylvia Pasquel, por el amor de Frank Moro.

Ya en 1983, conquistaría al público mexicano con su actuación en la exitosa telenovela Bodas de Odio, en la que encarnó a Magdalena Mendoza, la enamorada de Miguel Palmer y el interés romántico Frank Moro. Gracias al éxito que alcanzó con Bodas de Oro, en 1985, protagonizó Gavilán o paloma, junto a José José y De pura sangre con su futuro esposo Humberto Zurita. Juntos fundaron poco después la productora Zuba producciones, con la que empezó a trabajar en los noventas para Televisa y Tv Azteca.

Bach trabajó en las telenovelas de televisa, Encadenados (1988-89) y Atrapada (1991) y en 1995, debutó como productora con Bajo un mismo rostro, telenovela en la que compartió protagonismo con su esposo, encarnando a Irene Saldívar Teodorakis. Para ese entonces ya había estrenado Soy libre (1992), Yo, tú, el, y el otro (1993) y El hombre de Blanco (1994). Posteriormente actuó en La antorcha encendida (1996), drama histórico sobre la independencia de México producido por Televisa.

Un año después, produjo La Chacala (1997-98), telenovela que además protagonizó interpretando múltiples roles. Bach no sólo encarnó a Delia de Almada, la madre de las gemelas Gilda y Liliana, sino que también encaró a las gemelas e interpretó al espíritu que posee a una de estas, La Chacala. El talento demostrado en la telenovela le valió el reconocimiento de toda la industria. Entrados en el nuevo milenio, Bach volvería a trabajar al lado de su esposo como productora y actriz, protagonizando Agua y aceite (2002), de TV Azteca.

En 2010, después de casi ocho años de alejamiento, regresa a la televisión con Vidas robadas, drama en el que encarnó a la antagonista y villana María Julia Echeverría de Fernández-Vidal. Ese mismo año, estrenó en cine El secreto (2010), de Gilberto de Anda. Años después, intervino en La patrona (2013), junto a Aracely Arámbula, encarnando a La patrona, Antonia Guerra. En 2014, estrenó su última telenovela, La Impostora (2014), en la que compartió créditos con Lissette Morelos y su hijo Sebastián Zurita.

Tres años después, Bach y su esposo anunciaron su retiro de la pantalla. Para ese entonces la salud de la actriz se encontraba deteriorada por una extraña enfermedad degenerativa. Sus últimos años los paso con su familia en su hogar.

Bach falleció el 26 de febrero de 2019, en Ciudad de México, México, a causa de un paro respiratorio.

Sus dos hijos –Emiliano y Sebastián- son dueños de la productora Addiction House projects.

To Top