Artemisia Lomi Gentileschi

Artemisia Lomi Gentileschi
Información personal
Nombre CompletoArtemisia Lomi Gentileschi
Nacimientojulio 8, 1593
OcupaciónPintora
NacionalidadItaliana
CónyuguePierantonio Stiattesi
PadresOrazio Gentileschi y Prudenzia Montone
GénerosBarroco

Biografía de Artemisia Lomi Gentileschi

Artemisia Lomi Gentileschi (8 de julio de 1593 – 1654) pintora barroca italiana. Desde muy joven vivió una vida  marcada por el dramatismo y la tristeza. Artemisa fue violada por su preceptor y en múltiples ocasiones fue torturada cuando pretendía defender su dignidad y honor. Fue discípula de su padre el pintor toscano Orazio Gentileschi; él fue un gran seguidor del gran Caravaggio, uno de los artistas más importantes de la escuela romana.

Desde muy joven Artemisia aprendió  las técnicas pictóricas manejadas por su padre. Pero su condición de mujer le impidió ingresar en alguna de las academias de Bellas Artes romanas. Ante esta situación su padre, decidió impulsar el talento de su hija, y costearle una formación privada. En ese sentido, le asignó un preceptor, desde este momento comenzó su más horrible desgracia. Estuvo en manos de Agostino Tassi, el encargado de su formación artística en el taller familiar. Este hombre abusó de la joven. A pesar de que en el proceso inquisitorial se demostró que la violación fue real, y además que Tassi había intentado asesinar a su esposa, y robar a Orazio. Antes de comprobarlo Artemisia fue torturada para demostrar su inocencia y fue sometida a un humillante examen ginecológico. Este episodio marcó su vida, y obviamente su creación artística.

 

Artemisia_Gentileschi

Judit decapitando a Holofernes (1614-20). Óleo sobre lienzo

La reacción de su padre triste y con gran culpa, intentó arreglar la situación casando a su hija con un pintor modesto, Pietro Antonio Stiattesi, la finalidad era restituir a Artemisia su honor y dignidad ante la sociedad. Pero en su interior el drama seguía presente y que plasmaría en lienzos, por ejemplo: Judith decapitando a Holofernes, su obra maestra. En esta pintura se expresan los elementos utilizados por el artista de Caravaggio como el claroscuro. En esta pintura se analizó como una venganza a su perpetrador, ya que el rostro de Judith es muy similar al de Artemisa, mientras que el decapitado Holofernes tiene algunos rasgos de Tassi.

Artemisia con el paso del tiempo, se convirtió en una pintora de éxito, muy buscada y requerida por personajes importantes de la época como Cosme II de Médici. También tuvo varios encargos de habitantes influyentes de Roma, Florencia, Venecia, Inglaterra y Nápoles. A ella le quedó muy fácil vivir de su arte. Sus obras van desde cuadros religiosos, históricos, y retratos, actualmente pueden ser contemplados en grandes pinacotecas del mundo y lugares emblemáticos como el Palazzo Pitti o los Ufizzi en Florencia, El Prado o El Escorial en Madrid y varios museos, galerías de arte, palacios o iglesias que acogen las 34 obras conservadas de Artemisia.

El estilo de Artemisia como ya mencionamos estuvo ligada al arte de Caravaggio y de su padre: aprendió el dibujo, el empastado de los colores y dotar de brillantez los cuadros. Además, las corrientes y técnicas de la época estuvieron enfocadas en el estilo de Lombardo. Susana y los viejos se considera su primera obra. El cuadro es un ejemplo de la asimilación por parte de Artemisia del realismo de Caravaggio, aunque también hace uso del lenguaje de la escuela de Bolonia. Su gran habilidad, le valió ser pintora de la corte. Posteriormente, logró ingresar en la Academia del Dibujo de Florencia y ser la primera mujer en ingresar a dicha institución.

Artemisia decoró el techo de la galería de pinturas de la casa Buonarroti, sobrino de Miguel Ángel. Este lienzo representa la forma de una joven mujer desnuda que sostiene una brújula, al igual que otras obras tomó su propio cuerpo, muy atractivo por cierto, para realizar la figura de esta mujer. La mayoría de veces, las telas pintadas por Artemisia, resaltaban los rasgos faciales de hermosas y enérgicas heroínas. Este hecho contribuyó a su fama y éxito, fue una artista polémica, por ello, surgieron rumores sobre su vida personal.

Durante el periodo florentino Artemisia pintó La conversión de la Magdalena, y Judith y su doncella, hoy en el Palacio Pitti. Su obra es considerada como las composiciones más completas y las primeras pinturas de estilo barroco, de su generación. En suma, es de admirar la capacidad que tuvo para hacerse paso en un mundo que no estaba pensando para las mujeres. En suma, sus cuadros y pinturas tratan temas históricos y religiosos en un momento en que estos temas  eran considerados inadecuados para el espíritu femenino. Lo que más se resalta de su trabajo es que añadió una atmósfera dramática, contribuyó al enriquecimiento y establecimiento  de este estilo, y se puede decir que creó una nueva corriente del caravaggismo; una bien violenta.

Artemisia siempre estuvo muy interesada por las novedades artísticas, cuando ingresó a la Academia, realizó un retrato grabado de tipo religioso. Pero, este no recibió el reconocimiento que evidentemente merecía, a pesar de ser muy bueno. La reputación artística, su fuerte personalidad y la red de buenas relaciones, no fue suficiente para que su trabajo fuera valorado como ella esperaba. Aunque tuvo varios encargos, nunca realizó encargos de ciclos de frescos y de grandes retablos. Por eso, entre 1627 y 1630 se radicó en Venecia, buscando tal vez, mayor reconocimiento, valoración de su trabajo y encargos más lucrativos. Efectivamente, en esta ciudad su trabajo fue más valorado.

Artemisia se preocupó por mostrar en sus obras mujeres fuertes: Cleopatra suicidándose antes de caer en manos de los romanos, Yael clavando un clavo en la cabeza de su enemigo para defender a su familia o Lucrecia suicidándose antes de traicionar su marido. Todas estas imágenes estaban ligadas puramente al barroco, llenos de dramatismo, composiciones impactantes, colorido intenso y realismo meticuloso. Sus mujeres tenían una personalidad fuerte, de gestos decididos y claramente reveladas contra el dominio masculino.

En el fondo, plasmó en el lienzo, su dolor interno que ella transformó en genialidad artística. Sin duda, Artemisia es de las artistas femeninas más admiradas en la actualidad, y logró obtener su puesto entre los grandes artistas del periodo barroco. Su vida y talento causó gran interés a escritores y novelistas que han escrito inspirados en ella. Su vida acabó cuando vivía en Nápoles en el año 1654.

To Top