Historia y biografía de

Artistas

Armando Reverón

Biografía de Armando Reverón
Severuksen [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Biografía de Armando Reverón

Armando Julio Reverón Travieso (10 de mayo de 1889- 18 de septiembre de 1954) Pintor, escultor y dibujante venezolano. Considerado una de las figuras más destacadas de la pintura del siglo XX. Fue uno de los precursores del Arte Povera en Latinoamérica.  Se inició como arista a temprana edad Sus estudios los realizó en la Academia de Bellas Artes de Caracas; al igual que otros artistas latinoamericanos visitó Europa en varias ocasiones. Reverón es conocido por su personalidad excéntrica y creativa obra. Entre sus pinturas más destacadas están: La Cueva (1920), Juanita (1920-22), Uveros azules (1922), Paisaje blanco (1940) y Navidad con muñecas (1942).

Familia e inicios

Nació en Caracas, Venezuela. Su padre Julio Reverón y su madre Dolores Travieso, tuvieron numerosos desencuentros durante su matrimonio, por lo que, al poco tiempo de nacer, Armando fue dejado al cuidado de una pareja de amigos, los Rodríguez Zocca. Junto a estos y su hija Josefina, Armando creció rodeado de cuidados y amor en una hacienda de Valencia. Solo unos años más tarde, tras la muerte de su padre, su madre volvería por él.

Durante su estancia en la hacienda, Armando crearía sus primeros trabajos artísticos, una serie de muñecas para su querida compañera de juegos Josefina. En ese mismo periodo se inició en la pintura, guiado por su tío abuelo, Ricardo Montilla. Fue en esta época que con solo doce años sufrió un ataque de fiebre tifoidea, el cual llevo a que se le diagnosticara poco después con trastorno psicótico.

Tras la muerte de su padre en 1903, se mudó a Caracas junto a su madre. Allí ingreso, en 1908, a la Academia de Bellas Artes. Entre sus maestros habían reconocidas figuras de la época, como Emilio Mauri y Antonio Herrera Toro. Posteriormente realizó una serie de viajes por Europa, los cuales influyeron profundamente en su estilo pictórico. En 1911, viajó Barcelona para estudiar en la Escuela de Artes y Oficios y un año después visitó Madrid para acudir a la Academia de San Fernando.

Durante su estancia tuvo como maestros a los pintores José Moreno Carbonero y Antonio Muñoz Degrain. Unos años más tarde visitó París. En esos años por Europa, Armando, descubrió la obra de Goya, pintor que influiría profundamente en su estilo.

Trayectoria

Tras su regreso a Venezuela en 1915, Armando comenzó a pintar y participar en varias reuniones de artistas; fue parte de las sesiones del Círculo de Bellas Artes junto a Manuel Cabré y Antonio Edmundo Monsanto. Durante esos primeros años de carrera, Armando criticó duramente las enseñanzas y el estilo tradicional de la academia, procuró como maestro ampliar los conocimientos de sus alumnos sacándolos del estudio y poniéndolos en contacto con la naturaleza, los colores y la vivacidad del paisaje.

Periodos azul, blanco y sepia

El mismo año de su llegada inició lo que se considera su periodo azul (1915-24), etapa en la que en la mayoría de sus obras podrá apreciarse diferentes tonalidades de azules que apelan al mar y lo acuático. Pertenecen a este periodo los retratos de Enrique Planchart y de Juanita (1920-22) y las obras La Cueva (1920), Un Paseo en el Parque (1922) y Marina (1927).

La Cueva (1920)

Cabe mencionarse que, para ese entonces, el joven pintor había conocido a la que sería su compañera de vida, Juanita Mota, con quien vivió hasta su muerte en El Castillete. Una vez terminado el periodo azul, inició el periodo blanco (1925-34), el cual estaría lleno de luz y colores claros, dando una sensación etérea a su obra. De este periodo sobresalen El Playón (1929), El rancho (1930) y Juanita sentada (1933).  Estas dos últimas obras, anuncian el cambio en su estilo y paleta de colores.

Hacia 1935, inicia su periodo sepia, el cual dará paso a su breve incursión en el expresionismo abstracto. De este periodo lleno de ocres, amarillos y anaranjados, sobresalen su Navidad con muñecas (1942), El Playón (1942), Amanecer desde punta Brisas (1944) y Autorretrato con muñecas (1949).

Expresionismo

En sus últimos años de vida, da inicio a su periodo expresionista. En este que regresa al dibujo y acentúa la gestualidad de sus personajes. A este periodo pertenecen: Cruz de mayo (1948), Desnudo detrás de la Mantilla (1946) y Patio del Sanatorio San Jorge (1954).

Muerte

Durante sus últimos años de carrera, Armando sufrió una serie de crisis nerviosas por las que fue hospitalizado en varias ocasiones. Un año antes de su muerte sufrió una fuerte crisis por la que fue recluido en el sanatorio de San Jorge. Reverón falleció el 18 de septiembre de 1954, en el sanatorio de San Jorge (Caracas).

To Top