Andrea del Verrocchio

Verrocchio
Dominio Público

Biografía de Andrea del Verrocchio

Andrea del Verrocchio (1434 – 7 de octubre de 1488) escultor y pintor. Nació en Florencia. Sus padres: Gemma y Michele di Cione se dedicaron a la fabricación de azulejos y la recaudación de impuestos. Al tener tantos hermanos, Andrea tuvo que trabajar desde muy joven, así que, se desempeñó como orfebre en el taller de Giuliano Verrocchio, en este momento tomó su sobrenombre. Al poco tiempo trabajó como escultor con Donatello, y como pintor con Alesso Baldovinetti. Luego de obtener cierta experiencia emprendió la dirección de una academia de arte en Florencia que con el tiempo se convirtió en el principal centro de arte de la ciudad.

A esta academia llegaron personajes importantes como Leonardo da Vinci, Sandro Botticelli, Lorenzo di Credi y Peruggino. Afortunadamente el éxito de este centro de formación le dio la oportunidad de mantener a algunos de sus hermanos. También creó un taller de escultura en donde realizó múltiples encargos de pintura y orfebrería, y más tarde, a causa de la muerte de Donatello, se convirtió en el artista preferido de la familia Médicis.

Andrea del Verrocchio se formó como orfebre pero, cambió pronto de oficio para dedicarse de lleno a la escultura. En todo caso, se mostró pronto como un artista de extraordinaria versatilidad técnica, que evidentemente desarrolló gracias a la protección de los Médicis. Verocchio mantuvo una fuerte rivalidad con Antonio Pollaiuolo, por eso, durante varios años los obradores de los talleres de Pollaiuolo y Verocchio mantuvieron una rivalidad que fue fructífera para el crecimiento artístico de la Florencia del último tercio del siglo.

Su primera gran obra es la tumba de Juan y Pedro de Médicis en San Lorenzo (1472). Dicha obra representa gran sencillez, totalmente contraria a los modelos monumentales de sus antecesores, reservados para los miembros de las acaudaladas familias patricias, por su parte, Verocchio escogió como modelo los modestos sarcófagos sin figuras destinados a las gentes menos acaudaladas. La belleza de estas estructuras arquitectónicas la dieron los materiales sabiamente combinados que consiguieron bellos efectos ornamentales.

Por ejemplo, el cenotafio Forteguerri, comenzado en 1477 para la catedral de Pistoia. Es necesario mencionar que la obra escultórica estuvo influida por la tradición naturalista iniciada por Donatello. Aunque Verocchio estuvo muy interesado en la gracilidad y ligereza de la pose. Un ejemplo de ello es el monumento ecuestre de bronce ubicado en el Campo dei Santi Giovanni e Paolo en Venecia. Anteriormente ya había realizado una escultura en bronce llamada el David (1470-1472) y Amorcillo con un delfín (1476). Otras de sus principales cuadros son el Bautismo de Cristo (1470) y la Virgen con el niño.

Durante este periodo Verrocchio emprendió la ejecución de varias obras como David (1467), Cristo y santo Tomás (1467-1483), Tobías y el Ángel (1470-1480), El bautismo de Cristo, (1472-1475), Virgen con los santos Juan Bautista y Donato (1475-1483), Dama del ramillete (1478), Amorcillo con delfín (1478-1479). Y por último, Estatua ecuestre a Coleoni (1479-1488).

Existieron dos obras que son claro ejemplo de la influencia de Donatello: la primera es David, una escultura en bronce. Esta escultura expone a David como un joven héroe triunfante sobre el gigante Goliat. Su figura era muy común en las obra del Renacimiento, porque su figura fue considerada adecuada para encarnar los nuevos valores humanistas. Ahora bien, la segunda obra es la inmensa estatua broncínea de Bartolomeo Colleoni a caballo, esta quedo en manos de Alessandro Leopardi, porque la muerte de Verocchio interrumpió la finalización, en Venecia en 1496. Esta escultura presenta  una extraordinaria sensación de vitalidad y movimiento, en suma, fue catalogada como el principal monumento del Renacimiento italiano.

Su obra más extensa fue Cristo y Santo Tomás, también llamado Incredulidad de Santo Tomás. Tardo dieciocho años, desde 1465 hasta 1483. Esta obra fue un impresionante bronce lleno de contrastes, Verrocchio utilizó la técnica del claroscuro y las líneas oblicuas, que manejo con gran destreza. Esta obra es fiel ejemplo del objetivo del artista que fue adaptar los más célebres temas del maestro Donatello. Ahora bien, si hablamos del retrato en busto, Verocchio utilizó los planos de la figura para dar una significación nueva a partir de inusitados rasgos de carácter.

En el punto en donde su carrera estaba en auge, podemos ver que Verrocchio se preocupó por las gradaciones tonales del paisaje, en cuanto a sus preocupaciones pictóricas se relacionaron con el estudio de anatomías y a la ejecución mediante un dibujo duro e incisivo. En adición, Verocchio aportó algunas soluciones técnicas y consiguió nuevos efectos lumínicos procurando dar mayor relieve plástico a sus figuras. Las obras pictóricas más importantes del italiano son el Bautismo de Cristo (1475). Se dice que Leonardo da Vinci, que en ese momento era su discípulo terminó la obra al pintar las dos figuras infantiles; los cuerpos y ropajes de los protagonistas principales.

Más claro es el estilo de Verrocchio en la Virgen con San Juan Bautista y San Donato. Es un  delicado paisaje con figuras de espléndido modelado,  presenta una composición de una sencilla amplitud. En esta obra colaboró su alumno Lorenzo di Credi, podemos indicar que su labor fue dar a la pintura un fino modelado, que imita el brillo del bronce y acentúa el efecto de relieve.

Su influencia en Lorenzo, en otros discípulos como Botticelli, Perugino y Leonardo son el reflejo de la labor trascendental y la personalidad dinamizadora y aglutinante de Verrocchio en el arte del Renacimiento temprano. Lamentablemente su vida y obra culminó en el año de 1488 en la ciudad de Venecia.

To Top