Síguenos en redes

Militar

Augusto Pinochet

Publicado

en

biografía de Augusto Pinochet
dominio público

Biografía de Augusto Pinochet

Augusto Pinochet (25 de noviembre de 1915 – 10 de diciembre de 2006) general y político dictador chileno. Nació en Valparaíso, Chile. Sus padres fueron Augusto Alejandro Pinochet Vera y Avelina Ugarte Martínez. Su padre era funcionario en una sociedad aduanera. El pequeño Augusto estudió en el Seminario San Rafael. Posteriormente, en su adolescencia ingresó a la Escuela Militar del Libertador Bernardo O’Higgins. Desarrolló los cargos de alférez en Concepción y de teniente en la Escuela de Infantería de San Bernardo. Estuvo a cargo del campo de detención de Pisagua en la época de vigencia de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, con el fin de proscribir la participación política del Partido Comunista. Entre 1964 y 1968 fue subdirector y profesor de geopolítica en la Academia de Guerra.

Tras el triunfo de la Unidad Popular (UP) encabezada por Salvador Allende en 1970, fue una de las figuras de los sectores más conservadores del ejército y de la sociedad chilena en atacar este acto y rechazar el avance de la izquierda. Así que iniciaron una campaña de desestabilización de las instituciones estatales, en 1973 el legalista general Carlos Prats fue obligado por sus compañeros a renunciar como ministro de Defensa y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas; para que su puesto fuera ocupado por el general Pinochet, quien, con el apoyo de Estados Unidos, el 11 de septiembre de 1973 encabezó el golpe de Estado que derrocó el gobierno de Allende.

 

El régimen militar de Augusto Pinochet

Pinochet desencadenó una dura represión para eliminar a la oposición política y concentró los poderes del Estado en su persona. Los servicios de inteligencia, la DINA y el Centro Nacional de Información (CNI), fueron creados para mantener el régimen autoritario instaurado. Para el año de 1980 se aprobó una nueva Constitución de carácter autoritario, con la que se aseguraba su permanencia en el poder hasta 1989. Su régimen instituyó una nueva política económica basada en los principios neoliberales y monetaristas.

Otras de las acciones más comunes ordenadas por Pinochet durante el régimen chileno fueron: eliminación de focos de resistencia popular en diversos espacios como industrias, poblaciones, campamentos, universidades, y sectores rurales. Acciones en contra de tropas y oficiales que se negaron a obedecer a los mandos golpistas en el interior de las Fuerzas Armadas. Además, estableció una cantidad de trabajar para permitir la salida del país. Cierre de medios de comunicación que promoviera otro tipo de ideologías. En esta misma linea, generó el cierre o control militar sobre universidades oficiales, ordenó el Estado de Sitio y toque de queda nocturno permanente.

Disolvió todas las organizaciones populares a nivel municipal, provincial y nacional, controlar por completo la actividad nacional en los niveles administrativo, educacional, poblacional y promulgar decretos de ley contra el sistema legal y constitucional vigente, en este punto, tuvo el apoyo de ciertos funcionarios importantes de la Corte Suprema de Justicia y la Contraloría de la República. Claramente, y como es común la manifestación social fue prohibida y judicializada.

Pinochet se alió con Estados Unidos para acordar el financiamiento de la deuda externa y, en suma, indemnizó las empresas extranjeras, en su mayoría norteamericanas, afectadas por las políticas de nacionalización del gobierno de Unidad Popular. Estas complacencias hacían parte de una estrategia para asegurar el no restablecimiento de ningún gobierno de tipo socialista o popular. La Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), fue la encargada de ejecutar todas las acciones represivas durante la dictadura.

Pero, tan sólo unos años después comienzan las divisiones dentro del régimen dictatorial, se produjo entre una facción que pretendía realizar un proyecto nacionalista y desarrollista y aquellos que sustentaban la implementación de un esquema económico neoliberal, enfatizando en el protagonismo del sector privado y en la apertura del comercio exterior, la rebaja de los aranceles a la importación y la reducción del Estado con la venta o privatización de sus empresas.

En 1975, se instauró una legislación que establecía el nuevo modelo normativo de las relaciones laborales, restringiendo fuertemente el poder de los sindicatos y las materias de negociación. Su implementación frenó la inflación y dio un importante impulso a las exportaciones de productos primarios, permitiendo asimismo el acceso a una variada gama de productos importados. Pero, significó un duro golpe a la industria nacional, que entró en una aguda crisis.

Políticamente el régimen también experimentó su primera crisis. El 24 de julio de 1978, la Junta de Gobierno destituyó al general Gustavo Leigh Guzmán, debido a conflictos de poder con el general Pinochet. Luego, de un largo periodo de disputas se consolidó la Constitución Política de 1980, dando inicio a la institucionalización del régimen. En ella se expuso que el carácter del régimen presidencialista era autoritario, con un periodo presidencial de 8 años, un Congreso de poderes limitados y una serie de mecanismos institucionales que garantizaron la influencia militar en los futuros gobiernos. Además, el texto se complementó con varios artículos transitorios que le otorgaron amplias atribuciones al general Pinochet.

El 11 de marzo de 1981, comenzó a regir la Constitución Política y el general Pinochet asumió su mandato presidencial por ocho años. De este modo, fue sucedido por otros Generales, como: César Benavides (1981-1985), Julio Canessa Robert (1985-1986), Humberto Gordon (1986-1988), Santiago Sinclair (1988-1990) y Jorge Lucar Figueroa (1990).

La década de 1980 experimentó un periodo de bonanza económica con positivas cifras de crecimiento, expansión del crédito y del comercio. Sin embargo, esta tiene un abrupto final en el año 1982. Debido al aumento del precio del petróleo, la caída en las exportaciones y la quiebra masiva de bancos e industrias, generando una severa recesión. Como resultado, aumentó el desempleo y del endeudamiento provocó un ambiente de malestar.

El descontento se expresó a través de huelgas, marchas en las calles, enfrentamientos con la policía, barricadas en poblaciones marginales y actos llamados bocinazos y cacerolazos en los barrios de clase media. Las protestas fueron impulsadas por sectores gremiales y sindicales, llegaron hasta el estudiantado, los pobladores y los partidos políticos, quienes resurgen. Claramente ya había una organización de la oposición bajo el alero de los partidos políticos de centro e izquierda, éstos demandan la renuncia de Pinochet, la derogación de la Constitución de 1980 y la realización de elecciones libres y democráticas.

Estas demandas son respondidas con dura represión, lo que provoca una agudización del conflicto y la violencia. Sin ningún temor la oposición continúo. El Frente Patriótico Manuel Rodríguez, emprendió en 1986 un atentado contra Pinochet, pero no tuvo éxito. Muchos partidos políticos de la oposición al ver que no se concretan los actos para derrocar a Pinochet decidieron insertarse dentro de la institucionalidad. Este no fue el caso del Partido Comunista, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Los demás se agruparon en la denominada “Concertación de Partidos por el No” demócrata cristianos, socialistas, radicales, humanistas y sectores de derecha liberales se lanzan en una campaña que culmina el 5 de octubre de 1988, con su victoria en el plebiscito, con un 54% de los votos. Esto permitió el llamado a elecciones presidenciales y parlamentarias para el año siguiente. Realizadas las elecciones el demócrata cristiano miembro de la Concertación de Partidos por la Democracia, Patricio Aylwin, ganó las elecciones el 14 de diciembre de 1989, marcando el fin del régimen militar, dando paso a un periodo democrático.

Las elecciones convocadas fueron ganadas por CD, y en 1990 cedió la presidencia al democristiano Patricio Aylwin. No obstante, Pinochet conservó la jefatura de las Fuerzas Armadas hasta marzo de 1998, cuando entró en el Congreso como senador vitalicio. Inquietado en sus últimos años por las cuentas que debía darle a la justicia, viajó a Gran Bretaña para una intervención quirúrgica, y fue retenido en Londres durante varios meses. Tuvo que rendir cuentas por la muerte de ciudadanos españoles en el período de su dictadura militar.

Volvió a Chile el 3 de marzo del 2000. A pesar de que intentó alejarse de la vida pública, se mantuvo en el ojo del huracán por la infinidad de demandas presentadas en su contra por los atropellos a los derechos humanos cometidos durante su gobierno: detenciones ilícitas, apremios ilegítimos, asesinatos e incluso terrorismo de Estado; muchos de esos delitos fueron llevados a cabo en el extranjero, como los ya citados atentados a Carlos Prats, Bernardo Leighton y Orlando Letelier. Tras su muerte, ocurrida el 10 de diciembre de 2006, fue velado en la Escuela Militar de Santiago, pero sin honores de Estado.

 

Vida personal de Augusto Pinochet

Se casó con María Lucía Hiriart Rodríguez, hija de Osvaldo Hiriart Corvalán, abogado y político radical, el 30 de enero de 1943. De esta relación nacieron cinco hijos: Inés Lucía, Augusto, María Verónica, Marco Antonio y Jacqueline.

 

Artículos relacionados

Biografía

Alfred Mahan

Publicado

en

Biografía de Alfred Mahan
Dominio Público

Biografía de Alfred Mahan

Alfred Thayer Mahan o Alfred T. Mahan (27 de septiembre de 1840 –  1 de diciembre de 1914)  fue un historiador y estratega naval estadounidense, uno de los fundadores de la geopolítica marítima. Hijo de un instructor militar, sirvió en la Guerra de Secesión y retirado participó en acciones navales durante la guerra hispano- estadounidense (1898).  En 1890 vio la luz su famosa obra  La influencia del poder naval en la historia (1660-1783), un célebre tratado sobre la hegemonía naval que provocó gran impacto en la geopolítica de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Además de escritor e historiador, fue profesor.

Vida

Mahan nació en West Point (Estados Unidos ), hijo de Mary Helena Mahan y de Dennis Hart Mahan, un instructor de la Academia del Ejército de los Estados Unidos.  Su vocación lo llevo ingresar a  la guardiamarina en la Academia Naval de Annápolis cuando tenía  catorce años. En 1859 se graduó de la academia naval y a continuación sirvió en la Guerra de Secesión, estando en las filas del ejército de la Unión. Pasó casi 40 años de servicio activo en la Marina.

Al finalizar la finalizar la guerra, se unió al personal del almirante J.A.B. Dahlgren y fue ascendido constantemente. En 1884 impartió una conferencia sobre táctica e historia naval en la Escuela de Guerra Naval de Newport y  dos años después se convirtió en su presidente.  Ocupó ese cargo hasta 1889. En 1885 fue ascendido a capitán. Aunque se retiró del servicio activo en 1896, Mahan regresó poco después para participar en las acciones navales en el marco de la guerra estadounidense contra España (1898).

La influencia del poder naval en la historia

En 1890 publicó su famosa obra La influencia del poder naval en la historia,  un conjunto de conferencias universitarias,  en las que además de analizar las estrategias y tácticas de la guerra en el mar, llegó a la conclusión de que la supremacía naval determinaba en mayor grado el poderío de una nación sobre otra. En consecuencia, propuso el dominio de los mares como la principal estrategia militar a seguir por las potencias.

El libro, que llegó en un momento de gran mejora tecnológica, causó una profunda impresión en Europa, especialmente en Alemania e Inglaterra, y vino a reforzar la marcada fiebre armamentística de la época. Sus ideas en The interest of America in sea-power, present and future jugaron un destacado papel en el desarrollo imperialista de los Estados Unidos, impulsándolo a la hegemonía naval.

Otras obras

También tuvieron buena acogida obras históricas suyas, como Life of Farragut (1892); Influence of sea-power upon the French Revolution (1893); Lessons of the war with Spain (1899); Sea power in its relations to the war of 1812 (1905) y The major operations of the navies in the War of American Independence (1913).

Fue nombrado presidente de la Asociación Histórica Estadounidense en 1902. En 1906 fue ascendido al cargo de contraalmirante por su servicio durante la Guerra Civil.

Muerte

Antes de su muerte, el 1 diciembre de 1914, Mahan predijo la derrota de las potencias centrales y de la armada alemana en la Primera Guerra Mundial.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Stanislas Baudry

Publicado

en

Biografía de Stanislas Baudry
Tomada de Edubilla.com Link: http://www.edubilla.com/inventor/stanislas-baudry/

Biografía de Stanislas Baudry

Stanislas Baudry (3 de diciembre de 1777 – 13 de marzo de 1830) Militar y empresario francés, pionero del transporte público. En 1826, Braudy introdujo el que sería el primer sistema de trasporte público francés al crear una ruta entre el centro de Nantes y un negocio que tenía a las afueras de la ciudad. Este sistema se extendió luego en toda Francia. Sirvió como coronel en el ejercito del primer imperio y se le atribuye la creación del concepto de ómnibus.

Primeros años

Nació en Vieillevigne en 1777 y su padre era el médico Charles Auguste René Baudry. Una vez termino la secundaria en Machecoul, estudió medicina en Nantes y París y al graduarse comenzó la carrera militar, uniéndose al ejército de Napoleón. Obtuvo entonces el grado de coronel, lo que le sirvió para jubilarse en 1814, con media paga, cuando regresaron los Borbones.

Stanislas Baudry y La Dama Blanca

Después de salir del ejército, Braudy regreso a Nantes, donde con el tiempo se convirtió en un destacado comerciante.  Fue dueño de una casa de baños y para rentabilizar mas el lugar, se le ocurrió crear, en 1826, una ruta entre el centro de Nantes y el spa. Esto no solo contribuyó a mejorar sus ganancias, sino que también marco el inicio, de lo que sería el primer sistema de trasporte público.

Omnibus parisino. State Library Victoria / Public domain

Braudy, observo que la ruta no solo era usada para llegar a su spa, sino que también servía para moverse de un barrio a otro de manera económica. Encontró que esta era una necesidad y un buen proyecto para invertir, por lo que ese mismo año abrió La Dama Blanca (La Dame Blanche), una empresa de transporte con dos rutas: Rue de Richebourg-Salorges y Bridge Fish- Tower Pirmil, que tuvo gran éxito. Más tarde apareció el apodo de ómnibus, usado ampliamente por los usuarios de la línea.

Fue tal el éxito el que tuvo la empresa, que pronto se extendió en París (1828). El éxito de su idea comenzó actuar en detrimento de la industria de los carruajes privados, entonces cara y llena de complicaciones. No obstante, no todo salió bien, un duro invierno y el surgimiento de varios competidores amenazaron la estabilidad de su empresa en 1830. Ese año, amenazado por la sombra de la quiebra, Baudry decidió quitarse la vida.

Falleció el 13 de marzo de 1830 en París.

Su hijo, Edmond Braudy, también incursionó en el negocio, creando dos empresas similares en Lyon y Burdeos.

Te puede interesar

Continúa leyendo

Historia

Simón Bolívar

Publicado

en

Biografía de Simón Bolívar
Arturo Michelena, Dominio Público, vía Wikimedia Commons

Biografía de Simón Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco, conocido como Simón Bolívar, El Libertador; fue un militar y político venezolano, fundador de las repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia. Fue un hombre de acción que consiguió la independencia de las colonias de la América española, al tiempo que dedicó su ideal de unidad política de toda América del sur. Desde su Venezuela natal extendió la lucha liberadora a Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Fue precisamente en Perú donde Bolívar solidificó su leyenda como líder de la América independiente.

Simón Bolívar nació en Caracas el 24 de julio de 1783. Sus padres fieles a la corona de España, pertenecientes a la aristocracia venezolana, dueños de plantaciones de cacao y minas de cobre, explotadas por esclavos, murieron cuando todavía era un niño (su padre, Don Juan Vicente Bolívar en 1786. Y su madre, María de la Concepción Palacios en 1792). Dejándole una gran fortuna.
Bajo el cuidado de sus tíos, Bolívar recibió las clases de Simón Rodríguez, un joven intelectual muy influido por los pensadores de la ilustración, que le enseñó los valores liberales.
En 1797 ingresa en calidad de cadete en un batallón de milicias.

En 1799, Simón Bolívar viajó a España como parte de su formación. En Madrid conoció a María Teresa del Toro, con la que contrajo matrimonio en 1802, y de la que enviudó al poco tiempo de regresar a Venezuela.

En 1804, volvió a Europa, un viaje que lo llevó a Madrid, París y Roma. En la capital francesa conoció al famoso geógrafo y naturalista alemán Alexander Von Humboldt, que le habló de grandes posibilidades de desarrollo económico de América. En pleno esplendor bonapartista, por primera vez se visualizó como Napoleón, guiando a sus compatriotas hacia la independencia. Su estadía acabó en Roma, donde dijo su famoso juramento en el Monte Sacro.

De vuelta a Venezuela, hizo escala en Estados Unidos donde observó el sistema presidencialista producto de elecciones libres y la organización federal de estados, modelo que cogería para su proyecto americano.

La invasión de Napoleón a España marcó un punto crítico en la relación entre la corona y sus colonias en América, dejando una percepción de vacío de poder. Bolívar viajó a Londres y convenció a Francisco de Miranda, el precursor, para que gobernara la primera república. Pero, interrumpida bruscamente por los intereses enfrentados de sus promotores, el nuevo gobierno falló y los realistas recuperaron el poder. Bolívar se fue y se incorporó a voluntad en el ejército británico para combatir contra Napoleón.

“Juro ante ti, por el dios de mis antepasados y el honor de mi patria, que no daré reposo ni a mi cuerpo ni a mi espíritu hasta que no haya roto las cadenas de España.” Simón Bolívar

Es posible que a lo largo de la historia, ninguno de los hombres de gloria tuviese que enfrentarse a tantos obstáculos para alcanzarla; la mayor parte de estos hombres construían imperios sometiendo a los pueblos; Bolívar destruía un imperio libertando pueblos y construyendo naciones. Tras la derrota Bolívar se incorpora de nuevo con el apoyo de la Nueva Granada, inicia la campaña llamada Admirable, iniciada en mayo de 1813, luego toma Mérida donde fue reconocido por primera vez como El Libertador, y terminada el 7 de agosto del mismo año con su gran entrada en Caracas.

Cuando Bolívar llega a Trujillo y evidencia los horrores y crueldades que cometieron las tropas realistas, proclama el 15 de junio de 1813 la Guerra a Muerte. Al mismo tiempo, los jefes realistas semindependientes se multiplican e imitan depredaciones y crueldades. José Tomás Boves, uno de los jefes, es derrotado por Bolívar el 28 de mayo de 1814 en Carabobo, pero vence a su compatriota Campo Elías, y poco después vence a Bolívar en La Puerta. Tras fracasado el segundo intento republicano, Bolívar se refugió de nuevo en Cartagena de Indias.

Desde ahí viaja a Jamaica, y luego a Haití; con la ayuda del presidente Pétion planeó dos nuevas expediciones. La primera fracasó. La segunda salió tan sólo nueve meses después de la anterior hacia Venezuela en diciembre de 1816.

Desconfiado por los pasados fracasos, Bolívar cambió de actitud y se mostró más conciliador. Dejó el cruel sistema de guerra anterior. Se alió con el patriota Páez, nuevo jefe de los llaneros. Gracias a la llegada de oficiales veteranos de las guerras napoleónicas, le permitió construir un ejército disciplinado y práctico.

Acusado de dictador por sus opositores, Bolívar convocó el 5 de febrero de 1819 un parlamento en Angostura, actual ciudad Bolívar (Venezuela). En ese histórico encuentro propuso la creación de la Gran Colombia, una agrupación de estados conformada por los territorios de los ahora Colombia, Ecuador y Venezuela.

De todas las campañas de Bolívar, ninguna demuestra el coraje y la tenaz voluntad de lucha que animaba el espíritu del Libertador como la que lo llevó de los llanos a los páramos andinos para liberar la Nueva Granada. Bolívar los llevó a la victoria de la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819. De los tres mil hombres del ejército realista, sólo sobrevivieron cincuenta. Más de mil soldados, varios oficiales y el mismísimo general Barreiro quedaron prisioneros.

Batalla de Boyacá

Batalla de Boyacá

Luego de haber anunciado su plan de unidad político y territorial, Bolívar inicia una campaña para liberar el resto de Venezuela, Ecuador y La Nueva Granada. Finalmente, luego de muchos combates contra los realistas, el 6 de mayo de 1821 toda Venezuela quedó bajo su control.

El éxito del Libertador fue tan concluyente que una asamblea de delegados de la Nueva Granada y Venezuela lo nombraron presidente. Sin embargo, Bolívar se negó y cedió el poder a sus subordinados y siguió su misión al marchar al Ecuador. El general Antonio José de Sucre, su lugarteniente, liberó Quito y sofocó la resistencia.

Del 25 al 28 de julio de 1822, se reúne con el protector de Perú, San Martín. Hablan sobre terminar la guerra, ya que los realistas poseían una gran parte del territorio peruano. Las ideas opuestas de estos dos héroes se cruzan. San Martín no sólo acepta y reconoce la superioridad militar de las fuerzas grancolombianas de Sucre y Bolívar, sino que también sabe de la adhesión y gran entusiasmo que despierta Bolívar en los pueblos. San Martín cede a Bolívar la gloria de liberar Perú, le anuncia al pueblo peruano la ayuda colombiana y les pide a todos “Tributo de reconocimiento al inmortal Simón Bolívar”.  El 7 de agosto de 1824 Bolívar y Sucre vencen en Junín al ejército realista español. Posteriormente Sucre expulsó a los realistas del alto Perú (hoy Bolivia) En Ayacucho. Perú es liberada.

El sueño de Simón Bolívar de una América del sur unida se desvanecía ante sus ojos. Las fuerzas opuestas a la unión eran muy poderosas. Se comenzaron campañas difamadoras contra Bolívar e incluso fue objeto de un atentado en el palacio de San Carlos, en compañía de su amante Manuela Sáenz, quien le salva la vida.

En 1829, las intrigas hacen que Perú vaya contra Colombia, pero la victoria de Tarqui ganada por Sucre, repone la situación. Sofoca la insurrección de Guayaquil y regresa enfermo a Colombia.
En realidad, aparte de Bolívar casi nadie quería mantener la Gran Colombia. Páez insistía en separar a Venezuela de Nueva Granada, ejemplo que seguía el general Flores en el Ecuador.

El 27 de abril de 1830, Bolívar desalentado y enfermo renunció al mando. Tenía la esperanza que su renuncia y desaparición tranquilizaran la discordia, e inicia su viaje hacia Cartagena con la intención de ir a Europa. En Cartagena recibe una noticia que le aflige sus últimos días: El asesinato de Sucre, su gran amigo y colaborador. Continúa su viaje a Santa Marta, pero su avanzada y grave tuberculosis, y sus problemas económicos, lo obligan a aceptar la ayuda que su amigo español, Joaquín Mier le brindó. Al último llamamiento de sus amigos para que vuelva al poder, Bolívar contesta: “La fuente de la legitimidad es el sufragio libre de los pueblos, no el eco de un motín ni la expresión de unos amigos.”  Pero poco tiempo después, el gobierno de Bogotá tuvo la crueldad de decirle el decreto del Congreso de Valencia por el cual se le desterraba. El 17 de diciembre de 1830, a sus 47 años, muere Simón Bolívar.

“Nada ha cambiado y, sin embargo, hemos conmovido al mundo.” Simón Bolívar

 

Última proclama de Simón Bolívar

“Colombianos! Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mis desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que mes es más sagrado, la reputación de mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono.

Al desaparecer de en medio de vosotros, mi cariño me dice que debo hacer la manifestación de mis últimos deseos. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia: todos deben trabajar por el bien inestimable de la unión. Los pueblos obedeciendo al actual gobierno para libertarse de la anarquía. los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al cielo; y los militares empleando sus espadas en defensa de las garantías sociales.

Colombianos: Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuyen a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al  sepulcro.

Hacienda de San Pedro, en Santa Marta, a 10 de diciembre de 1830.”

Simón Bolívar.

 

¿Cuáles son los países que liberó Simón Bolívar?

Los países que liberó Simón Bolívar, también conocidos como repúblicas bolivarianas son: Venezuela su país natal, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Vale considerar que Bolívar no tuvo injerencia directa con la independencia de Panamá, sin embargo, esta se considera una república bolivariana.

 

¿Dónde creció Simón Bolívar?

Simón Bolívar nació en una casa ubicada entre las esquinas de San Jacinto a Traposos en la Parroquia Catedral de Caracas, hoy convertida en un museo histórico, denominado La Casa Natal del Libertador. En este lugar se preservan algunas piezas originales de la casa y algunas prendas de Simón Bolívar.

 

Infografía

Infografía Simón Bolívar

Descargar infografía de Simón Bolívar

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad