Síguenos en redes

Artistas

Amalia Hernández Navarro

Publicado

en

Amalia Hernández Navarro
Foto: Rob Mieremet / Dominio Público

Biografía de Amalia Hernández Navarro

Amalia Hernández Navarro (19 de septiembre de 1917 – 5 de noviembre del 2000) bailarina, coreógrafa y embajadora de la cultura mexicana. Nació en Ciudad de México, México. Su padre, se desempeñó como político, su nombre fue Lamberto Hernández y su madre, Amalia Navarro, maestra de profesión. El matrimonio concibió cinco hijos. Amalia Hernández desarrolló una pasión por la música y el baile desde sus primeros años de vida. Como es sabido, en estos tiempos el acceso de la mujer a la educación era restringido, entonces su padre decidió asignarle un tutor privado desde los ocho años. También recibió clases particulares de importantes maestros de danza; construyó en su hogar un estudio. Sus maestros fueron Luis Felipe Obregón y Amado López aprendió danza mexicana; danza española con Encarnación López, ‘La Argentinita’, y ballet con la maestra francesa Nelsy Dambre y el ruso Hipólito Zybin.

Cuando llegó a la adolescencia ingresó en la Escuela Nacional de Danza dirigida por la importante Nellie Campobello, desde ese momento la joven supo que el baile seria su profesión. En ese momento ya era una diestra bailarina de danza clásica y moderna, Hernández se interesó por los bailes tradicionales de su país, cuando recibió su título como bailarina profesional empezó a consolidar la idea de convertir el folclore mexicano en un espectáculo teatral. Luego de un tiempo, y de diversos conflictos con Campobello decidió retirarse y recurrir a la escuela Waldeen von Falkenstein de la maestra Estrella Morales; pionera de la danza moderna mexicana.

Se inició un proceso que pretendía encontrar bailarinas para formar el Ballet de Bellas Artes. Amalia fue una de las seleccionadas, pero su familia la retiró del grupo. En esos meses contrajo matrimonio, cuestión que la alejo de la danza temporalmente. En 1947, se fundó el Instituto Nacional de Bellas Artes, que consideraba que el arte popular era una fuente viva de conocimiento y fundamental para comprender la cultura mexicana. La artista ingresó en 1948 al Instituto como profesora con el objetivo de impulsar la profesionalización de los bailarines en todas las ramas de la danza, y colaboró en la fundación del Ballet Nacional de México, dirigido por Guillermina Bravo.

En 1952 fundó el Ballet Folklórico de México. Empezó con apenas ocho bailarines, pero con el paso del tiempo el Ballet llegó a contener 300 bailarines en formación. En 1954 hicieron su primera gran actuación en televisión, con mucho esfuerzo Amalia logró que su grupo representativo tuviera presentaciones casi semanalmente y después representaron a México a nivel internacional. Por ejemplo, representaron a México en los Juegos Panamericanos de 1959 celebrados en Chicago. En la actualidad, la escuela que lleva su nombre tiene más de 300 alumnos.

En la década de los 60 el Ballet obtuvo el primer lugar en el Festival del Teatro de las Naciones. Años más tarde, en 1968, Amalia Hernández dirigió el Ballet de los Cinco Continentes y el Ballet de las Américas. Ambas nuevas compañías actuarían en la Olimpiada Cultural, gracias al éxito de estos bailarines siguieron actuando en foros mexicanos y extranjeros. Algunos años después integró la parte teatral al Ballet, con ayuda de su hermano, Agustín Hernández. Es necesario afirmar que el empeño de Amalia fue decisivo en el crecimiento de la danza tradicional mexicana.

Su aporte generó un desarrolló de un estilo completamente nuevo de la danza folklórica, ella combinó los bailes tradicionales con movimientos más coreografiados y estilizados propios de su entrenamiento formal. Hernández le dio un toque especial a los bailes populares de todas las regiones y de todas las épocas de México, logrando que la danza folklórica mexicana fuera reconocida internacionalmente. Amalia fue una de las principales promotoras de la creación del Grupo Experimental de Danza Moderna BFM, contribuyendo a la preservación, modificación y enseñanza de la danza ofreciendo conferencias, cursos y presentaciones. Fue muy importante su aporte en lo que hoy podemos apreciar de las danzas mexicanas.

Su esfuerzo fue reconocido en 1979 en el V Festival Hispano Mexicano de Música Contemporánea, en la presencia del entonces presidente de la república José López Portillo. Desde la década del 90 la coreógrafa y bailarina comenzó a sufrir varios problemas de salud. Lamentablemente la importante artista falleció el 5 de noviembre del 2000, en su ciudad natal. Su legado ha perdurado gracias a sus hijas y a su nieto Salvador López López quien dirige actualmente la compañía. Viviana Basanta y Norma López, hijas de Amalia se han dedicado a la dirección artística y administrativa del Ballet.

19 de septiembre del 2017, se celebró el 100° aniversario del nacimiento de Amalia Hernández, su figura ha sido destacada como una de las máximas representantes de la cultura mexicana en el mundo, además de ser considerada una de las primeras mujeres embajadoras de la cultura mexicana. Hernández fue un icono de la danza tradicional mexicana.

Artistas

Il Pisanello

Publicado

en

Biografía de Il Pisanello
Pisanello, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Il Pisanello

Antonio Pisano o  di Puccio Pisano, o también Antonio da Cereto (c.1395-1455), más conocido como Il Pisanello, fue un pintor y medallista italiano. Uno de los mejores exponentes de la pintura gótica internacional. Su obra se sitúa en un periodo de transición, compartiendo la influencia del arte gótico con la de las primeras formas renacentistas. Comenzó su carrera en Verona, influido por Stefano da Zevio. Más tarde colaboró con Gentile da Fabriano en los frescos para el Palacio Ducal y muerto el maestro ganó reputación terminando los frescos en San Juan de Letrán. Su fama en las cortes se debió más a sus medallas que a sus pinturas; entre ellas,  destacan, la medalla del emperador griego Juan VIII y la del rey Alfonso de Aragón.

Vida

La Virgen de la codorniz / Crédito: Paolo Villa, CC BY 4.0, via Wikimedia Commons

Pisanello nació entre 1380 y 1395 en Pisa o Verona. Es poco lo que sabe sobre sus primeros años, aunque sus primeros trabajos sugieren fue alumno de Stefano da Zevio, un artista veronés. Comenzó su carrera en Verona y llevó una vida bastante errante. Entre 1415 a 1420 colaboró, en Venecia,  con Gentile da Fabriano en los frescos para el Palacio Ducal. De da Fabriano aprendió su estilo delicado y detallado, así como su gusto por los materiales preciosos y bellas fábricas encontrado en obras posteriores.

Pintor cortesano

Estando al servició del joven Ludovico Gonzaga en Mantua para 1422, pronto comenzó a granjearse espacios en las cortes. Su reputación hizo que incluso se pelearan por tenerlo. Aunque tuvo varios señores, continuó al servició de los Gonzaga hasta los años 1440.Muerto Fabriano en 1427, se le encargo terminar los frescos dejados inacabados en San Juan de Letrán en Roma. Su fama no dejó de crecer a partir de entonces. Al igual que da Fabriano, Pisanello gozó de gran respeto y consideración.

Estuvo empleado en las cortes de Ferrara, Mantua, Milán y Verona y trabajó para el Rey de Nápoles, la familia Este y el Papa en el Vaticano. En Verona pintó sus más grandes obras, como La madona de la codorniz (h.1420), La Anunciación (142426) y La leyenda de San Jorge (1429-30). Como cortesano, en Mantua, Milán y Rimini, debió su fama más a sus medallas. Estas, con efigies de los príncipes de la época,  fueron un resultado de su estudio de los retratos numismáticos griegos y romanos.

Medalla Alfonso V de Aragón/ Crédito:Luis García, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Destacan,  sus medallas del emperador Juan VIII Paleólogo (1438), la medalla de matrimonio de Lionello d’Este (1444),  de Sigismondo Pandolfo Malatesta (1445), de Francesco Sforza y la medalla de Alfonso de Aragón (1448).

Pintor, medallista y eminente retratista, en sus últimos años abandonó el estilo sofisticado de su maestro, da Fabriano, para tomar como referencias a Masolino, Ghiberti y Paolo Uccello, lo que puede apreciarse en su cuadro de 1447 La Virgen con los Santos Antonio Abad y Jorge y en el ciclo de frescos con tema artúrico dejado en sala del palacio ducal de Mantua.

Falleció probablemente en Nápoles en el año 1455.

Continúa leyendo

Artistas

Piero di Cosimo

Publicado

en

Biografía de Piero di Cosimo
Piero di Cosimo, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Piero di Cosimo

Piero di Lorenzo (1462-1521), más conocido como Piero di Cosimo, fue un pintor cuatrocentista italiano. Influido fuertemente por Leonardo da Vinci y Signorelli, realizó composiciones extrañas, fuera de lo común, y de temática fantástica, como sus Prometeo, Centauros y lapitas. Fue también un destacado retratista y pintor religioso.

Vida

Madone

Piero nació en Florencia, Italia, de padre orfebre. Tomo el nombre de su maestro, Cosimo Roselli, con quien trabajó hasta 1481 en el fresco Sermón de la Montaña y también, posiblemente, colaboró en la realización del Cruce del Mar Rojo para la Capilla Sixtina del Vaticano. Allí vio los frescos de Sandro Botticelli y Domenico Ghirlandaio, cuyos estilos adopto como propios, especialmente en su Jason and Queen Hypsipyle with the Women of Lemnos (1499).

Sin ser miembro de ninguna escuela, Piero tomó prestadas las técnicas de diversos artistas para la creación de un estilo propio, un tanto peculiar y fantasioso.   Estuvo fuertemente influenciado por Da Vinci, Signorelli y Lippi. En su Visitación con San Nicolás y San Antonio Abad, es visible la influencia de la paleta de colores de Hugo van der Goes.

Ajeno a los ambientes oficiales, se mantuvo alejado del círculo de los Médici, por lo que, toda su producción dependió de los encargos de particulares.

La pintura mitológica

Las desgracias de Sileno (c.1500) / Crédito: Piero di Cosimo, Public domain, via Wikimedia Commons

La madurez de su estilo artístico se ejemplifico en sus pinturas mitológicas llenas de una fantasía romántica. Muchas de estas composiciones estaban basadas en el relato sobre la evolución humana de Vitruvio. Incluyo pues en sus obras humanos y animales con formas híbridas en celebraciones extrañas y de un gran desorden. Destacan en este respecto, sus obras Las desgracias de Sileno (c.1500) , Batalla de lapitas y centauros (c.1505), Vulcano y Eolo maestros de la humanidad( c.1500-1505) y El Descubrimiento de la miel por Baco (c. 1500-1505).

Otras obras suyas fueron  A Satyr Mourning over a Nymph (c. 1495), Incendio en el bosque (c.1505) y la Liberación de Andrómeda (c. 1510-13).

Piero pintó varios retratos, de los cuales el más conocido es su busto conmemorativo a Simonetta Vespucci (c. 1480),  amante de Giuliano de’ Medici. Retrato, asimismo, a Giuliano de Sangallo y  al padre Francesco Giamberti. Fiel a la estética cuatrocentista, fue sensible al realismo flamenco y en algunos de sus retablos llegó a mostrar un descarnado naturalismo.

Piero falleció en Florencia en 1521.

Continúa leyendo

Artistas

Bicci di Lorenzo

Publicado

en

Biografía de Bicci di Lorenzo
Sailko, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Bicci di Lorenzo

Bicci di Lorenzo (1373-1457)  fue un pintor y escultor italiano de la primera mitad del quattrocento. Perfecto seguidor del trecento, se formó en el taller paterno, que, con posterioridad, amplió y dirigió notablemente. Tuvo influencias de Gentile da Fabriano y Lorenzo Monaco. Una vez reconocido recibió importantes encargos de la familia Medici, incluyendo el ciclo de frescos de Hombres ilustres para el palacio de la familia. Fue iniciador del quattrocento y uno de los más prolíficos pintores del gótico internacional.

 

Vida

Nacido en Florencia, de padre pintor, Lorenzo comenzó estudios en el taller paterno. En sus inicios, especialmente en la pintura de su primera época, estuvo influenciado por Lorenzo Monaco y Gentile da Fabriano. Fue un buen seguidor del arte del trecento, aunque con el tiempo actualizó su estilo incluyendo motivos renacentistas propios de la primera mitad del quattrocento. Contrajo matrimonio en 1418. Más tarde, 1424, se inscribió en el gremio de pintores de Florencia.

Madonna col bambino / Crédito: Sailko, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Obra

Después de unos primeros trabajos -en gran medida frescos- realizados junto a su padre, recibió  algunos importantes encargos de los Medici, entre ellos, el ciclo de frescos de Hombres ilustres para el decorado del Palazzo Medici. También pintó al fresco un apostolado en la catedral de Florencia e hizo frescos de San Cosme y San Damián, con Domenico Veneziano, representando la dedicación de la iglesia San Egidio del hospital de Santa Maria Nuova. Posteriormente colaboró con Andrea del Castagno.

En 1445 comenzó los frescos para la iglesia de San Francisco en Arezzo, que, por motivos de salud, no llegó finalizar. Entre sus mejores obras caben mencionarse: la Virgen entronizada en la Galería Nacional de Parma, el tríptico con las Historias de San Nicolás ubicado en la catedral de Fiesole y la Natividad pintada para la iglesia de San Giovannino dei Cavalieri, en Florencia. En Florencia se encuentran también sus frescos de la capilla de la Compagnie en la iglesia de Santa Trinidad.

Sin duda uno de los  pintores más prolíficos de la primera mitad del siglo XV, Di Lorenzo falleció en Florencia en 1452. Su muerte no significó, el final de su taller, al quedar este en manos de su hijo el también pintor Neri di Bicci. Fue enterrado en la iglesia de Santa María del Carmine.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad