Síguenos en redes

Militar

Andrés Avelino Cáceres

Publicado

en

Biografía de Andrés Avelino Cáceres
Public Domain Dedication

Biografía de Andrés Avelino Cáceres

Andrés Avelino Cáceres (10 de noviembre de 1833 – 10 de octubre de 1923) presidente de la Republica de Perú (1886-1890 y 1894-1895). Nació en Ayacucho, Perú.  Su padre Domingo Cáceres Oré, un hacendado, y su madre Justa Dorregaray Cueva, hija del coronel español don Demetrio Dorregaray. Desde muy joven estuvo atraído por la milicia y el arte de la guerra, siendo así, decidió suspender sus estudios para incorporarse al ejército.

Su desarrollo militar fue tan bueno que el general Fermín del Castillo y Ramón Castilla, militar, político y presidente del Perú, en su papel de caudillo, le dio un cargo importante en la insurrección popular contra el gobierno de José Rufino Echenique, en la batalla de Palma se le nombró subteniente del Batallón Ayacucho. Esta insurrección culminó de manera exitosa, el 5 de enero de 1855, en la hacienda La Palma, los hombres de Castilla derrotan a los del presidente, saquean el Palacio de Gobierno, la casa del Presidente y la quinta de su esposa, Echenique parte al exilio.

Andrés Avelino Cáceres tenía gran lealtad hacia los caudillos de la revolución, por ello, en su papel de teniente graduado y efectivo defendió al régimen de Castilla de la revolución de Manuel Ignacio de Vivanco y estuvo en varios enfrentamientos: Yumina (1857), Bellavista (enero de 1858) y asalto de Arequipa (marzo de 1858). Fue ascendido a capitán, gracias a sus servicios y tuvo una fuerte participación en la campaña contra el Ecuador. En dicha campaña sale mal herido, siendo enviado estratégicamente a Francia como miembro de una delegación peruana, para ser tratado médicamente.

A su regreso, hizo pública su oposición al presidente Juan Antonio Pezet, por permitir la ocupación española de las islas de Chincha, concedida merced al Tratado Vivanco- Pareja. La independencia del Perú estaba tambaleando. Debido a sus críticas, fue arrestado y tras la liberación tuvo que exiliarse en Chile junto a otros oficiales, luego de un plan regresaron desembarcando en el puerto de Moliendo. Entonces, todos ellos, se aliaron con el proceso revolucionario restaurador, encabezado por Mariano Ignacio Prado. Durante la campaña, ascendió a sargento mayor efectivo y a teniente coronel graduado en 1865. Finalmente, Prado consigue ocupar la presidencia luego de derrotar al presidente Pezet.

Andrés Avelino Cáceres apoyó el combate naval del Dos de Mayo contra España en el Callao, siendo Prado el presidente, lideró aproximadamente 46 hombres y 30 voluntarios en el fuerte Ayacucho, desde donde venció dos fragatas españolas: Villa de Madrid y Berenguela. A pesar, de su gran actuación, las defensas peruanas, sufrieron un gran golpe en la torre de la Merced, la pérdida del Ministro de Guerra y Marina, don José Gálvez, por un explosivo.

Acaeció la guerra civil peruana, en Chiclayo, recibió el nombre de la revolución de José Balta. Este agricultor convencido de luchar por el honor de su país, organizó entonces la defensa de la ciudad y estableció su cuartel en el local del Colegio San José. Durante 26 días, los chiclayanos, apoyados por Cáceres, enfrentaron con éxito a las tropas del gobierno. Aunque, se encontraba ya cansado de la vida militar, decidió unirse como jefe del batallón Zepita para  derrotar la revolución de los hermanos Gutiérrez, que no reconocían la victoria de Manuel Pardo para asumir la presidencia de la República. Al mando del mismo batallón, siguió defendiendo el régimen, ahora desde el estallido de  la revolución iniciada en Moquegua por Nicolás de Piérola en la batalla del Alto de los Ángeles, que pudo ser fustigada.

Su genio militar logró que saliera victorioso de un par de guerras entre 1875 y 1883, tales como: asonadas durante la guerra con Chile; las batallas de San Francisco y las batallas de Tarapacá. En todas ellas su acertada y arriesgada intervención permitió la victoria peruana. Asimismo, participó en la batalla del Alto de la Alianza, lamentablemente el territorio defendido quedó en manos enemigas. Al llegar a Lima fue nombrado comandante general. Luchó en las batallas de San Juan y de Miradores, sin éxito, de lo que resultó la ocupación de la capital por tropas chilenas. Como reacción estableció su cuartel militar en Matucana el 26 de abril de 1881. Desde allí generó una incesante campaña de hostigamiento a las tropas chilenas. Retomando fuerzas, protagoniza con sus tropas la batalla de Pucará,  logró su primera gran victoria; los chilenos, entonces, huyen hacia la cordillera. Lamentablemente, esta serie de batallas comandadas por Cáceres no fueron suficientes. El 10 de julio de 1883 Prado fue fusilado por los enemigos, pero él no dejo de pensar que podrían ganar la guerra, aunque Miguel Iglesias decidió firmar el tratado de Ancón, que  formalmente finiquito la guerra del Pacífico.

Como consecuencia, decide oponerse al gobierno de Iglesias, explotó una cruenta guerra civil, desde el  interior y organizó sus fuerzas,  Andrés Avelino Cáceres relució sus dotes de estratega y mediante una maniobra militar conocida bautizada la “huaripampeada”, engañó a las fuerzas de Iglesias atrayéndolas hacia la sierra central, mientras él y sus fuerzas marchaban a Lima. Iglesias fue cercado en el Palacio de Gobierno; el apoyo a esta asonada fue general, por ende, Iglesias tuvo que abandonar el poder el 3 de diciembre de 1885. Su Consejo de Ministros se encargó de convocar a elecciones generales.

Con las elecciones Andrés Avelino Cáceres llega por primera vez a la presidencia de la República, puso en marcha  el proyecto de Reconstrucción Nacional. Durante su gobierno resolvió: La deuda de 51 millones de libras esterlinas con los acreedores ingleses,  con el agravante que el Perú se encontraba en bancarrota. Como solución se firmó el contrato Grace. Dicho acuerdo generó graves denuncias y protestas por parte de la sociedad peruana. De otro, se centró en la instrucción pública hubo, decretando una ley en 1888 y, en el  ámbito naval y militar, se adquirió la cañonera “Lima”, primera unidad de la nueva escuadra del Perú.

Al término de su mandato, Cáceres fue Ministro plenipotenciario en Inglaterra y Francia. liego, ocupa nuevamente la presidencia (1894-1895); sin mucho apoyo, por una fuerte presión militar de los civilistas y los demócratas, renunció. Siguió influyendo en la política, durante la República Aristocrática, como jefe del Partido Demócrata. La Asamblea Nacional, reconoció  su brillante conducción de la campaña de la Breña, confiriéndole el grado de mariscal del Perú, asignándole una renta anual.

Cuando murió, por causas naturales, el 10 de octubre de 1923, Perú estuvo de luto y se decretó una jornada de duelo nacional. Fue despedido por una multitud, también se encontraban sus hijas: Zoila y Aurora.  A quienes fue heredado los  valiosos testimonios de la guerra.

Biografía

John Burgoyne

Publicado

en

Biografía de John Burgoyne
John Burgoyne , vía picryl.com

Biografía de John Burgoyne

John Burgoyne (24 de febrero de 1722– 4 de agosto de 1792) fue un militar y dramaturgo británico, mayormente recordado por su derrota ante fuerzas estadounidenses en la campaña de Saratoga (1776-77), durante la Revolución de independencia de los Estados Unidos. Después de su rendición, regresó a Inglaterra y se retiró gradualmente de la atención del público.

Familia y educación

Burgoyne nació el 24 de febrero de 1722 en Park Prospect, Londres, hijo del oficial del ejército John Burgoyne y de Anna Maria Burneston, hija de Charles Burneston, un rico comerciante de Hackney. Desde los 10 años asistió a la prestigiosa Escuela de Westminster, al igual que muchos hijos de oficiales. Era atlético y extrovertido y en la escuela hizo numerosos amigos importantes,  como el militar Lord James Strange. Después de graduarse, en 1740 , se unió al ejército como corneta en el 13.° Regimiento de Dragones Ligeros.

Más tarde se fugó y casó con Charlotte Stanley, hija del Conde de Derby,  quien descontento con  la unión le dio una pequeña cantidad de dinero para despedir el matrimonio. Burgoyne ignoró los deseos del Conde y usó el dinero para comprar una capitanía en el 13º de Dragones. Pero, el dinero pronto se agotó y Burgoyne tuvo que vender la capitanía antes de partir a Francia en un exilio financiero. En Francia,  entabló amistad con Étienne-François, duque de Choiseul.

El nacimiento de su hija Charlotte Elizabeth en 1754, hablando al conde de Derby, lo  que le permitió regresar a Inglaterra en 1755. Desde entonces se convirtió en el favorito del conde y este impulsó su carrera. En 1756, el estallido de la Guerra de los Siete Años (1756-1763) le vio devuelta en el servicio, obteniendo una distinción. Más tarde fue elegido miembro de la Cámara de los Comunes, puesto que ocupó en 1761 y 1768.

Guerra de Independencia de los Estados Unidos

Enviado a Canadá en 1776, como general de división, Burgoyne inició una ofensiva en la que los ejércitos británicos del norte, sur y oeste se unirían en  Albany, Nueva York, para aislar Nueva Inglaterra de las otras colonias rebeldes. El 6 julio de 1777,  la fuerza de Burgoyne capturaba Fort Ticonderoga, Nueva York, sin embargo, después de llegar al Hudson sus tropas fueron combatidas hasta detenerse por un ejército mucho más grande comandado  por el general Philip Schuyler y luego por el general Horatio Gates. Las fuerzas estadounidenses superaban por mucho a sus tropas. Luego de agotarse la comida y las municiones y sin recibir ayuda de Sir William Howe ( quien decidió luchar en Pensilvania),  Burgoyne no tuvo más opción que rendirse en Saratoga en el mes de octubre.

Últimos años

Después de su rendición, regresó a Inglaterra junto a sus tropas, donde enfrentó severas críticas. Durante un breve período fue comandante en jefe en Irlanda(1782-1783), sin embargo cansado se retiró gradualmente de la vida pública. En sus últimos años escribió algunas obras de teatro, entre las cuales la más exitosa fue “La heredera” (1786).

Si no hubiera sido por su papel en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, Burgoyne probablemente sería sea recordado hoy en día como dramaturgo.

 Burgoyne falleció en Londres el 4 de junio de 1792.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Lino de Clemente

Publicado

en

Biografía de Lino de Clemente
Hermanos Thierry, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Lino de Clemente

Lino de Clemente y Palacios (23 de septiembre de 1767 -17 de junio de 1834). Militar y patriota venezolano. Activo en la insurrección de 1810, tuvo la gloria de firmar el Acta de la Independencia de 1811.  Acompañó a Bolívar en sus campañas y se casó con una de sus hermanas. Tras ser ascendido a Comandante General de la Escuadra de Operaciones, en 1826 fue nombrado Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina en el gobierno de la Gran Colombia.

Bio

Clemente nació en Petare, el 23 de septiembre de 1767, hijo del Coronel Manuel Felipe de Clemente y Francia y de María Petronila de Las Mercedes Palacios. Se educó en España, donde obtuvo el título de alférez en estudios de navío. Sirvió más de una década en la Armada española, de 1786 a 1798, desempeñando diferentes cargos. Estuvo a bordo de buques, fragatas y navíos como el Mercedes, el Palas, el Santa Rosa, el  Conde de Regla y los bergantines, Descubridor, Vigilante y Vivo.  Entre 1791 y 1973 cumplió comisión para revistar y evaluar escuelas náuticas del Reino.

Participó en el bloqueo del avance de los ingleses en el marco de la Guerra anglo-española, alcanzando el grado de teniente de fragata, título con el que se retiró en mayo de 1800.

Regreso a Venezuela

Al iniciarse el estallido independentista en Caracas, Clemente se incorporó de inmediato jugando un papel importante en la estructuración y consolidación de la nueva República. Fue elegido como representante de la Provincia de Caracas para el Congreso que se instaló en 1811, donde tuvo la gloria de firmar el Acta de la Independencia y la primera Constitución Política de la República de Venezuela.

Trayectoria militar y campañas junto a Bolívar

Convertido en Capitán de Navío, Francisco de Miranda le nombró Comandante General de los Cuerpos de Artillería y Marina, el 4 de mayo de 1810. Más tarde la Junta Suprema de Caracas lo designó Secretario de Guerra y Marina, mismo nombramiento con el que le distinguió Bolívar en 1813.

En 1814 pasó a formar parte del Ejército Libertador. Ese mismo año fue nombrado Inspector General del Cuerpo de Artillería y Marina. Junto al General Gregor MacGregor, en 1817 expulsó a los españoles del Fuerte San Carlos en la Isla de Amelia. En reconocimiento, El Libertador lo nombró Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Venezuela ante del Gobierno de Estados Unidos de América.

Un año más tarde, en 1819, fue nombrado Mayor General de la Marina Nacional. Como tal actuó en las provincias de Santa Marta y Cartagena para abril de 1821. Estando en Santa Marta organizó los buques habrían de sitiar Cartagena de Indias.

Nombrado Comandante en Jefe del Departamento del Zulia (1821),  por cinco meses combatió a las tropas realistas de El Pacificador Pablo Morillo. Destrozó en Carache a Francisco Tomás Morales y a Sebastián de la Calzada.

Últimos años

En 1825 se convirtió Comandante Militar de la provincia de Caracas, y luego, en abril del mismo año, fue Ministro de la Corte Marcial de la República. Para marzo de 1826,  se le nombró Secretario de Estado en el Despacho de Guerra y Marina del gobierno de la Gran Colombia. Bogotá. En noviembre de ese mismo año, fue ascendido a General de División y nuevamente designado Agente Extraordinario ante el gobierno británico.

En mayo del año siguiente, Clemente fue ascendido a General de Brigada.  Posteriormente,  estuvo a cargo de la Comandancia de Armas de la provincia de Caracas. En 1829 ocupó los cargos de Prefecto en Caracas y fue  Director General de Rentas en el Departamento de la Venezuela.

Muerte

En 1830 se retiró del servicio aquejado por la enfermedad. Por todas sus contribuciones, Clemente fue merecedor: de La Estrella de los Libertadores de Venezuela, el Busto del Libertador y el Escudo de Cundinamarca.

Clemente falleció el 17 de junio de 1834. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde 1961.

Continúa leyendo

Biografía

Juan Aldama

Publicado

en

Biografía de Juan Aldama
Dominio Público

Biografía de Juan Aldama

Juan José Marcos Gaspar Antonio de Aldama y González (3 de enero de 1774- 26 de junio de 1811) fue un patriota mexicano. Uno de los precursores de la Independencia de México. Miembro de una familia criolla, Aldama siguió la carrera militar y llegó a ser capitán de caballería del Regimiento de la Reina. Cansado de las injusticias y marginación, participó al igual que su hermano en el proceso de independencia de México junto a otros miembros de la aristocracia criolla. Tomó parte en la conspiración de Valladolid, las juntas secretas de Querétaro y  de San Miguel y en el levantamiento del cura Miguel Hidalgo. Murió como muchos otros insurgentes en la lucha.

Bio

Aldama nació en Allende, Guanajuato, en 1774, hijo de Domingo Aldama y María González. Fue hermano del también insurgente Ignacio Aldama. Al igual otros miembros de la aristocracia criolla gozó de una buena educación. Siguió la carrera militar sirviendo en el ejército español y llegó a ser capitán de caballería del Regimiento de la Reina.

Fue la injusticia del sistema mercantilista español, que entonces vetaba el comercio de México con cualquier otro país que no fuera España y la marginación a la que estaban sometidos los criollos, alejados de los altos cargos de la administración y el mando del ejército colonial, lo que lo convenció de la necesidad de rebelarse contra la metrópoli, un ideal que fue compartido por la mayor parte de los miembros de la aristocracia criolla en México.

Insurgente

En 1809 se adhirió junto a su hermano a la conspiración de Valladolid. Luego participó en las juntas secretas de Querétaro y de San Miguel (1810) y fue partidario del levantamiento del cura Miguel Hidalgo, que proclamó la independencia de México el 16 de septiembre de 1810. Aldama asumió  entonces la dirección militar de los sublevados, ascendido al grado teniente general. Participó en el asalto de Guanajuato y la batalla de Monte de la Cruces (30 de octubre de 1810).

Tras  las victorias iniciales, la revuelta mexicana pronto comenzó a debilitarse debido de la superioridad militar del ejército español. Los insurrectos, mal armados, poco entrenados y disciplinados, fueron derrotados por el ejército realista en la batalla de Aculco (7 de noviembre de 1810) y en Puente de Calderón (16 de enero de 1811).

Ante la imposibilidad de continuar con el avance en Ciudad de México,  Aldama se retiró al norte en busca de implementos de guerra, pero fue capturado por los españoles en Acatita de Baján, junto con otros insurgentes. Aldama, Hidalgo, Allende, Jiménez y otros jefes fueron enviados a la ciudad de Chihuahua, donde el tribunal militar español les acuso de traición.

Muerte

Sentenciado a muerte, Aldama fue fusilado el 26 de junio de 1811, en compaña de Ignacio Allende, Mariano Jiménez y Manuel Santa María.

Su cabeza fue enviada a la Alhóndiga de Granaditas, en  Guanajuato,  para ser exhibida colgada.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad