Síguenos en redes

Escritores

Andrés Bello

Publicado

en

Biografía de Andrés Bello
Autor: Raymond Monvoisin / Libre de derechos
Información personal
Nombre CompletoAndrés de Jesús María y José Bello López
Nacimientonoviembre 29, 1781
Fallecimientooctubre 15, 1865
OcupaciónFilósofo, poeta, traductor, político
NacionalidadVenezolana / Chilena

Biografía de Andrés Bello

Andrés de Jesús María y José Bello López, mejor conocido como Andrés Bello, nació en Caracas, el 29 de noviembre de 1781, y murió en Santiago de Chile el 15 de octubre de 1865. Fue poeta, filósofo, traductor, ensayista, educador, traductor, diplomático y político, por lo que es considerado un polímata tanto venezolano como chileno, además de una figura central en las Humanidades de Latinoamérica.

Fue el primer hijo del matrimonio conformado por Ana Antonia López y Bartolomé Bello, quien era abogado y fiscal. En Caracas, Andrés Bello completó la primaria en la Academia de Ramón Vanlonsten y aprendió latín en el Convento de Las Mercedes. Luego se graduó de bachiller en la Real y Pontificia Universidad de Caracas en 1800, mismo año en que exploraría el Cerro Ávila junto a Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland. Estudió medicina y derecho, sin conseguir ningún título, y aprendió tanto francés como inglés. Además impartió clases particulares a alumnos brillantes, entre los que puede contarse a Simón Bolívar. Para 1802 ganó el concurso por el rango de Oficial Segundo de Secretaría, y para 1810 ya era reconocido como uno de los grandes intelectuales en el país del momento, en especial por su traducción de Zulima, tragedia escrita por Voltaire.

Cuando las guerras revolucionarias terminaron y se proclamó la República de Venezuela, Andrés Bello fue nombrado Oficial Primero de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Por ello viajó junto a Simón Bolívar y Luis López Méndez a Londres, en una misión diplomática que buscaba el apoyo del Reino Unido para la nueva nación. Sin embargo, los ingleses tenían una posición extraña frente a esta embajada venezolana, pues no querían que las colonias se independizaran del todo y acumularan un poder que más tarde podría ser una amenaza. Pero, por otro lado, buscaban comerciar libremente con ellos para presionar tanto a España como a Francia, pues de rehusarse a ayudarlos lo más probable es que fueran con Napoleón Bonaparte. Es por esto que a la comisión venezolana la atendieron con negociaciones ambiguas, de las que Simón Bolívar desistió volviendo a Caracas, pero dejando a cargo a Andrés Bello y a Luis López Méndez, por si surgía algo concreto.

Andrés Bello frases

 

Desde entonces, Andrés Bello se quedó en Londres sobreviviendo con los recursos que le enviaban desde el otro lado del mundo, pero estos eran siempre insuficientes. Pese a ello, en esta ciudad logró conocer a Francisco de Miranda, de quien se haría gran amigo. Este lo llevó a conocer a Lord Holland, quien ayudaría en la economía de Andrés Bello al contratarlo como su bibliotecario y también como profesor personal. Sin embargo, la situación no sólo seguía siendo crítica, sino que empeoró radicalmente debido a dos razones fundamentales: Caracas había sido azotada por un terremoto el 26 de marzo en 1812, el cual había destruido gran parte de los inmuebles de la familia de Bello, por lo que no podían ayudarlo; a esto se le suma que la Primera República había fracasado, siendo Francisco de Miranda puesto tras las rejas. Esto significaba que Bello ya no tenía apoyo ni de su familia ni de la República tanto para quedarse como para volver. En medio de esta incertidumbre, conocería a Francisco Antonio Pinto, quien más tarde sería presidente de Chile y nombraría a Andrés Bello como Oficial Segundo del Ministerio de Hacienda de Chile, sin que este pudiera ocupar el cargo. Por el contrario, Bello se casaría en Londres con Mary Ann Boyland, con quien tendría tres hijos: Carlos, en 1815; Francisco, en 1817; y Juan Pablo Antonio, en 1820. Sin embargo, esta moriría de tuberculosis el 9 de mayo de 1821. Poco después, moriría también su hijo Juan Pablo. Incluso bajo las malas condiciones en las que se encontraba, Bello pudo concluir varios de sus trabajos, como El censor Americano, La biblioteca Americana y El Repertorio Americano.

Más tarde, gracias a la amistad que tenía con Antonio José de Irisarri, pudo desempeñarse como secretario interino de la legación. Y con esta nueva estabilidad, se casó nuevamente, esta vez con Isabel Antonia Dunn en 1824, con quien tendría doce hijos. Luego de terminar su contrato, Andrés Bello fue elegido para ser secretario de la Gran Colombia, por lo que tuvo que entenderse de nuevo con Bolívar. La amistad entre ambos empeoró hasta el punto en que el libertador contrató a alguien más sin importarle la situación de Bello.

“Sólo la unidad del pueblo y la solidaridad de sus dirigentes garantizan la grandeza de las naciones.” Andrés Bello

Ya para 1829, Andrés Bello se encontraba en Santiago debido a su nombramiento de Oficial Mayor del Ministerio de Hacienda. Tres años después, el Congreso Nacional le concedió la nacionalidad chilena. Luego sería senador de 1837 a 1864, redactando el Código Civil Chileno. Asimismo, tradujo varias obras y publicó otras más sobre derecho y gramática, las cuales le valieron  el nombramiento de miembro honorario de la Real Academia Española y la rectoría de la Universidad de Chile. Finalmente, moriría en el 15 de octubre de 1865 en Santiago, y sería enterrado en el Cementerio General de la misma ciudad.

Biografía

Gerardo de Cremona

Publicado

en

Biografía de Gerardo de Cremona

Biografía de Gerardo de Cremona

Gerardo de Cremona (c.1114 – c.1187) fue un célebre traductor italiano del siglo XII. Adscrito a la segunda generación de traductores toledanos, fue uno de los más prolíficos de su tiempo. Se cree se trasladó a Toledo hacia 1144. Tradujo más de setenta obras del árabe al latín y al griego y fue diacono y parte del cabildo. Con su traducción, el Almagesto se introdujo definitivamente en la tradición científica europea.

Vida

Gerardo  nació en la ciudad de Cremona, en Lombardía, hacia el año 1114. Probablemente, se formó filosófica y científicamente en su ciudad natal. Al sentir curiosidad por el Almagesto de Ptolomeo y no encontrarlo en su tierra natal, se trasladó a Toledo, entonces famosa por sus colecciones de libros árabes.

Aunque se desconoce la fecha exacta en la que llegó a Toledo, es muy probable que fuera antes de 1144, cuando contaba con cerca de treinta años. Algunas fuentes dan testimonio de su estancia en Toledo entre los años  1157 y 1176. Fue miembro del cabildo de la ciudad y diacono. Bajo el patronato de Raimundo de Toledo, trabajó en traducciones junto a Juan de Sevilla.

Obra

Además del Almagesto, que terminó de traducir en 1175, Gerardo encontró  en Toledo numerosas versiones árabes de clásicos grecolatinos y varios tratados originales aun sin traducir. El interés por estas obras le animó a permanecer en la ciudad y a aprender árabe. Tradujo más de setenta obras, entre las cuales figuran escritos de Aristóteles, Euclides, Hipócrates,  Avicena, Al-Kindī, Al-Fārābī y Al-Juwārizmī.

Muchos autores han puesto en duda la autoría de un número tan elevado de traducciones. Lo más probable es que Cremona haya reunido a su alrededor una red de discípulos y colaboradores. En esta red se habrían traducido varias obras de manera colaborativa, practica que fue bastante común en la época. Sea este el caso o no, es indudable el valor de la labor  de Cremona en la recuperación de la cultura clásica.

Una de sus traducciones más importantes, fue, sin duda, el Almagesto. Su traducción introdujo definitivamente a esta obra en la tradición científica europea. Además de esta,  entre sus traducciones figuran: el Compendio de cálculo por reintegración y comparación, de Al-Juarismi; Física, Meteorología y el tratado Sobre el cielo y el mundo de Aristóteles; y el Canon de Medicina de  Avicena.

Sobre su muerte existen diferentes versiones. Aparentemente murió en Toledo en 1187, a los 73 años. Otras fuentes aseguran que murió en Cremona, pues allí fueron llevados sus restos.

Continúa leyendo

Biografía

Juan Luis Vives

Publicado

en

Biografía de Juan Luis Vives
Tomada de picryl.com

Biografía de Juan Luis Vives

Juan Luis Vives , también Joan Lluís Vives (6 de marzo de 1492 – 6 de mayo de 1540) fue un humanista, filósofo y pedagogo del renacimiento español. De familia judía conversa, estudió en las universidades de Valencia y París, antes de establecerse en Flandes. Fue profesor de la Universidad de Lovaina y cercano a Erasmo de Rotterdam,  avanzó en sus escritos ideas innovadoras en cantidad de materias filosóficas, científicas, teológicas y políticas. También tuvo una estrecha relación con Tomás Moro, la cual le llevó a enseñar en Oxford de 1523 a 1528. Destaca, sobre todo, su tratado De las Disciplinas.

Primeros años

Descendiente de una familia  de judíos conversos, Vives nació en Valencia, España, hijo de Luis vives y de Blanca March Almenara. Su padre descendía de los Vives que acompañaron a Jaime el conquistador en su campaña a Valencia; mientras que de parte de su madre, la familia lo ligaba a la poeta Ausias March. En sus primeros años se educó en Valencia con maestros como Jerónimo de Amiguet y Daniel Siroleridano. Más tarde, en 1509, marchó a París, donde tuvo como maestros, entre otros, a Celaya, Enzinas, Lax y Dolz. Así, cursó estudios de teología y filosofía en la Sorbona.

Profesor y escritor

Tras la muerte su padre, en 1512, se estableció en Flandes y  entabló amistad con Erasmo de Rotterdam. En 1518 publicó su primera obra De initiis, Sectis et Laudibus Philosophiae y un año después comenzó a enseñar en la Universidad de Lovaina. A la muerte de su protector el Príncipe de Croy, hubo de dejar Francia por los Países Bajos. Vivió en Amberes y en 1522, ya en Basilea, publicó  De Civitate Dei, un comentario acerca de la obra San Agustín.

Inglaterra

Por su cercana relación intelectual con Tomás Moro, tuvo la oportunidad de trasladarse a Inglaterra y empezar a enseñar en la Universidad de Oxford en 1523. La plaza duro unos años, pues, al igual que Moro se manifiesto en contra del divorcio del monarca Enrique VIII, motivo por el que fue arrestado y tuvo de regresar a Flandes en 1528. Su influencia sobre la Europa del Renacimiento fue enorme. No sólo fueron a consultarle las más influyentes figuras de la Reforma protestante y de la Contrarreforma católica, sino que también fue tutor y educador de importantes nobles ligados a la monarquía de Carlos V.

Figura del humanismo

Vives se convirtió así uno de los máximos exponentes del humanismo renacentista, siendo de origen español. En sus escritos, todos en latín, intentó rescatar el pensamiento aristotélico, limpiándolo de las interpretaciones escolásticas medievales, a la vez que sustentaba una ética inspirada en Platón y las ideas de los estoicos. Hombre ecléctico y universalista, propuso acciones en favor de la paz internacional, la atención de los pobres y la unidad de los europeos, avanzando  ideas innovadoras en una copiosa cantidad de materias filosóficas, pedagógicas,  políticas y teológicas.

Obras

De su vasta obra destacan, los tratados religiosos Sobre el alma y la vida (1538) y  Sobre la verdadera fe cristiana (1543) y en materia pedagógica su tratado De las disciplinas (1531), obra profunda dedicada al rey Juan III de Portugal, que se divide en tres partes:De causis corruptarum artium, De tradendis disciplinis y De artibus, y en las que propone una renovación y planteamiento más cientifico en cuanto a la enseñanza frente a la vacuidad y artificiosidad de la escolástica, entonces reinante.

Siguen esta línea, sus escritos Institutione de feminae christianae (1529), sobre la educación de la mujer cristiana, especie de manual para jóvenes, casadas y viudas;  De ratione studii puerilis (1523), acerca de la educación humanística  y De ingenuarum adolescentium ac puellarum institutione (1545)  y  De officio mariti, sobre la formación y el deber.  Con una temática más social se distinguen los tratados De subventione pauperum (1526), sobre la ayuda a los pobres y  De communione rerum (1535), en contra de los principios individualistas y el extremo comunista.

Otras obras suyas fueron:  De conditione vitae christianorum sub Turca (1526), sobre el problema de la relación con los turcos y la reforma protestante; sobre retórica Rethoricae sive de recte ratione dicendi libri III (1532) y Linguae latinae exercitatio (1538); acerca de la paz De initiis sectis et laudibus philosophia (1521) De pacificatione (1529) y  la dedicada a Carlos V De concordia et discordia in humano genere (1529).  También dedicó sus colecciones de sentencias Ad sapientiam introductio y Satellicia,  a la princesa María.

Muerte

Vives falleció el 6 de mayo de 1540, en Brujas, Bélgica.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Juan de Valdés

Publicado

en

Biografía de Juan de Valdés
Tomada de spanisharts.com

Biografía de Juan de Valdés

Juan de Valdés (1499-1541) Humanista y escritor del renacimiento español. Seguidor junto a su hermano Alfonso de Valdés, de la doctrina de Erasmo, en sus primeros años sirvió al duque de Escalona. Más tarde entró a vivir en la corte española y en Roma fue gentilhombre del papa Clemente VII. Muerto el papa, se trasladó a Nápoles, donde sirvió al virrey. Su Diálogo de doctrina cristiana, nuevamente compuesto por un religioso, de 1529, le valió una acusación ante la Inquisición.

Bio

De Valdés nació en Cuenca a finales del siglo XV. Su padre, Fernando de Valdés, regidor de la ciudad, era de familia hidalga asturiana; mientras que su madre, María de la Barrera, era descendiente de judíos conversos. Poco se sabe sobre sus primeros años. Para 1523, ya adolescente, se encontraba en Escalona (Toledo), al servicio- quizás como paje- del marqués de Villena, Diego López Pacheco. Fue a este a quien dedicó su primera y única obra impresa en vida, el Diálogo de doctrina cristiana, publicado anónimamente en Alcalá en 1529. Durante su estancia en Escalona, se vio atraído precozmente  por las problemáticas religiosas de la época. Pronto dejó el servicio del marqués (h.1524), para continuar su formación religiosa en su natal Cuenca o posiblemente en Madrid. Posteriormente estudió en Alcalá.

Erasmista y la vida en Italia

Erasmista, aunque no al extremo de su hermano, en su Dialogo se manifiesto a favor de una reforma religiosa promovida desde la jerarquía de la misma iglesia. La polémica obra, lo vio enfrentando su primer proceso por herejía entre 1529 y 1531, por lo que, anticipándose a las consecuencias se trasladó a Italia. De 1531 a 1534 estuvo en Roma al servicio del papa Clemente VII, con un pequeño paréntesis debido a una breve estancia en Bolonia, y otro efímero periodo como archivero en Nápoles. Muerto el papa en 1534,  sus servicios se interrumpen con la llegada de su sucesor, el papa Pablo II, de la familia de los Farmesio. Al subir al podio, este nuevo papa, enemigo de los Medicis, renovó totalmente su equipo de colaboradores, dejando por fuera al erudito conquense.

Últimos años

De ahí, que 1535,  de Valdés se trasladara a Nápoles. Allí permaneció hasta su muerte, dedicado, entre otras cosas, a la escritura. Inicialmente estuvo en al servicio del virrey; también durante este periodo comenzó su carteo con el cardenal Ercole Gonzaga. Las cartas a éste y a Francisco de los Cobos, lo muestran inmerso en las intrigas políticas de la época; fue crítico del papa y su entorno.

Recién llegado a Nápoles escribió su Diálogo de la lengua,  joya de la prosa castellana que surge en cuanto a las discusiones  humanistas sobre la famosa questione della lingua. El Dialogo se mantuvo inédito hasta el siglo XVIII. Durante sus últimos años, la reflexión religiosa se intensificó dando vida a una cantidad considerable de obras. Entonces, comentó las Epístolas de San Pablo y habló sobre los problemas de la actualidad religiosa en sus sacre conversazioni. También expuso la doctrina del beneficio de Cristo, que alcanzó gran popularidad en Italia e influyó en España, especialmente en el  beato Juan de Ávila y el dominico Fray Luis de Granada, y recogió sus propias exposiciones, escritas a estilo de dialogo junto con su discípula Giulia Gonzaga, en Alfabeto cristiano (1546).

 Otras obras suyas fueron Salterio, Ciento diez consideraciones divinas (1550), Comentario a los salmos y El Evangelio de San Mateo .

De Valdés falleció en Nápoles en 1541.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad